Récord histórico de migrantes capturados en la frontera sur: 107 mil en nueve meses

La mayoría de los guatemaltecos detenidos han sido deportados a México bajo el Título 42, norma que EE. UU. implementó para evitar la expansión de la pandemia del covid-19.

Publicado el
Agentes de la Patrulla Fronteriza arrestan a un grupo de migrantes en un área semi desértica de Nuevo México. (Foto Prensa Libre: AFP)
Agentes de la Patrulla Fronteriza arrestan a un grupo de migrantes en un área semi desértica de Nuevo México. (Foto Prensa Libre: AFP)

El 2021 se ha convertido en el año en que más guatemaltecos han sido detenidos en la frontera sur de EE. UU. en la historia, según datos de la Patrulla de Control de Fronteras de ese país (CBP, en inglés).

En el presente año fiscal de EE. UU., que empezó en octubre del 2020 y terminará el 30 de septiembre próximo, la CBP reporta que 107 mil 37 guatemaltecos adultos que viajaban solos habían sido detenidos hasta el 30 de junio pasado, sin contar las unidades familiares o los menores de edad no acompañados.

A diferencia de los niños que llegan sin compañía y las familias, la enorme mayoría de los adultos que llegan solos intentan ingresar a EE. UU. sin ser detectados.

De 2018 a 2020 el número de detenciones de estos guatemaltecos en la frontea sur fue de 122 mil 504, lo que quiere decir que esa cifra se superará a término del actual año fiscal, puesto que aún están pendiente de contabilizarse julio, agosto y septiembre.

Aparte de los adultos solos, 41 mil 515 unidades familiares y 36 mil 540 menores no acompañados llegaron a la frontera sur y se entregaron a la CBP en busca de asilo.

Deportaciones y juicios

Una gran cantidad de los adultos solos que llegan a EE. UU. y son detenidos no son deportados a sus países de origen, a la luz de las estadísticas. Datos del Instituto Guatemalteco de Migración, de octubre pasado hasta el 31 de julio, dicen que solo seis mil 193 connacionales fueron deportados desde aquel país.

El resto fue devuelto a México bajo el Título 42, ley implementada por la administración del expresidente Donald Trump a raíz de la pandemia.

Aunque el Gobierno de Joe Biden derogó el programa Quédate en México, mediante el cual se devolvía a este país a solicitantes de asilo, se ha resistido a derogar el Título 42, pese a la petición de distintos grupos humanitarios.

Lea también: Graduandos en tiempos de pandemia temen no conseguir empleo por escasa preparación

Estas organizaciones de derechos humanos señalan que, al ser devueltos a México, los migrantes se enfrentan a múltiples peligros, desde asaltos, secuestros y extorsiones, los cuales se les dificulta enfrentar por su condición migratoria irregular.

Migrantes guatemaltecos están viajando cada vez más a EE. UU. (Foto Prensa Libre: AFP)

Sin embargo, muchos indocumentados que son retornados a las ciudades mexicanas de la frontera con EE. UU. al cabo de cierto tiempo optan por cruzar de nuevo la frontera. De hecho, es conocido que el pago que los migrantes hacen a los coyotes incluye hasta tres intentos por entrar a la Unión Americana.

Para contrarrestar esta medida, las autoridades estadounidenses anunciaron este viernes 6 de agosto que pondrán en marcha una nueva política mediante la cual a aquella persona que sea detenida y que ya haya intentado ingresar previamente a EE. UU. será “enjuiciada”.

“Para reducir la reincidencia de entrada ilegal, cualquier adulto soltero que sea aprendido y haya sido deportado previamente bajo el Título 8 será referido a un enjuiciamiento”, dijo Manuel Padilla, jefe de la Dirección de Operaciones de la CBP, en una conferencia telefónica.

Lea también: Estudio regional confirma que Guatemala falla en la lucha contra la corrupción

Aunque no mencionó que estos migrantes serán encarcelados, Padilla recalcó que serán “enjuiciados”. No dijo cuando cobraría vigor esta nueva política.

El funcionario estadounidense aseguró que los agentes fronterizos respetan los derechos humanos, y que cada caso que llega a la frontera es examinado de acuerdo con las leyes de EE. UU. pero que “si una persona o unidad familiar no tiene base legal para quedarse serán retornadas a sus países”.

No solo adultos solos, también familias y niños no acompañados han llegado a la frontera sur de EE. UU. (Foto Prensa Libre: AFP)

Seguirá deportación de familias

Padilla también dijo que continuarán con la expulsión de unidades familiares a sus países de origen amparados en la deportación acelerada que se incluye en el Título 8 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de EE. UU., si por algún motivo no pueden ser devueltas a México bajo el Título 42.

“El departamento de Seguridad Nacional continuará procesando personas de acuerdo con la ley estadounidense. Quienes no reúnan los requisitos serán retornadas rápidamente a sus países de origen”, advirtió.

Lea también ¿Por qué nos debe importar que no haya más embarazos en niñas y adolescentes?

Padilla indicó que los vuelos de deportación acelerada comenzaron el pasado 30 de julio y hasta el momento han tenido lugar tres con destino a El Salvador Guatemala y Honduras. En el presente año fiscal han sido detenidas 41 mil 515 unidades familiares guatemaltecas.

“Vamos a continuar con estos vuelos, en esta semana y por supuesto de aquí en adelante, esa es la intención”, remarcó el jefe de la CBP.

Adultos solos detenidos pro al Patrulla Fronteriza. (Foto Prensa Libre: AFP)

Lea también: ¿Por qué no se juzga en Guatemala a los extraditables que reclama Estados Unidos?

El país debe sentir miedo

El abogado Pedro Pablo Solares analista en temas de migración considera que la situación es “grave” pues los protagonistas de este “exponencial” éxodo es la población joven, y en la medida que más jóvenes experimenten el éxito de la migración irregular, más lo intentarán.

Solares dijo que “el país debiera sentir miedo de ser cada vez más dependiente de una actividad económica que es considerada ilegal en el país donde se origina”, y en ese sentido citó datos de la Encuesta de Migración y Remesas del 2016, según la cual, en ese año, 6.2 millones de guatemaltecos residentes en el país eran beneficiario de las remesas, cuando estas llegaban a US$7 mil millones.

Este año, se estima que los ingresos por estas divisas podrían alcanzar los Q14 mil 750 millones.

El analista refirió que el aumento de migración en 2021 puede obedecer a la “acumulación” que hubo en el 2020 por todas las restricciones que representó la pandemia, así como la desmotivación que había por la escasez de trabajo en EE. UU. y las alarmantes noticias sobre los contagios.

“Sin embargo, también ha incidido el deterioro en la economía de la clase trabajadora guatemalteca, la incertidumbre a partir de la pandemia, y la falta de certeza de las siembras en el área rural”, subrayó.