Beatriz Zepeda: Fuerzas armadas se han beneficiado

Nicolás Maduro se mantiene en la presidencia gracias al apoyo del ejército, el cual es su aliado a cambio de beneficios, dice internacionalista mexicana.

Prensa Libre entrevisto a Beatriz Zepeda quien habló acerca de la situación en Venezuela. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Prensa Libre entrevisto a Beatriz Zepeda quien habló acerca de la situación en Venezuela. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La decisión de España, Francia, Alemania y Reino Unido de dar un ultimátum de ocho días al mandatario venezolano Nicolás Maduro para convocar a elecciones y, si no lo hace, reconocerán al líder parlamentario opositor Juan Guaidó como presidente interino, viene a poner más presión al país sudamericano, y lo obliga a buscar una solución negociada.

Para Beatriz Zepeda, internacionalista y profesora e investigadora del Centro Geo de Ciudad de México, la mejor solución para que Venezuela salga de esta crisis es una transición pactada que permitiera un gobierno que llamara a elecciones para elegir un presidente democrático y de unidad nacional.

Zepeda estudió Relaciones Internacionales y fue directora de la la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Ecuador y Guatemala.

¿Cuál es su análisis de la crisis que vive Venezuela?

Es una situación que llama mucho la atención, porque hay dos personas que reclaman el poder.

Por un lado, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente, y, por el otro, Nicolás Maduro, quien acaba de tomar posesión para un nuevo mandato, después de unas elecciones muy controvertidas, criticadas e impugnadas, tanto a lo interno del país como por la comunidad internacional, por la falta de garantías básicas democráticas. Parte de lo anterior es que no se permitió el ingreso de observadores internacionales, por lo que hay serias dudas respecto del respaldo que pueda tener en este segundo mandato.

Guaidó, quien es presidente de la opositora Asamblea Nacional, aseguró que Maduro es un usurpador, por las condiciones dudosas en que se dieron las elecciones. Desde la perspectiva de la oposición, Maduro no cuenta con respaldo, algo que se puede observar con la cantidad de personas que han salido a las calles a protestar en el país.

¿El apoyo que el ejército le ha expresado a Maduro podría sostenerlo en el poder y prolongar la crisis?

No se puede prever un desenlace; puede haber distintos. Es importante tomar en cuenta que comenzaron a involucrarse otros países, no solo de la región, sino también del mundo, entre ellos España, Francia y Alemania.

Llama la atención que minutos después de que Guaidó se proclamó presidente interino, el miércoles pasado, Estados Unidos lo reconoció automáticamente, lo cual invita a pensar que pudo ser una acción concertada y que definitivamente la oposición cuenta con el apoyo de EE. UU., lo que también se puede ver con las declaraciones que están dando Donald Trump y Mike Pompeo, secretario de Estado.

Protestas a favor y en contra acerca de los sucesos en Venezuela. (Foto Prensa Libre: AFP)

Entonces, está claro que el gobierno estadounidense está apoyando a Guaidó y no lo han dicho abiertamente, pero no se descarta una intervención militar, aunque esto lo veo remoto y espero, por el bien de la región y del pueblo venezolano, no suceda.

Como contraparte están los gobiernos de China, Rusia y Turquía, que también ya ratificaron su apoyo al gobierno de Maduro, lo cual puede poner a América Latina en el centro de la lucha entre dos polos de la política internacional bajo la perspectiva, aunque muy distinta, de lo que fue la Guerra Fría.

¿Cree que Trump y otros países de América se apresuraron en pronunciarse a favor de Guaidó?

No lo sé con certeza. Me parece que, probablemente, vieron un momento propicio, y no sé exactamente las interioridades que los hayan llevado a pronunciarse, pero lo que me queda claro es que el apoyo de Estados Unidos estaba allí, desde antes.

Beatriz Zepeda Rivera, estudió Relaciones Internacionales en El Colegio de México. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

¿El apoyo del ejército a Maduro es fundamental para que continúe en el Gobierno?

Este es el tema definitorio. Me parece que lo que ocurra con el ejército en los próximos días es lo que va a definir esa situación. En las fuerzas armadas han dado su apoyo a Maduro, y en ese contexto lo que podría ocurrir como alternativa, y que sería horroroso, es una guerra civil, en el caso de que la oposición tuviera la posibilidad de armarse. Ahí es donde habría que ver dónde está Estados Unidos.

Este escenario sería el más desalentador, más dramático y que menos ayudaría a un cambio que permita que Venezuela regrese a la vida democrática y que supere esta crisis humanitaria que vive por la situación económica en que se encuentra.

En ese contexto, Guaidó ya habló de una amnistía a las fuerzas armadas, de su rol en una nueva Venezuela democrática, y que ninguno va a ser penalizado por haber apoyado a Maduro. El líder de la oposición, entonces, está haciendo un esfuerzo por ganar el apoyo de los militares, por lo que vamos a ver cuál es el resultado de eso.

Hay que tomar en cuenta que las fuerzas armadas tampoco son monolíticas. Ya ha habido disidencias que se han manifestado en diferentes complots que se han ido descubriendo, y por eso muchos efectivos han sido detenidos por conspirar contra el régimen.

Lee además: Localizado el niño que cayó en un pozo en España

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que las fuerzas armadas se han beneficiado mucho con el poder, pues tienen acceso a recursos que les ha permitido beneficiarse. Dan su apoyo, por ejemplo, a cambio de contratos importantes que les permite mantenerse en una posición muy distinta a la del pueblo venezolano.

¿O sea que Maduro se mantiene por los privilegios a militares?

Son sus principales aliados al interior de Venezuela. No hay un gobierno en ningún lado del mundo que pueda mantenerse sin el apoyo de las fuerzas armadas, y el problema en este país es que se están disputando la legitimidad del presidente, y la pregunta es ¿de qué lado, finalmente, se van a inclinar?

¿El desenlace depende de la unidad de los militares?

Hay varios escenarios. El que me parece más dramático y que es poco factible es que haya una escisión al interior de las fuerzas armadas y se genere un conflicto interno, con lo cual estaríamos hablando de una guerra civil, y creo que eso nadie lo quiere y todo el mundo debería evitarlo.

Otra posibilidad es que fructifiquen los esfuerzos que están haciendo algunos países como México y Uruguay y la Unión Europea —entre ellos España, Alemania y Francia—, quienes están llamando al diálogo y que este se convierta en una agenda muy clara para pactar un gobierno de transición y luego se lleven a cabo nuevas elecciones, lo cual daría al nuevo presidente una legitimidad que ni Guaidó ni Maduro tienen ahora.

El primero no tiene legalidad y el segundo adolece de legitimidad, por lo que una transición pactada sería el escenario que a todo mundo beneficiaría y sería lo deseable. Con esto, la presión internacional cumpliría finalmente su cometido.

Otro escenario es como el que se registró en el 2017, cuando hubo protestas y manifestaciones callejeras y comenzó la represión; entonces, sin que haya una guerra civil, porque no habría dos bandos armados, se registraría una represión brutal de parte del régimen hacia la oposición.Con represión, ¿Maduro se consolidaría como gobernante y su imagen internacional aumentaría?

No creo que logre mantenerse en el cargo así. Lo que él buscaría es tratar de mantenerse en el gobierno y luego para acallar la revuelta popular y bajar el nivel de intensidad de las manifestaciones y convocar a elecciones, porque si recurre a la represión desataría una ola de repudio internacional que, de todas maneras, haría muy difícil a Maduro mantenerse en el poder y, de hecho, terminaría con cualquier posibilidad de negociar una solución pacífica.

¿En qué plan quedarían los países, como Guatemala, que expresaron su apoyo a Guaidó, si el mandatario se mantiene?

Si se mantiene en el poder, sin recurrir a la represión, porque este sería otro escenario, me parece que a estos países no les quedaría otro remedio que romper relaciones o por lo menos retirar embajadores, porque desde el momento en que no están reconociendo al gobierno actual de Venezuela, no tienen otra alternativa.

Si uno ve la configuración de estos 16 países de la Organización de Estados Americano (OEA) que se pronunciaron, se da cuenta de que son regímenes conservadores de derecha y su gestión fue generar presión internacional para tratar de acelerar la posible dimisión del mandatario venezolano.

¿Cuál podría ser la repercusión de este problema hacia Centroamérica?

Son muy distintos los escenarios que se podrían dar. Sin embargo, creo que el mejor para todo el mundo es que se llegara a una salida negociada, donde Madura dimitiera, hubiera un gobierno de transición que llamara a elecciones democráticas para instaurar un nuevo gobierno que contara con legitimidad y fuera un gobierno de unidad nacional que permitiera reunificar esa sociedad que está tan polarizada.

Ahora, si hay un aumento de la represión, se podría pensar en un escenario tremendo donde se involucrarían potencias extranjeras, como EE. UU. que, por ejemplo, armaría a la oposición y habría una confrontación bélica.

Esta situación traería mucha inestabilidad en la región, porque generaría mayores flujos de emigración venezolana. La ola migratoria de venezolanos hacia los países vecinos podría aumentar y desbordarse a Centroamérica.

La principal presión se ejercería hacia Colombia, Brasil y Ecuador para aceptar refugiados, y en estos países ya se han registrado brotes de xenofobia en contra de los que están buscando refugio.

Zepeda haa desempeñado labores de docencia en el área de relaciones internacionales en Birkbeck College, London School of Economics. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

¿Qué tanto podría incidir la crisis en los precios de los combustibles?

Creo que un poco, porque ahora Venezuela, prácticamente, tiene detenida su producción debido al embargo. Esta situación ha dificultado a este país mantener su sistema de extracción de petróleo, aunque, de todas maneras, estamos hablando de una de las potencias petroleras. Entonces, si el conflicto se alarga y, sobre todo, si derivara en un enfrentamiento bélico o guerra civil, sin duda afectaría los precios del petróleo.

¿Qué repercusiones podría tener sobre Centroamérica, especialmente Nicaragua y Guatemala, donde se mantiene un ambiente ideologizado?

Creo que este tema está asolando no solo a Centroamérica, sino al mundo. Veo un ascenso del populismo, de los grupos políticos de orientación de derecha y extrema derecha, quienes están polarizando las sociedades. Está claro que este es uno de los principales problemas que se están registrando en Europa y en Estados Unidos, y lo que están haciendo es socavar las instituciones democráticas. Entonces, habría que seguir buscando acuerdos y gobiernos de consenso y no irse por los extremos, y buscar un proyecto nacional que no excluya a los grandes sectores de la población porque eso es lo que conduce a la polarización y a la ruptura de los mecanismos democráticos.

¿Y específicamente en Guatemala y Nicaragua?

De momento no lo veo como algo que tenga impacto inmediato, porque son fenómenos distintos. Las imágenes de Maduro y Hugo Chávez han estado aquí desde hace décadas, y no veo que haya habido un impacto importante; no obstante, es más posible en Nicaragua, porque allí es un fenómeno distinto.

  • En breve

Beatriz Zepeda Rivera (Ciudad de México, 1969). Estudió Relaciones Internacionales en El Colegio de México.

En 1994 cursó una maestría en Relaciones Internacionales y en el 2002 el doctorado (PhD) en Etnicidad y Nacionalismo por la London School of Economics (Londres, Inglaterra).

Exdirectora de Flacso-Guatemala.

Ha desempeñado labores de docencia en el área de relaciones internacionales en Birkbeck College, London School of Economics, Universidad San Francisco de Quito y Flacso-Ecuador.

Sus áreas de investigación son nacionalismo, historia diplomática, la relación entre opinión pública y política exterior y la negociación internacional.

Contenido relacionado

>España, Francia y Alemania dan ocho días de plazo a Maduro antes de reconocer a Guaidó

>Juan Guaidó se proclama presidente de Venezuela: ¿es un golpe de Estado tal y como denuncia el gobierno de Nicolás Maduro?

>¿Qué pasa si EE. UU. desobedece la orden de Maduro y su personal diplomático se niega a abandonar Venezuela?

2

Herbert Garcia Hace 4 meses

La verdad no imitamos a la honrosa patria de Bolívar¡ nosotros nos inclinamos ante el patron de la libertad y la democracia¡ muy interesante el reportaje muy imparcial muy servil extraño que no hable del embargo de no poder comprar medicinas alimentos no poder vender el petroleo¡ pero ni modo en Guatemala estamos igual desinformados bombardeados con mentiras¡

Roberto Ximenej Hace 4 meses

Y los milicos Chapines con su payaso son una burda imitación de Venezuela