La Cámara de Comercio de Guatemala (CCG) se separa del Cacif y explica por qué

Desde el pasado 1 de febrero la CCG se separó del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) luego de haber realizado su asamblea nacional.

Publicado el
Edificio de la Cámara de Comercio de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Edificio de la Cámara de Comercio de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Jorge Briz, presidente de la CCG, explicó que esta es una resolución de la asamblea general, que emitió el mandato de suspender la afiliación con el Cacif y una de las razones fundamentales es fortalecer a la entidad comercial y continuar representando a los agremiados de todo el país.

“Además, seguir luchando con nuestros principios, que son la defensa de la propiedad privada, la libre competencia y la defensa de todas las libertades que se documentan en la Constitución de la República”.

Briz aseveró que no habrá ninguna implicación por la retirada de Cacif e igualmente se mantendrá una estrecha comunicación y relación con los distintos gremios empresariales e instituciones que integran la vida nacional.

“Lógicamente, con un diálogo sincero con estas instituciones, pues con el sector privado nos une una larga historia de comunicación y trabajo conjunto”, expuso.

Adicionalmente, afirmó que la CCG continuará exigiendo transparencia y eficiencia en el gasto público, resultados claros y evidentes de una gestión gubernamental que, efectivamente, llegue a todo el país, lo que es importante y fundamental para los asociados del sector comercial.

Defensa de principios

En consonancia con lo anterior, Alfredo Skinner-Klée, vicepresidente de la CCG, había confirmado la separación este miércoles 9 de febrero, “lo que se hizo sin ánimo de hacer ningún escándalo” y explicó que la CCG es una institución de 128 años, es la cámara empresarial más grande de la región centroamericana y su participación a escala nacional incluye a mujeres e indígenas.

“La única forma en que se ha mantenido la cohesión en 128 años, ha sido por medio de atender principios y esa es la gran diferencia entre una cámara que vela por la libertad de comercio, por la tutela al pequeño comerciante, con una afiliación de 10 mil empresas, lo que no se logra defendiendo a la gran empresa”.

Remarcó que esa atención a los principios debe concentrarse en los aspectos que afectan a los comerciantes, y no en los privilegios que podrían generarse participando en un sistema de cámara, que obliga a lo interno de la CCG, continuar cuidando por la libertad de comercio e industria de los afiliados.

Skinner-Klée, añadió que la asamblea del sector comercio se realizó el pasado 28 de enero y el 1 de febrero fue la oficialización de separarse del Cacif.

 

Atención al sector comercio

El directivo subrayó que al separarse del Cacif, la CCG se concentrará en la defensa de sus principios, o sea frente a gobiernos y otras instituciones, que son los que guían a la entidad.

Lea también: Nuevo presidente de Cacif: “Si nos unimos, podemos salir de esta pandemia”

Aclaró que la creación de un gremio es precisamente para defender los intereses de la gremialidad, y citó como ejemplo que una Cámara de Turismo, velará por que se le bajen los impuestos en medio de una pandemia, o una Cámara de Alimentos, tratará de que se combata el contrabando, pues cada uno defiende sus intereses.

En el caso de la CCG, afirmó que, por su alta afiliación, cuenta con una perspectiva bastante holística y completa, que la defensa de un solo interés, por eso la importancia de los principios.

Y recordó que, en el sector privado organizado, siempre ha habido diferencias de opinión y técnicas; y por eso existe una diversidad de cámaras, e insistió en que la atención de la CCG se centra en la defensa de principios, y no de intereses.

Cacif: La decisión es temporal

Hermann Girón, presidente del Cacif, explicó que la decisión de la CCG, en el contexto actual, fue  poner en suspenso su participación este año, lo que es parte del ejercicio de la gremialidad.

Recordó que, a lo largo de los años, cámaras empresariales se han retirado, y han regresado al Cacif, y tiene que ver con diferentes posiciones y objetivos de cada cámara, así como su temporalidad.

Aclaró que, aunque no es muy común, no es novedoso tampoco -el retiro-, y eso no evita que se tenga una buena comunicación con los líderes y directores de la Cámara de Comercio con quienes se comparte el ideal de que Guatemala tenga un mejor ambiente de inversión, acceso a la justicia y más empresarialidad.

“Seguramente hacia adelante y cada uno, articulando por su lado, seguiremos trabajando para mantener un mejor ambiente de negocios”, puntualizó.

Girón remarcó que las diferentes asociaciones y cámaras empresariales trabajan en temas gremiales particulares y en Cacif se coordinan esfuerzos que se comparten, y se seguirán atendiendo los esfuerzos porque tanto la CCG, como las cámaras hoy representadas, “promovemos principios de libre competencia, un mejor acceso a la justicia, un estado de Derecho y la oportunidad de ejercer la empresarialidad fértil para los negocios”.

Llamado a los agentes económicos

Sobre el mensaje a los agentes económicos, el presidente del Cacif, indicó que las personas que tienen empresas y que generan empleo en el país, deben participar en la gremialidad, ya sea en la CCG o en los diferentes sectores independientes, pues eso genera unión y fuerza.

“Lo que buscamos es una mejor Guatemala para los que generamos empleos y progreso en Guatemala”, subrayó.