Congreso oculta poca producción detrás de la interpelación del ministro de Gobernación

En sus primeros meses de trabajo para este año los diputados han emitido cinco leyes nuevas y siguen debiendo la elección de magistrados para la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Publicado el
Diputados de la oposición necesitarán 81 votos para emitir el voto de falta de confianza al ministro de Gobernación. Fotografía: Congreso.
Diputados de la oposición necesitarán 81 votos para emitir el voto de falta de confianza al ministro de Gobernación. Fotografía: Congreso.

El primer periodo de sesiones ordinarias en el Legislativo estuvo marcado por el juicio político de Gendri Reyes, ministro de Gobernación, cuestionado por el aparente abuso de fuerza policial durante las jornadas de protestas en la ciudad de Guatemala de noviembre del año pasado.

Los diputados de la oposición formularon 26 preguntas básicas, pero fueron necesarios cinco meses, con dos sesiones semanales, para que los congresistas tuvieran la oportunidad de cuestionar al titular de la Cartera del Interior.

Diputados atribuyen lo extensa que se ha tornada la interpelación a una estrategia de la denominada “alianza oficialista”, a quienes responsabilizan de romper quórum y levantar las sesiones con tal que uno de los hombres de confianza del presidente Giammattei no sea cuestionado.

Actualmente el juicio político se encuentra en la fase de repreguntas y los diputados de oposición aun definen cuantas preguntas más deben hacer a Reyes, previo a solicitar formalmente el voto de falta de confianza que busque su remoción del cargo.

Pero diputados consideran que por no estar del todo claro la cantidad de legisladores que van a preguntar la interpelación terminará siendo postergada a agosto, cuando arranque el segundo periodo de sesiones ordinarias.

Congreso sin acuerdos

Contraria a la visión de los diputados, Fernando Ixpanel, analista político de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), considera que las interpelaciones no bloquean las agendas legislativas como normalmente se cree.

Incluso afirma que se podría tener una dinámica de trabajo enriquecedora, sin dejar de lado esta herramienta de fiscalización, pero para hacerlo se necesita de voluntad política, que a este momento él no ha apreciado en el trabajo parlamentario.

“Es voluntad por parte de las bancadas legislativas, el proceso claramente indica que hay un primer momento de preguntas, luego preguntas adicionales o repreguntas y el espacio de debate; lo que sucede que hay que avanzar con los pasos previos y se necesita la participación de los diputados para el quórum mínimo de lo contrario eso se va a ir retrasando y será perjudicial para la agenda legislativa”, comentó.

Lo anterior, según Ixpanel, ponen en peligro los planes de país que centran sus esperanzas en el paquete de iniciativas para la reactivación económica, debido a que tampoco se puede avanzar en esas propuestas.

“Sobre todo para las iniciativas de la reactivación económica que hay algunas por someterse a votación pero por el momento tampoco vemos que eso sea una prioridad, pareciera que no se cuenta todavía con los votos necesarios de estas otras leyes para avanzar en la sesión legislativa. Es un Congreso al que todavía le falta llegar a acuerdos y es posible que se esté excusando de alguna manera en la interpelación”, señaló.

Lea también: “Policías Municipales: ¿Cuáles son las funciones y su límite?”

Respuestas a medias

Diputados del bloque Movimiento Semilla, quienes lideran la interpelación, se quedaron con un sabor “amargo” tras escuchar las respuestas del ministro de Gobernación, por considerar que aún en esta etapa del juicio político el funcionario sigue evadiendo la fiscalización y rendición de cuentas.

“El ministro de Gobernación no ha dado respuestas, se ha dedicado a leer y releer artículos de la Constitución, leyes y reglamentos como estrategia para no responder a las preguntas que se le hacen (…) nosotros vamos listos para la fase de debate pero a veces es una cuestión de quórum lo que genera problemas, nosotros queremos comenzar con la fase de debate y tener claro que el objetivo es la solicitud del voto de falta de confianza a este ministro para evitar que continúe al mando del ministerio”, comentó Bernardo Arévalo, jefe de bloque de Movimiento Semilla .

Por su parte el diputado Armando Castillo, de Visión con Valores (Viva), estima que aunque se quiera concluir ya con la interpelación es muy probable que se tenga que posponer la fase de debate a agosto, porque en las repreguntas cualquier diputado puede pedir el uso de la palabra.

“El ministro, considero yo, ha estado respondiendo apegándose a lo que dicen las leyes, los procedimientos, sin salirse de un guión bastante encuadrado en los reglamentos, lo cual no deja de ser válido pero habrá un momento en que él deba de dar mayores explicaciones y creo que ese momento se podría dar en lo que falta de la interpelación”, consideró.

Falta de quórum

En la sesión plenaria del pasado martes se tuvo que frenar la interpelación debido a que no se contaba con la cantidad necesaria de diputados en el hemiciclo, situación que fue mal vista por el presidente del Congreso quien tachó a la oposición de frenar y bloquear la plenaria.

“Es lamentable que los diputados interpelantes sean quienes rompan el quórum, pueden ver el tablero (con 74 diputados marcados), pueden ver quienes se han desmarcado para que no podamos avanzar estando presentes en el hemiciclo, si estuviesen marcados estuviésemos ya desarrollando la reunión y avanzando con la interpelación”, comentó el presidente del Congreso, Allan Rodríguez.

Pero la diputada Andrea Villagrán, de Bienestar Nacional (Bien), aclaró que solicitó una revisión de quórum porque era evidente que había pocos legisladores en la sesión y necesitan que todos escuchen los argumentos de las preguntas, y a su vez las respuestas, para que al momento de debatir la continuidad de Reyes en el Ejecutivo se tenga el conocimiento necesario para tomar una decisión.

“Es lamentable porque ellos estuvieron protegiendo al ministro durante seis meses, si no querían que hubiera sesión plenaria no hacían quórum para que justamente no avanzáramos, ahora  lo que estamos viendo es que llegan diputados, se marcan y se retiran, entonces si no hay quórum no lo podemos hacer, no se está cumpliendo con el fin de la interpelación que es hacer que los diputados estén presentes y escuchen el debate para tomar una decisión informada sobre el voto de falta de confianza”, precisó.

Toda vez finalice la interpelación del ministro de Gobernación debe comenzar la interpelación del ministro de Energía y Minas, que fue requerida por diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que dudan en la transparencia de unos contratos emitidos por dicha cartera.