Congreso da marcha atrás y anuncia que seguirá utilizando Guatenóminas para registro de empleados

En medio de señalamientos por querer ocultar la nómina de empleados, la Junta Directiva del Congreso decidió seguir utilizando el sistema Guatenóminas.

Publicado el
La alianza oficialista logró la aprobación de Q3 mil millones para infraestructura, pero el dinero podría ser despilfarrado, opinan analistas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La alianza oficialista logró la aprobación de Q3 mil millones para infraestructura, pero el dinero podría ser despilfarrado, opinan analistas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En medio de señalamientos y con la sombra de las plazas fantasma por encima, la Junta Directiva del Congreso de la República decidió este miércoles 9 de febrero dar marcha atrás con su intensión de ocultar la nómina de empleados del Legislativo al pretender dejar por un lado el uso del sistema Guatenóminas.

La propuesta de dejar de utilizar Guatenominas fue planteada mediante un acta por la anterior Junta Directiva del Congreso, presidida por Allan Rodríguez, acciones que, para algunos, son un claro retroceso en la fiscalización y transparencia.

De hecho, varios sectores sociales anticipaban una batalla legal en contra del Congreso por sus intenciones de ocultar la nómina de empleados, pues en ocasiones anteriores han surgido casos de plazas fantasma que, incluso, varios exdiputados han ido a prisión.

Sin embargo, este miércoles, Shirley Rivera, presidenta de la Junta Directiva del Legislativo, comunicó que determinaron que el sistema Guatenóminas se seguirá utilizando.

“Se instruyó para que el Ministerio de Finanzas Públicas haciendo una consulta a la Contraloría de Cuentas no dijeron si debemos o no estar en el sistema Guatenóminas y quiero decirles que la conclusión a la que llegamos en Junta Directiva es que (…) no hay porque tenerle miedo a tener este sistema de Guatenóminas”, dijo a los diputados Rivera desde su curul en el Congreso.

“Se procedió a solicitar al Ministerio de Finanzas a que nombre personal técnico y profesional para migrar del sistema actual a Guatenóminas”, agregó Rivera.

Durante la jornada de este miércoles en el Congreso se vivieron momentos tensos entre algunos diputados; por ejemplo, hubo una discusión entre los parlamentarios Mario Taracena y el expresidente del Congreso, Allan Rodríguez, artífice de la intención de excluir el uso de Guatenóminas.

Por momentos, diputados oficialista acuerparon a Rodríguez, mientras otros le recriminan por la decisión de salirse de Guatenóminas.

Detalles

Luego de una acalorada discusión entre los expresidentes del Congreso, Mario Taracena y Allan Rodríguez, la actual presidenta Shirley Rivera dejó la mesa directiva y llegó hasta su antigua curul y tomó la palabra. Señaló que pidió al Ministerio de Finanzas que se nombre al personal capacitado para llevar a cabo el traslado de información de Delta (plataforma del Congreso) a Guatenóminas, con lo cual se revierte la solicitud que hizo Rodríguez para ya no pertenecer al sistema de transparencia.

Durante una hora, aproximadamente, los parlamentarios discutieron sobre la propuesta de un punto resolutivo planteado por la jefa de la bancada Semilla, Ligia Hernández. Luego se sumaron otros bloques legislativos, quienes respaldaron el planteamiento.

Sin embargo, los ánimos se elevaron cuando tomó la palabra el expresidente del Congreso, Mario Taracena, quien advertía en reiteradas ocasiones “no aprendemos”, refiriéndose a que hay varios expresidentes del Organismo Legislativo que se encuentran aun dilucidando su situación legal por casos de presuntas plazas fantasma.

“No se puede retroceder en esto, ¿cuál es la intención? Esconder plazas, eso es”, expuso Taracena, señalando que el Ministerio de Finanzas les envió una carta en la que les señala que no tienen información de las plazas 029 que no se reportaron el año pasado en el Congreso.

“No aprendimos la lección, no entendimos que se van presos. Es lo más horrible, aunque sea tu enemigo, cuando se llevan a un diputado se estruja el corazón y se siente horrible”, dijo Taracena.

Posteriormente acuerpado el expresidente del Congreso, Allan Rodríguez, fue rodeado por diputados del oficialismo, mientras el diputado Aldo Dávila le cuestiona.

Rodríguez aseguró que el Congreso nunca ha estado en Guatenóminas en su totalidad, a la vez que señalaba que la oposición “se quedó sin argumentos”. También expuso los argumentos técnicos por los cuales se envió la solicitud.

Posteriormente tomó la palabra Rivera quien luego del anunció incluso fue aplaudida por diputados del oficialismo, y algunos de oposición. Posteriormente Rivera dejó la curul y regresó a la mesa directiva.

También lea: Congreso pide salirse de Guatenóminas y no compartir información de contrataciones
 

Organizaciones sociales y entidades de fiscalización analizaban accionar legalmente contra el Congreso si la intención de ocultar la nómina de empleados continuaba, puesto que no solamente podría reñir con prácticas administrativas sino hasta con principios constitucionales, según la organización Acción Ciudadana (AC), quien ve una clara violación al artículo 30 de la Constitución, que estipula que todos los actos administrativos de las entidades de Estado deben de ser públicos.

Plazas fantasma

El Congreso de la República no es una entidad con credibilidad, los procesos judiciales contra algunos exdiputados como Gudy Rivera y Pedro Muhadi, por plazas fantasma son un claro ejemplo de ello, según la lectura de María del Carmen Pelaez, investigadora de la organización Diálogos.

También lea: Se anticipa batalla legal en contra del Congreso por querer ocultar su nómina de empleados
 

“Preocupa sobre todo por varios casos donde el Gobierno, específicamente el Congreso se ha visto envuelto de señalamientos de plaza fantasma y otro tipo de casos que han llegado a faces judiciales avanzadas en las que se ha visto que existe esta lógica de usar la institución como un botín y no como una herramienta de servicio a la población”, dijo la experta en transparencia.