Triunfo de Biden podría ocasionar alza de engaños para migrar de forma irregular

Progresivamente las detenciones de guatemaltecos en la frontera sur de EE. UU. aumentan, un síntoma de que la migración va al alza.

Migrantes son detenidos al recién cruzar la frontera entre México y EE. UU. por la Patrulla Fronteriza. (Foto: CBP)
Migrantes son detenidos al recién cruzar la frontera entre México y EE. UU. por la Patrulla Fronteriza. (Foto: CBP)

El cambio de un gobierno en EE. UU. siempre ha sido motivo para generar expectativas entre los guatemaltecos ansiosos por migrar a ese país, lo cual es aprovechado por las redes de coyotaje para engañar a muchos migrantes a quienes los llenan de falsas esperanzas.

“Ahora con Biden allá sí se va a poner buena la cosa”, afirma un vendedor ambulante de productos lácteos en un mercado cantonal. Su ingenuo optimismo es la gasolina que necesitan los coyotes para convencer a más gente de que se animen a viajar de forma irregular.

Este comerciante no tiene idea de todo lo que ha ocurrido en EE. UU. en estos últimos cuatro años en materia migratoria, ni de todas las disposiciones legales que la administración que está por salir ha impulsado, lo único que sabe es que el presidente Donald Trump “no quiere a los migrantes” y que el mandatario electo Joe Biden, sí.

Por esa razón, y al argumentar que cada vez su venta le deja menos ganancias y sus deudas crecen, está considerando la posibilidad de viajar de manera irregular.

Por años, las redes de tráfico de personas han encontrado en las áreas rurales del país el caldo de cultivo perfecto para vender el “sueño americano” a agricultores pobres, sin trabajo y con familias numerosas.

Ahora, a raíz de la pandemia del covid-19 ese caldo se ha cultivado más y como consecuencia de las graves secuelas económicas que ha dejado, el “mercado” para traficar personas hacia EE. UU. se ha ampliado no solo en las áreas rurales, sino también a las ciudades.

Más han migrado

Aunque durante los meses que tardaron las restricciones por la pandemia la migración bajó, paulatinamente ha comenzado a subir. La Patrulla Fronteriza de EE. UU. reportó en septiembre pasado un aumento sensible de las detenciones de migrantes que cruzaron sin autorización la frontera.

Un grupo de migrantes detenidos al ingresar de forma irregular en Laredo, Texas. (Foto: CBP)

Aunque ese mes se había convertido en el récord del 2020 y en el septiembre con más detenciones en 12 años, octubre lo superó por mucho. Tan solo de guatemaltecos las detenciones aumentaron, 27% la de menores no acompañados, 52% de unidades familiares y 55% las de adultos solos.

En las redes sociales abundan los anuncios en los que invitan a hacer viajes seguros a EE. UU. para pagarse en cuotas y sin adelantos. Ofrecen hasta tres oportunidades para para cruzar la frontera y ahora hasta traslados en condiciones seguras por el covid-19.

“Viaje de forma segura y con entrada garantizada, en México viajamos en avión de forma legal. Seis días de viaje a cualquier estado, solo caminamos 15 minutos en todo el viaje”, dice uno de los anuncios en Facebook.

Pero todo eso es parte de un engaño. El Ministerio de Relaciones exteriores está consciente de esta situación razón por la cual afirmó que seguirá “produciendo campañas en contra de la migración irregular, las cuales se transmiten de manera constante a través de la red consular y diplomática”.

“Es de suma preocupación que los traficantes de personas puedan utilizar cualquier medida para continuar desinformando y engañando a los guatemaltecos para que migren de manera irregular, poniendo en riesgo su integridad y su patrimonio”, añadió la entidad por medio de su oficina de Comunicación.

Coyuntura es aprovechada

El abogado Pedro Pablo Solares, analista en temas migratorios, expuso que “en las comunidades rurales abundan las especulaciones a raíz de los cambios en la política estadounidense y el impacto que pueden tener en las restricciones fronterizas”.

Estos cambios, en el pasado han acelerado la migración, añade Solares. Sin embargo, esto no es exclusivo de cuando el candidato que gana se supone que impulsará políticas migratorias menos duras.

El experto recuerda como la victoria de Trump hace cuatro años fue aprovechada para motivar la migración irregular bajo el pretexto de que era la última oportunidad para viajar antes de que él tomara posesión del cargo.

En otras palabras, quienes están interesados en impulsar la migración tratarán de aprovechar cualquier hecho de la coyuntura.

“En estas especulaciones participan las redes de coyotaje que fijan el precio y las condiciones, de conformidad con las dificultades que se esperan del viaje irregular. Estas redes conocen la necesidad de emigrar de las comunidades. Especialmente en este año, después de los desastres naturales”, apunta Solares.

Fernando Castro, consultor en temas migratorios, coincidió en que los cambios de gobierno son aprovechados por los coyotes para engañar a las personas.

En este caso, se ha hablado que el gobierno de Joe Biden podría impulsar una reforma migratoria en favor de unos 11 millones de indocumentados y flexibilizar los procedimientos de asilo, fuertemente restringidos bajo la administración Trump.

(Foto de archivo) El flujo de familias y menores no acompañados y familias migrantes comienza a elevarse en la frontera sur de EE. UU. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Pero Castro recuerda que los cambios no van a ocurrir de la noche a la mañana, puesto que por lo menos se requiere de la emisión de órdenes ejecutiva del presidente y en algunos casos el aval del Congreso y el Senado; además, enfatiza en que los cambios no significarán desde ningún punto de vista que entrar a EE. UU. será fácil.

La situación puede tornarse “altamente peligrosa” para la gente, opinó Castro, puesto que, si la demanda de viajar a EE. UU. aumenta, también lo harán los precios. Además, en muchas ocasiones, recordó, los coyotes dejan abandonados a su suerte a los migrantes en México o en zonas inhóspitas de los desiertos de Sonora o Arizona con lo cual su vida se ve en riesgo.

¿Qué deben hacer los gobiernos?  

Aunque debido a las condiciones de pobreza agravadas por la pandemia es poco lo que puede hacerse para detener el éxodo migrante, los analistas coinciden en que el adecuado flujo de la información puede ser crucial.

“Será muy importante que la administración del presidente Biden tome en cuenta esto. En especial que tenga el cuidado necesario para evitar que cualquier cambio que haga en las regulaciones migratorias sea malinterpretado y se dé una escalada mayor por desinformación”, subrayó Solares.

Por su parte, Castro señala que el Gobierno de Guatemala debe desplegar una fuerte campaña de información para evitar que más guatemaltecos sean engañados, la cual debe trasladar el mensaje de que el cambio de gobierno en EE. UU. no será el equivalente a un ingreso fácil al país.