Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante, denuncia amenazas y pide protección

El padre Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante, denuncia amenazas por labor en favor de los migrantes que piden ayuda en esa institución.

Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante, denuncia amenzas. (Foto Prensa Libre: Noé Medina)
Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante, denuncia amenzas. (Foto Prensa Libre: Noé Medina)

El religioso dijo que han atendido a migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala que se dirigen hacia Estados Unidos.

Dijo que la institución trabaja para la defensa de la dignidad y los de derechos de estas personas, por su vulnerabilidad en su travesía.

Afirmó que a partir de las 17 horas del lunes 20 de enero comenzaron a recibir llamadas telefónicas en las que los amenazan, “muy serias, muy profundas”, externó.

Verzeletti dijo que las amenazas son contra él y personal que apoya a los que buscan llegar a Estados Unidos.

Agregó que las amenazas son intimidatorias y “ponen en riesgo la vida de su persona y el personal”, por lo que denunció en el Ministerio Público para que se investigue.

“La persona que llamó se declaró como una persona de la Dirección General de Migración y que sabía la ruta que uno estaba tomando”, afirmó.

Agregó que en la llamada afirmaron que un grupo se organiza para llegar a la sede y poner fin al trabajo humanitario que realizan en la ciudad de Guatemala.

Externó que la situación los tiene preocupados, por lo que pidieron que las autoridades le brinden medidas de protección porque el fin de ellos es ayudar a los marginados, que no son delincuentes ni criminales.

“Pedimos a la sociedad guatemalteca que vean el lado humano de las personas que migran”, argumentó.

Personal de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) indicaron que dan acompañamiento al caso porque estas amenazas menoscaban la dignidad y derechos de los migrantes, como las personas que trabajan en la institución.

Video | Migrantes hondureños duermen en la arena del Suchiate ante la mirada de la Guardia Nacional

Verzeletti recordó que en otras ocasionas también han recibido amenazas por lo que han tenido medidas cautelares promovidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y que en la PDH de Guatemala hay un expediente que se debe reactivar.

Señaló que las amenazas también son porque la Corte de Constitucionalidad revocó la política migratoria del expresidente Jimmy Morales. “Toda política migratoria debe respetar el código migratorio”, enfatizó.

Explicó que tienen sedes en Esquipulas, la capital, Petén y Tecún Umán y estarán bajo la lupa de parte de las personas que no quieren que se trabe en favor del migrante.

La Casa del Migrante también atiende a guatemaltecos deportados de Estados Unidos y en estos días la demanda ha aumentado por el paso de caravanas de centroamericanos.

Contenido relacionado

Migrantes hondureños llegan a Tecún Umán y advierten que pasarán en grupo hacia México

López Obrador ofrece cuatro mil empleos en México a la nueva caravana de migrantes que se aproxima

“Ahí se fue nuestro corazoncito”: los desgarradores testimonios de los migrantes que tuvieron que soltar a sus hijos en la frontera de EE. UU.

 

 

2

Eduardo Ros Hace 2 meses

Supongo que todo esto está relacionado con la nueva agenda anti inmigrante de los Estados Unidos y que presiona a otros estados a hacer una contención de los migrantes. La verdad es que los tiempos en que Estados Unidos era considerado el sueño americano, incluso para los americanos pobres de otros países de américa, se acabó. Donald trump tiene prejuicios enormes contra los centroamericanos pobres, por su color de piel y su condición de clase. Por otro lado respecto a la noticia, medidas cautelares para las personas que ayudan a los migrantes. El tema migrante es muy sensible en realidad por que la gran mayoría emigra para mejorar sus circunstancias y una minoría lo hace por aventura y sin ningún objetivo. Luego se hacen economías para pagar a un coyote sumas que francamente pagarian toda la carrera universitaria de dos hijos, y dineros que bien se podrían invertir en el país. En vez de eso se viaja a USA, se contrae un deuda que luego se paga, luego con las remesas que se envían de vuelta a guatemala se construyen casas de lujos que no les dan ninguna renta… tiene algo de absurdo.