Migrantes: sigue calvario de guatemaltecos en EE. UU. por tramitar documentos

Minex recortó Q11.9 millones a programa de atención consular, pero luego de readecuaciones hechas en junio, le devuelve Q3 millones.

Publicado el
Foto de archivo. Guatemaltecos acuden a los consulados a hacer trámites como la obtención de pasaportes y otros documentos de identificación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Foto de archivo. Guatemaltecos acuden a los consulados a hacer trámites como la obtención de pasaportes y otros documentos de identificación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los problemas de atención en los consulados de Guatemala en EE. UU., principalmente en Los Ángeles, California, están lejos de terminar. Los guatemaltecos siguen desesperados por logra una cita y tramitar documentos, sobre todo el pasaporte que es la identificación por excelencia para un extranjero en aquel país.

La pandemia y los protocolos necesarios de distanciamiento vino a complicar la atención, ya de por sí desbordada, en los consulados porque cada vez son más los guatemaltecos que migran a EE. UU. —casi 3 millones, según cálculos del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex)— mientras el servicio consular, sigue siendo el mismo, conformado por cerca de 300 trabajadores.

Los migrantes aseguran que el pasaporte es el documento de identificación más importante porque en ciertos estados es el único que se acepta para hacer trámites como la apertura de una cuenta bancaria o para inscribirse para el pago de impuestos, incluso si el interesado se encuentra en una situación migratoria irregular.

Esta identificación, incluso, sirve para presentarse ante la justicia a solventar algún problema legal o migratorio.

Durante la pandemia, en algunos consulados se utilizó la modalidad de hacer citas por medio de la página web; sin embargo, hay quejas de que al abrirse el periodo para agendarlas no se puede ingresar o se agotan muy pronto.

Un ejemplo ocurrió en Los Ángeles el pasado 24 de mayo, cuando el espacio para agendar las citas en la página web solo tardó abierto media hora y cientos, tal vez miles, se quedaron sin poder programarla.

Ejemplos

Al ejemplificar la urgencia de contar con pasaportes, Aroldo Ramírez, integrante de la organización Misión Guatemala-USA, dijo que en diciembre pasado una madre guatemalteca no podría retirar el cuerpo de uno de sus hijos que había fallecido en un hospital porque no tenía dicho documento y no fue sino hasta tres meses después cuando el consulado la atendió de emergencia, que ella pudo retirar el cuerpo.

Exterior del edificio que alberga el consulado de Guatemala en Los Ángeles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Asimismo, indicó que conoce de varios casos de guatemaltecos que han sido detenidos por no llevar licencia de manejo, ya que esta se solicita solo con el pasaporte.

Lea también: Embajador Popp dice que beneficiarios son el centro de nuevos proyectos de Estados Unidos

Al llegar frente a un juez, este les fija un plazo para presentarse ya con la licencia, pero como no ha podido tramitar su pasaporte tampoco puede obtener el permiso de manejo. Entonces opta por no acudir a la audiencia judicial lo que significa que si vuelve a ser detenido sin licencia de conducir puede ir a prisión, por reincidencia, y eventualmente ser deportado.

Agregó que a quienes más les urge es a quienes no cuentan con un estatus migratorio regular porque los que sí lo tienen, pueden utilizar para trámites oficiales el pasaporte estadounidense —si tienen la ciudadanía— o la tarjeta verde —si son residentes permanentes—.

Anamaría Tejada, quien durante más de 20 años ha trabajado en casos de defensa migratoria, indicó que los documentos son requeridos también por personas que tienen pendiente un caso de asilo y son citados a cortes con inmigración.

Indicó que actualmente lleva el caso de un joven que recién cumplió la mayoría de edad y que tuvo que excusarse ante la corte porque no pudo tramitar su pasaporte en el consulado de Los Ángeles. El juez le dio cuatro meses de prórroga, pero Tejada teme que no será suficiente para obtener su documento. Las citas se están dando desde 6 meses hasta un año de plazo.

Asimismo, cuenta que las citas se agotan muy pronto, y sospecha que es por cuestiones de corrupción. Aseguró que la última vez que intentó agendar una para su cliente estuvieron cinco minutos antes de que abrieran el portal y en cinco minutos ya se habían agotado cinco mil citas, sin que pudiera programar una.

Migrantes guatemaltecos hacen trámites en el Consulado de Los Ángeles, California. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Algo así solo puede ocurrir porque jaquean los sistemas para acapararlas citas y luego venderlas, se lamenta Tejada. “Eso es corrupción. Da coraje y frustración. Es imposible encontrar citas, es una verdadera vergüenza cómo se han portado algunos consulados con los migrantes”, subrayó.

Lea también: Los tres temas que plantea la ley de Libertad de Religión, Creencia, Culto y Conciencia

En varios consulados

Las quejas de la lentitud para atender los servicios se dan prácticamente en todos los consulados que están en EE. UU., dice Roland Gramajo, uno de los portavoces de la comunidad guatemalteca en Houston, Texas, y que tiene contactos con organizaciones de migrantes de todo el país.

En Texas, el pasaporte es indispensable para comprar un vehículo, abrir una cuenta bancaria y registrarse para pagar impuestos, entre otros trámites, por lo cual asegura, no entiende porque la insistencia de las autoridades guatemaltecas de no corregir el funcionamiento de los consulados que viene desde hace años.

“Todos han seguido un patrón que es no ayudar a la comunidad migrante. Ellos saben que nosotros no podemos dejar de enviar remesas a Guatemala, pero no hay voluntad de ninguno de ayudarnos”, dice Gramajo.

Coincide en que la documentación también es esencial para presentarse ante una corte migratoria, por lo cual “no es justo” que se tenga que esperar un año para obtener una cita y obtener el pasaporte, porque las líneas están ocupadas o porque no sirve el sistema electrónico de citas.

En Guatemala también hay una gran demanda de pasaportes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El problema es a nivel de Gobierno que no fortalece a los consulados, coinciden los líderes migrantes, puesto que algunos cónsules hacen su mejor esfuerzo por ayudar a la comunidad, pero sin personal ni recursos suficientes es muy difícil.

Lea también: El 40% de las contrataciones públicas ha sido en procesos poco competitivos

Más personal, menos recursos

Los migrantes claman porque el Minex aumente el personal que trabaja en los consulados y aseguran que el colapso al que llegó la sede de Los Ángeles nunca se había vivido. Solo en esa ciudad se calcula que vive un millón de guatemaltecos del millón y medio establecido en California.

Pero contar con más sedes o más trabajadores es algo que no se ve próximo, si se toma en cuenta las limitaciones presupuestarias del programa de servicios consulares y atención al migrante del Minex, que en el primer cuatrimestre del año sufrió un recorte de Q11.9 millones.

Posteriormente se le reintegraron Q3.8 millones. El viceministro Eduardo Hernández, aseguró que en septiembre se les devolverían la totalidad de lo recortado.

La oficina de Comunicación del Minex explicó que se encuentran en un proceso de renovar el equipo; además, para paliar la situación, en el último cuatrimestre del año retomarán los consulados móviles.

“Conocemos las necesidades y trabajamos para solventar el tiempo que llevan los procesos burocráticos”, respondió el Minex.

El Instituto Guatemalteco de Migración no ha podido adjudicar dos licitaciones para la compra de cartillas este año, lo que hace temer que exista desabastecimiento. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Estamos en proceso para solventar los inconvenientes que la población migrante afronta; sin embargo, los servicios se siguen ofreciendo con la mayor disponibilidad, respetando los aforos impuestos por las autoridades locales”, agregó.

Lea también: Préstamos se han usado solo el 5% y la explicación de tan baja ejecución

Los consulados móviles se implementarán cuando tengan el equipo nuevo y cuenten con suficientes cartillas.

Al respecto, el Instituto Guatemalteco de Migración aseguró que está abastecido para cubrir la demanda a nivel nacional y en el exterior, a pesar de los inconvenientes que ha enfrentado en los procesos de licitación para la compra de más, y que incluso dentro de Guatemala las citas también se extienden hasta seis meses después.