“Quería ahorrar dinero para construirle una casa a su hijo”: Guatemalteco muere en Nueva York tras ser atacado con una tabla

Esvin Vásquez era un migrante guatemalteco que trabajaba en Nueva York para enviarle dinero a su familia, pero murió en un ataque que las autoridades investigan.

El medio Daily News divulgó un video en el que se observa el ataque que sufrió el guatemalteco Esvin Vásquez, quien murió en Nueva York. (Foto Prensa Libre: Captura de video compartido por Daily News)
El medio Daily News divulgó un video en el que se observa el ataque que sufrió el guatemalteco Esvin Vásquez, quien murió en Nueva York. (Foto Prensa Libre: Captura de video compartido por Daily News)

La Policía de Nueva York investiga las circunstancias en que murió un migrante guatemalteco que fue golpeado en la cabeza con un pedazo de madera, en medio de una discusión de dos grupos de hombres en un puesto de gasolina.

Esvin Vásquez, de 23 años, se dirigía a su casa el domingo último, tras finalizar su jornada de trabajo en una mueblería y se detuvo a comprar gasolina en el condado de Queens, de acuerdo con el canal 2 de la cadena CBS.

Indica además que según una empleada de la gasolinera, uno de los hombres del grupo que discutía agarró un pedazo de madera, al parecer de una construcción cercana, y golpeó a Vásquez en la cabeza por razones que aún se desconocen.

“Había dos grupos allí, alrededor de 10, 12 personas. Vi a un hombre golpearle, tal vez dos veces”, indicó Emdee Shaika al canal.

De acuerdo con la policía, los indicios apuntan a que puede ser un caso de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado.

El guatemalteco, que tiene a su esposa y un hijo de un año en su país, vivía cerca de la gasolinera y había llegado a Nueva York hace año y medio, según familiares.

La policía no ha dicho cuántas personas está buscando en relación con este caso y ha pedido la ayuda del público que pueda aportar información.

Brian Vásquez, hermano de Esvin, habló con medios locales respecto al caso.

Mi familia y yo estábamos arriba en el apartamento cuando un vecino llamó a nuestra puerta y nos dijo lo que estaba pasando”, dijo Vásquez, de 32 años.

“Mi hermano solo estuvo aquí en Nueva York por poco tiempo. Quería ahorrar suficiente dinero para construir una casa en Guatemala para su hijo Sammy y su esposa Sofía”, dijo Bryan Vasquez.

“Cuando hablé con su esposa, ella estaba en estado de shock. Ni siquiera podía hablar”, agregó.

Él era todo lo que tenía. No tenía muchos amigos y no era violento ni agresivo”, aseguró.

.