“La ganancia de la tragedia”, el rentable negocio de la crisis migratoria

Traficantes de personas, policías corruptos, cárceles privadas, aerolíneas y albergues, todos parecen sacar partido económico de la llegada de migrantes a la frontera de Estados Unidos y México, en la que incluso hasta el Gobierno de Donald Trump quiere cobrar una tasa a los solicitantes de asilo.

Migrantes centroamericanos descansan sobre vías de tren, el 3 de mayo de 2019, en su travesía por territorio mexicano para lograr el objetivo de llegar a la frontera con Estado Unidos, en Arriaga (México). (Foto Prensa Libre: EFE)
Migrantes centroamericanos descansan sobre vías de tren, el 3 de mayo de 2019, en su travesía por territorio mexicano para lograr el objetivo de llegar a la frontera con Estado Unidos, en Arriaga (México). (Foto Prensa Libre: EFE)

Una red completa de negocios privados y organizaciones obtienen ganancias millonarias de la crisis migratoria provocada por el gran flujo de migrantes centroamericanos que cruzan a diario la frontera sur del país.

Unos de los grandes beneficiados son sin duda las corporaciones que controlan los centros de detención en los que el Gobierno mantiene a miles de indocumentados mientras avanza su proceso migratorio o su deportación.

En el primer trimestre del año, Geo Group logró un beneficio de US$40 millones, por los 35 del mismo periodo de 2018, mientras que la otra gran empresa del sector, Corecivic, cerró el último trimestre del año pasado con unos beneficios de 41 millones.

Un negocio detrás del drama

“Es un sistema que busca encerrar a los inmigrantes y deportarlos, pero en ese proceso no les dan las condiciones básicas que debe de recibir un ser humano, solo quieren hacer mucho dinero, pero no aseguran que reciban el cuidado médico adecuado y el trato digno”, asegura a Efe Daniel Rodríguez, abogado migratorio.

Le puede interesar: El 39.2 por ciento de los guatemaltecos considera migrar a Estados Unidos

También sale beneficiado el sector del transporte, tanto las compañías que trasladan a los inmigrantes desde la frontera hasta los centros de detención como las aerolíneas a las que contratan para deportar a los inmigrantes.

Desde 2018, ICE tiene un acuerdo con la empresa Classic Air Charter (CAC), responsable de organizar la mayor parte de los vuelos de ICE Air a cambio de 646 millones de euros, según datos de la Oficina de Contabilidad del Congreso (GAO).

Después de cuatro años en los que el tren de carga llamado “la Bestia” no era utilizado como medio de transporte por los migrantes, nuevamente cientos de mujeres, hombres y niños han vuelto a tomarlo; los migrantes esperan día y noche la salida del convoy. (Foto Prensa Libre: EFE)

Piden transparencia

También reciben fondos públicos las iglesias y albergues que alojan temporalmente a los inmigrantes ahora que las autoridades migratorias no dan abasto y deben soltarlos para hacer espacio a los recién llegados.

“Hay una gran necesidad de transparencia en la contabilidad del dinero que reciben las iglesias y los albergues ¿Qué pasa con ese dinero? Me preocupa saber qué están ofreciendo con los fondos y que se explique su uso”, dice a Efe Roberto Reveles, fundador del grupo Somos América en Arizona.

El expresidente de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) en Arizona indica que “desgraciadamente se está sacando ganancia de la tragedia” tanto por parte del sistema gubernamental, las empresas privadas y los albergues.

Cecilia García, fundadora y directora ejecutiva de 100 Angel Foundation, organización que brinda ayuda médica en albergues y refugios, coincidió en este punto al decir que, debido a que las donaciones se van directamente a las iglesias, se ven muy limitados en la asistencia que ellos brindan a los inmigrantes.

Lea también: El niño guatemalteco que estuvo a punto de ser deportado desde EE. UU. sin su mamá

“Hemos atendido a casi 9,000 migrantes, trabajamos con 50 doctores, voluntarios, les damos asistencia médica y dental, nosotros gastamos un promedio de 10 dólares por persona, y a nosotros no nos llegan los fondos, todo se va a las iglesias y de las cuales no recibimos nada”, comenta.

Elizabeth Torres decidió retirarse después de diez años de voluntariado en albergues e iglesias al ver cómo “se están beneficiando” a costa de la crisis humanitaria que se vive en las fronteras.

“Muchas donaciones las hace la gente en efectivo y de forma anónima, y ese dinero no se reporta. Además, no solo reciben dinero, la gente dona comida y ropa, y todos los que ayudan son voluntarios, entonces a dónde se van las donaciones que en ocasiones son montos muy altos”, se pregunta.

Cobro por pedir asilo

A todo ello, hay que sumar que Trump ordenó recientemente impulsar nuevas normas para cobrar a los inmigrantes que quieran presentar peticiones de asilo en EE.UU. y también para solicitar permisos temporales de trabajo para el periodo durante el cual se resuelve el asilo.

“En pocas palabras, esta administración está forzando a las personas a pelear algo extremadamente difícil, (pues) rara vez obtendrán el asilo por la entrevista del miedo creíble, y solo perderán su dinero”, dice Rodríguez.

Además: Cobrar por tramitar asilo es un ataque a los migrantes y “parte de un sistema de crueldad”

“Nos dejan sin nada”

Otros que no pierden la ocasión de embolsarse un buen dinero son las empresas que ofrecen pagar las fianzas de los inmigrantes a cambio de usar un grillete electrónico que puede tener un costo mensual cercano a los 400 dólares.

Por todo ello, Torres quiere que ICE dé información en español a los inmigrantes sobre sus derechos y las instrucciones a seguir después de salir de los centros de detención.

“Y así tengan una idea de lo que pueden hacer por sí solos y estén conscientes de todo lo que tienen que pagar, como las fianzas, el grillete, los viajes, y lo peor es que casi no tienen posibilidad de ganar sus casos, únicamente están ‘haciendo su Navidad’ con ellos”, asegura.

El aumento de la vigilancia en la frontera sur de México no impide el flujo de migrantes, especialmente de Centroamérica, que han optado por viajar por rutas secundarias rumbo al norte en busca de su sueño americano. (Foto Prensa Libre: EFE)

 

Pero sus problemas comienzan antes de su llegada a EE.UU., pues a menudo deben pagar al que llaman “guía” una cantidad que no baja de los 5.000 dólares y se enfrentan además a policías corruptos.

Eduardo, un inmigrante de El Salvador que llegó a un albergue de Arizona, explica a Efe que en México hay policías que detienen los vehículos en los que viajan y “esculcan todo” para robar: “Nos dejan sin nada”.

Contenido relacionado:

> Compromiso Mejorado, el proyecto de ley en EE. UU. que destinará US$577 millones para atender causas de la migración
> El lugar desde donde migró la guatemalteca que se atrevió a denunciar los maltratos que recibió cuando trabajaba para Trump
> Situación en Tijuana se está saliendo de control por plan Permanezca en México

4

Carlisle Johnson Hace 2 meses

las ganancias, si es que hayan, van a los politicos y uniformados quienes comparten con los coyotes-de la misma loma.

Jose Martinez Hace 2 meses

Yo creo que al final es poco decente andar averiguando que se hace con el dinero que sirve para los procesos de migrantes. Los estados emisores de migrantes no dan un solo centavo. Son donativos y fondos federales. Esto es perder tiempo y no dar criterios sobre las causas de la migracion.

Alvaro Esquivel Hace 2 meses

También los medios de comunicación ganan con esta clase de noticias, especialmente Univisión con el terrorista de la información, Jorge Ramos.-

Javier Castejon Hace 2 meses

EMPEZANDO POR ELNARCOGOBIERNO DEL PAYASO MORALES, SIGUIENDO CON EL SENIL DE AMLO Y TERMINANDO CON UN MENTIROSO CORRUPTO COMO LO ES RONAL CHUMP, NINGUNO TIENE LA DECENCIA DE DEMOSTRAR TRANSPARENCIA, SINO TODOS SACAN PARTIDO DEL DOLOR Y LA DESESPERACION DE LOS MIGRANTES CENTROAMERICANOS DESPLAZADOS POR EL TRAFICO DE DROGAS HACIA LOS U.S.A. Y POR LAS MARAS QUE UTILIZAN LOS NARCOS COMO FUENTES DE ACARREO Y CUSTODIA DE LAS MISMAS TRABAJO QUE HACEN ESTAS BANDAS DE DELINCUENTES CON LOS DELINCUENTES DEL EJERCITO TRIDOR.