Congreso aprueba estado de Calamidad en 10 departamentos por depresión tropical Eta

Decreto 30-2020 regirá por 30 días en una decena de departamentos más afectados del país.

Una aplanadora oficialista aprobó el presupuesto 2021 en una sola jornada. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Una aplanadora oficialista aprobó el presupuesto 2021 en una sola jornada. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Congreso ratificó mediante urgencia nacional el estado de Calamidad Pública en 10 departamentos afectados por la depresión tropical Eta.

El decreto fue aprobado, con enmiendas, con 118 votos a favor en los departamentos de Petén, Quiché, Alta Verapaz, Izabal, Chiquimula, Zacapa, Jutiapa, El Progreso, Santa Rosa y Huehuetenango.

En una sesión que se extendió por más de 11 horas, los diputados de diferentes bancadas expresaron que el Ejecutivo debe ser transparentar el gasto y atender no solo la emergencia sino también la reconstrucción de comunidades, cultivos e infraestructura dañada por la depresión tropical.

Dentro de los discursos hubo una polémica entre Evelyn Morataya, del partido Bien, y José Luis Galindo, del partido Valor. Ella cuestionó que el presidente Alejandro Giammattei ha gobernado solo a través de estados de Calamidad, pero no ha sabido ejecutar los fondos y no ha fortalecido las instituciones del Estado. Galindo le increpó que fue esposa del expresidente Alfonso Portillo (2000-2004), a lo que ella respondió que debe ser evaluada mediante el voto por sus propios actos o no a través de actitudes “misóginas y machistas” sobre algo que ella no hizo.

El decreto otorga fondos para restaurar los sitios turísticos dañados por Eta, así como para el Registro Nacional de las Personas para que puedan atender gratuitamente a los afectados.

También dota de fondos al Ministerio de Agricultura y favorece las contrataciones del Estado durante la emergencia.

Se aprobaron normas de transparencia y exonera del pago de impuestos a las diferentes donaciones.

Los intentos del oficialismo por la compra de una aeronave para la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) con los Q122 millones incautados en Antigua Guatemala fue uno de los temas más controversiales.

No tuvieron eco propuestas como utilizar un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo para remozar escuelas, un apoyo monetario a las familias afectadas de Q1 mil por la tormenta y la opción de pagar el servicio de electricidad o telefonía por medio de un convenio de pagos a 12 meses.

Varios congresistas propusieron, sin éxito, que se entregara ayuda directamente como un bono para los trabajadores, principalmente en cultivos de banano y de palma africana en los municipios afectados por la tormenta Eta, ya que no están afiliados al Seguro Social y carecen de un contrato laboral.

La sesión en el Congreso continuará este miércoles a las 14 horas.