Guatemaltecos eran explotados laboralmente en Polonia: Esto reveló una investigación periodística local

Según la investigación, trabajadores guatemaltecos y de otras nacionalidades eran reclutados para ir a Polonia, donde eran explotados y maltratados.

Según la investigación revelada por medios polacos, los guatemaltecos captados eran llevados a fábricas y mataderos donde eran explotados. (Foto de referencia: Unsplash)
Según la investigación revelada por medios polacos, los guatemaltecos captados eran llevados a fábricas y mataderos donde eran explotados. (Foto de referencia: Unsplash)

Un reportaje de investigación publicado este viernes en la prensa polaca describe varios casos de explotación laboral a ciudadanos guatemaltecos en Polonia que se suman a denuncias similares de bielorrusos, ucranianos y asiáticos.

El reportaje, hecho en colaboración por el diario Gazeta Wyborcza y la cadena de televisión TVN, sigue el proceso que empleó la empresa de contratación polaca Easttrees, de Zielona Góra (oeste), para atraer a trabajadores de Guatemala a Polonia.

Según la investigación, esta empresa ofreció a empresarios polacos “trabajadores cualificados y sin complicaciones legales de América Latina“.

Una vez captadas en su país, estas personas firmaban un contrato con Easttrees, que a su vez les enviaba a centros de trabajo de Polonia occidental, como mataderos y fábricas.

Los testimonios recogidos en el reportaje muestran cómo, nada más llegar a sus centros de trabajo, sufrieron racismo, recibían peor trato que sus compañeros polacos y se les insultaba frecuentemente.

Además, se les forzaba a trabajar durante doce horas diarias seis días a la semana, lo que les dejaba “tan cansados que no podían más que trabajar, ducharse y dormir“.

Antonio, uno de los entrevistados cuya identidad completa se oculta, explica en el reportaje que no les permitían ir al baño durante el turno laboral y, “en vez de los 1 mil 500 dólares mensuales prometidos“, no les pagaron “ni 1 mil 500 eslotys (unos 330 euros)”.

Otro trabajador llamado Miguel, de nacionalidad mexicana, cuenta que, a pesar de que contrajo una hernia, su jefe le obligó a seguir yendo a trabajar “o a pagar 150 eslotys (unos 33 euros) diarios”, por lo que tuvo que volver a su país “lleno de deudas“.

Sandra, cuya nacionalidad no se desvela, cuenta que durante el único y breve descanso que les permitían en la jornada laboral debían permanecer en “un pasillo frío“, sin sitio para sentarse.

El reportaje concluye con la historia de uno de estos inmigrantes, quien, al volver a Guatemala, difundió su caso en la prensa de ese país y habría sido asesinado, supuestamente por mafias locales.

En el pasado se han desmantelado en Polonia redes de captación de trabajadores extranjeros, sobre todo bielorrusos, ucranianos y nepalíes, que terminaban explotando laboralmente y cargando de deudas ilegales a estas personas.