Coronavirus: Alcaldes deben enviar listados de vendedores informarles que tengan registrados

El ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero, indicó que no es correcto que los alcaldes inviten a las personas para incluirlas entre los vendedores informales, y así recibir un bono de Q1 mil.

El ministro de Desarrollo Social,  Raúl Romero explicó sobre los programas de atención del gobierno a las personas afectadas por el coronavirus en el país. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
El ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero explicó sobre los programas de atención del gobierno a las personas afectadas por el coronavirus en el país. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

Romero explicó que se prevé beneficiar a unas cien mil familias, ya que se tiene un presupuesto de Q100 millones.

El proyecto ya está en marcha, y solo la comuna capitalina es la que ha enviado su lista. “Estos listados deben surgir de los registros que tienen las municipalidades de vendedores de la economía informal que ellos han autorizado”, añadió el ministro.

“Aquí se abrió la posibilidad para que las 340 municipalidades manden sus listados que tengan registrados. Lo que ha habido lamentablemente es confusión y desinformación, hemos tenido conocimiento que están haciendo los listados cuando no hay listado que hacer, no deben hacer ninguna fila, hemos sabido que hay algunos alcaldes que han convocado a las personas para que llegue quien quiera optar, pero no tienen que hacer cola para afiliarse”, señaló Romero.

El titular de la cartera de Desarrollo Social manifestó que a las personas les llega un mensaje a sus teléfonos celulares en donde se les informa que ya se le acreditó el dinero y los beneficiarios puede ir a una agencia bancaria o un cajero para obtener los recursos.

Bono familiar

Romero indicó que el punto de partida para entregar Q1 mil mensuales por tres meses es el consumo menor a los 200 kWh, que es la Tarifa Social.

“Lo que se garantiza es que sería beneficiada una familia en condiciones de pobreza. Se complementa con otros criterios, se cruza con el DPI, se hace un estudio socioeconómico muy rápido para identificar quién es la persona que vive allí, cuál es la condición, si es una sola familia, si viven dos o tres familias, y al final se va ir depurando para lograr llegar a la base más sensible que está en ese rango”, agregó el ministro.

Para este beneficio el Congreso aprobó Q11 mil millones, de los cuales Q6 mil millones servirán para atender a dos millones de personas.

Entrega de alimentos

El Congreso también aprobó Q700 millones para la adquisición de alimentos, Q350 millones los designaron a dicha cartera y Q350 millones para el Ministerio de Agricultura.

Ambos ministerios deben unificar un padrón de beneficiarios para la entrega de alimentos, lo cual se puede hacer bajo dos modalidades, por cupones o vales, o la entrega directa de insumos alimenticios.

Pero antes se deben definir los criterios técnicos para establecer los mecanismos de adquisición  y distribución.

“Ya se trabaja en los manuales que se van a comprar bajo parámetros técnicos que garanticen transparencia, que se van a distribuir de una manera técnica, que garantice la pertinencian que llegue a la gente que lo necesite y que no pueda manipularse clientelar y políticamente, es decirn que es un compromiso que todos estos programas y ayudas especialmente en temas de alimentos verdaderamente llegue a las manos de la gente que más lo necesite”, refirió.

“La Sesán planteó qué debería de contener estas dotaciones de alimentos para que cumpla complementos nutricionales y calóricos, que además estas dotaciones contribuyan en la lucha contra la desnutrición, lo que nos dio un parámetro técnico de qué debía contener y en qué cantidades, estimando que se llegue a un millón de personas”, dijo el ministro Romero.

Se plantea de una dotación de alimentos para que una persona pueda subsistir durante un mes y la Sesán (Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán) ha planteado siete productos básicos como aceite, frijol, maíz, harina nixtamaliza, incaparina y leche.