México confirma que enviará seis mil efectivos a la frontera con Guatemala

Marcelo Ebrard, canciller mexicano, confirmó este jueves por la noche que unos seis mil efectivos serán desplegados en la frontera con Guatemala para detener el flujo migratorio, de acuerdo con una publicación de la cadena Televisa.

Ante la mirada aterrada de sus hijos, una migrante centroamericana es capturada por agentes mexicanos en Tapachula, México. (Foto Prensa Libre: EFE)
Ante la mirada aterrada de sus hijos, una migrante centroamericana es capturada por agentes mexicanos en Tapachula, México. (Foto Prensa Libre: EFE)

“En breves declaraciones a la prensa, el canciller confirmó la presencia de elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur de México para contener el avance de migrantes centroamericanos”, consigna la cadena mexicana.

El diario The Washington Post había desvelado este jueves que los gobiernos de México y EE. UU. están debatiendo las líneas generales de un acuerdo que haría que México incremente sus esfuerzos para frenar a los migrantes, al mismo tiempo que EE. UU. tendría mayor discrecionalidad para deportar a los centroamericanos que buscan asilo.

El Gobierno de México dice que hay “avances” en las negociaciones sobre inmigración y aranceles con EE. UU., pero la Casa Blanca considera que las propuestas mexicanas no son “suficientes” para evitar la imposición de aranceles a las importaciones de ese país.

En concreto, ese plan bajo negociación incluía el envío de seis mil efectivos mexicanos a la frontera con Guatemala.

El segundo día de negociaciones entre EE. UU. y México giró este jueves en torno a dos escenarios: el Departamento de Estado y la Casa Blanca, donde las dos delegaciones están manteniendo reuniones.

En declaraciones a la prensa, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, consideró este jueves que “México necesita hacer más” para acabar con lo que calificó de “crisis humanitaria” en la frontera, a donde llegan cientos de inmigrantes procedentes de Centroamérica tras haber pasado por territorio mexicano con destino a EE. UU.

“Nuestro mensaje al Gobierno mexicano es que ha llegado la hora de que México actúe de forma decidida para cooperar con EE. UU. y nos ayude a cumplir nuestras leyes, haciendo cumplir las suyas y asegurando las fronteras”, manifestó Pence, que el miércoles lideró las negociaciones con la delegación mexicana.

El líder de esa delegación, el canciller de México, Marcelo Ebrard, se reunió este jueves por la mañana con funcionarios del Departamento de Estado y, a la salida, dijo que hubo “avances”.

“Vamos a continuar las pláticas esta tarde, todavía no han concluido, pienso que estamos avanzando y en la tarde podría darles una visión más concreta de en qué punto nos encontramos”, declaró Ebrard, que estuvo acompañado de Alejandro Celorio, asesor legal del Ministerio de Exteriores de México.

Lea también: México bloquea cuentas bancarias de 26 coyotes ligados a caravanas de migrantes

El propio Celorio mantuvo reuniones con funcionarios estadounidenses en la Casa Blanca.

Después de ese encuentro, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, explicó que la postura de Washington “no ha cambiado” tras las últimas conversaciones con la delegación mexicana y que, por ahora, planean “seguir adelante con los aranceles”.

Por el momento, EE. UU. y de México han mantenido casi en secreto el contenido de las conversaciones, destinadas a alcanzar un acuerdo sobre inmigración que convenza al presidente estadounidense, Donald Trump, de no imponer aranceles del 5 % a todas las importaciones mexicanas a partir del próximo lunes.

Lo único que ha hecho público el Ejecutivo mexicano es su ofrecimiento para enviar seis mil efectivos de la Guardia Nacional a su frontera con Guatemala, puerta de entrada de los migrantes.

A última hora del jueves, Ebrard explicó que “la Guardia Nacional va a estar en el sureste del país, va a estar en todo el país, pero va a ser prioritario en el sur del país” y que así se lo ha planteado a al Ejecutivo estadounidense durante las reuniones que ha mantenido en Washington.

Los migrantes siguen llegando a México en caravanas. Tapachula. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Nosotros hemos informado al Gobierno de EE. UU. de que se formó en México la Guardia Nacional (…) y que la Guardia Nacional tiene la encomienda de cubrir las regiones, la coordinación de regiones que son frontera sur y les hemos explicado que son seis mil hombres, que van a estar ahí desplegados, eso es correcto”, dijo Ebrard.

La Guardia Nacional es un cuerpo de seguridad creado este año por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, compuesto por soldados, marines y policías, y encabezado por un militar en retiro.

Las fuentes consultadas por The Washington Post, que son un funcionario estadounidense y otro mexicano, recalcaron que todavía no se ha llegado a ningún acuerdo y que es posible que Trump, quien está de viaje en Europa y no aterrizará en Washington hasta el viernes por la tarde, lo rechace.

Al respecto, Ebrard indicó: “todavía no tenemos un acuerdo, hemos tenido versiones en diferentes medios de que ya tenemos un acuerdo. No tenemos un acuerdo todavía, la Administración ha presentado su punto de vista, nosotros los nuestros y bueno, así son las negociaciones”.

Además: Patrulla Fronteriza arresta a grupo de 134 migrantes centroamericanos y difunde video

El canciller mexicano explicó que este viernes volverá a mantener reuniones en el Departamento de Estado y “probablemente” se verá con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo.

Actualmente, Estados Unidos es el principal socio comercial de México, país que exportó entre enero y noviembre de 2018 a su vecino del norte productos por valor de US$328 mil millones, lo que representa casi el 80% de las exportaciones totales.

En su mayoría fueron bienes de consumo como alimentos y relacionados con el sector de la automoción, según datos del Gobierno mexicano.

Contenido relacionado

> Ministro Degenhart criminaliza las caravanas de migrantes hacia Estados Unidos

> Estados Unidos quiere ver reducciones amplias de inmigrantes desde México

> Continúan las muertes de migrantes en custodia de autoridades fronterizas de EE. UU.