Piden modificar Ley de Presupuesto para pagar deuda

Alcaldes temen no lograr ejecutar al cien por ciento las obras de este año y que se queden como arrastre para el 2017. Porpondrán al Congreso una reforma de ley para pagar la deuda.

Publicado el
El presidente Jimmy Morales dirige la reunión de Conadur, donde participan entidades estatales y no gubernamentales. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
El presidente Jimmy Morales dirige la reunión de Conadur, donde participan entidades estatales y no gubernamentales. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Los ediles pedirán al organismo Legislativo con apoyo del Gobierno, una modificación a la Ley de Presupuesto, para que el dinero que se destina a la inversión física no sea dirigido al fondo común a finales de año.
La propuesta es que de no completar la ejecución de proyectos, los fondos se queden en un apartida específica y les permitan tenerlos para concluir las obras, de esa forma evitar que el otro año se conviertan en arrastre y dejen de lado las nuevas.
La iniciativa surgió en la reunión del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural (Conadur), integrado por el Ejecutivo, Municipalidades, entidades estatales y sociedad civil. La inquietud fue planteada por los alcaldes al presidente Jimmy Morales, coordinador del Conadur.
Enrique Arredondo, alcalde de Nueva Santa Rosa, y representante de Jalapa, Jutiapa y Santa Rosa, le expuso al mandatario y al Miguel  Ángel Moir, titular de la Secretaria de Planificación y Programación de la Presidencia, la necesidad de mantener los recursos y evitar que se repogramen para el año siguiente.
“Hay unos 80 proyectos sin firma de convenio que podrían perderse y quedar para 2017. Otro problema que nos detiene es que en algunos ya hay ejecución física para poder desembolsar o están concluidos para liquidar, pero los supervisores no han llegado a verificar y se mantienen en ejecución”, indicó Arredondo.
La modificación tendría que hacerse antes del 15 de diciembre, para que en el último desembolso del año puedan colocarlo en una partida distinta y le queden los fondos a los Consejo Departamentales de Desarrollo.
De acuerdo con el secretario de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, Jorge Arreaga, hasta la fecha registran un 40 por ciento de del presupuesto de inversión, es decir unos Q809 millones de los Q2 mil 101 millones en total.
De ese presupuesto, Q700 millones corresponden a proyectos de arrastre del 2015, que fueron programados este año y que pretenden que no se acumulen para 2017 y eviten que haya obras nuevas.
Según las autoridades el 90 por ciento de la planificación contiene proyectos de agua y saneamiento, prioridad para el Gobierno.https://twitter.com/hpocasangre_pl/status/774277557562683392

Los ediles pedirán al organismo Legislativo con apoyo del Gobierno, una modificación a la Ley de Presupuesto, para que el dinero que se destina a la inversión física no sea dirigido al fondo común a finales de año.
La propuesta es que de no completar la ejecución de proyectos, los fondos se queden en un apartida específica y les permitan tenerlos para concluir las obras, de esa forma evitar que el otro año se conviertan en arrastre y dejen de lado las nuevas.
La iniciativa surgió en la reunión del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural (Conadur), integrado por el Ejecutivo, Municipalidades, entidades estatales y sociedad civil. La inquietud fue planteada por los alcaldes al presidente Jimmy Morales, coordinador del Conadur.
Enrique Arredondo, alcalde de Nueva Santa Rosa, y representante de Jalapa, Jutiapa y Santa Rosa, le expuso al mandatario y al Miguel  Ángel Moir, titular de la Secretaria de Planificación y Programación de la Presidencia, la necesidad de mantener los recursos y evitar que se repogramen para el año siguiente.
“Hay unos 80 proyectos sin firma de convenio que podrían perderse y quedar para 2017. Otro problema que nos detiene es que en algunos ya hay ejecución física para poder desembolsar o están concluidos para liquidar, pero los supervisores no han llegado a verificar y se mantienen en ejecución”, indicó Arredondo.
La modificación tendría que hacerse antes del 15 de diciembre, para que en el último desembolso del año puedan colocarlo en una partida distinta y le queden los fondos a los Consejo Departamentales de Desarrollo.
De acuerdo con el secretario de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, Jorge Arreaga, hasta la fecha registran un 40 por ciento de del presupuesto de inversión, es decir unos Q809 millones de los Q2 mil 101 millones en total.
De ese presupuesto, Q700 millones corresponden a proyectos de arrastre del 2015, que fueron programados este año y que pretenden que no se acumulen para 2017 y eviten que haya obras nuevas.
Según las autoridades el 90 por ciento de la planificación contiene proyectos de agua y saneamiento, prioridad para el Gobierno.https://twitter.com/hpocasangre_pl/status/774277557562683392

Los ediles pedirán al organismo Legislativo con apoyo del Gobierno, una modificación a la Ley de Presupuesto, para que el dinero que se destina a la inversión física no sea dirigido al fondo común a finales de año.
La propuesta es que de no completar la ejecución de proyectos, los fondos se queden en un apartida específica y les permitan tenerlos para concluir las obras, de esa forma evitar que el otro año se conviertan en arrastre y dejen de lado las nuevas.
La iniciativa surgió en la reunión del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural (Conadur), integrado por el Ejecutivo, Municipalidades, entidades estatales y sociedad civil. La inquietud fue planteada por los alcaldes al presidente Jimmy Morales, coordinador del Conadur.
Enrique Arredondo, alcalde de Nueva Santa Rosa, y representante de Jalapa, Jutiapa y Santa Rosa, le expuso al mandatario y al Miguel  Ángel Moir, titular de la Secretaria de Planificación y Programación de la Presidencia, la necesidad de mantener los recursos y evitar que se repogramen para el año siguiente.
“Hay unos 80 proyectos sin firma de convenio que podrían perderse y quedar para 2017. Otro problema que nos detiene es que en algunos ya hay ejecución física para poder desembolsar o están concluidos para liquidar, pero los supervisores no han llegado a verificar y se mantienen en ejecución”, indicó Arredondo.
La modificación tendría que hacerse antes del 15 de diciembre, para que en el último desembolso del año puedan colocarlo en una partida distinta y le queden los fondos a los Consejo Departamentales de Desarrollo.
De acuerdo con el secretario de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, Jorge Arreaga, hasta la fecha registran un 40 por ciento de del presupuesto de inversión, es decir unos Q809 millones de los Q2 mil 101 millones en total.
De ese presupuesto, Q700 millones corresponden a proyectos de arrastre del 2015, que fueron programados este año y que pretenden que no se acumulen para 2017 y eviten que haya obras nuevas.
Según las autoridades el 90 por ciento de la planificación contiene proyectos de agua y saneamiento, prioridad para el Gobierno.https://twitter.com/hpocasangre_pl/status/774277557562683392