Destituyen al director del Renap, Enrique Alonzo, por irregularidades en su gestión

Enrique Alonzo fue removido de la dirección del Registro Nacional de Personas (Renap) por los problemas que presentó la base de datos de la institución y que puso en riesgo el registro de los ciudadanos guatemaltecos.

Enrique Alonzo, exdirector Ejecutivo del  Registro Nacional de Personas (Renap).
Enrique Alonzo, exdirector Ejecutivo del Registro Nacional de Personas (Renap).

Una fuente oficial confirmó que la destitución fue firmada por el directorio, la máxima autoridad de la institución, que se integra con Rudy Pineda, en representación del Tribunal Supremo Electoral; Enrique Degenhart, ministro de Gobernación, y Elvia Álvarez Veliz, en representación del Congreso.

Alonzo había dirigido la institución desde el 2 de julio de 2017.

La causa del despido fue las irregularidades que presentó el Sistema del Registro Civil (Sireci), que guarda toda la información civil de los guatemaltecos y que se tradujo en retrasos y largas filas, pero que la institución atribuyó a la alta demanda de servicios en enero.

También fueron causantes del despido algunas contrataciones de personal que no llenaban el perfil para el que fueron contratadas, incumplimiento por disposiciones del directorio, descuido en la adquisición de los insumos del documento personal de identificación (DPI); por ejemplo, no se adjudicaron varios concursos, por lo que tuvo que adquirir tarjetas por excepción; además, por falta de mantenimiento al Sireci, hubo fallas en el sistema; incumplimiento a las recomendaciones que le hizo la auditoría interna, y otras causales.

Mientras se nombra un nuevo encargado, César David Son Dardón, director de Verificación de Identidad y Apoyo Social, estará como director interino.

La fuente dijo que se debe analizar cómo será elegido el próximo director, si a través de un proceso de postulación nuevo o si se elige a partir de la terna de finalistas del proceso de 2017, cuando fue nombrado Alonzo.

Luego que el directorio destituyó a Alonzo, quien también es secretario de esa instancia, tuvo que abandonar la reunión, por lo que se nombraron dos testigos de asistencia.

Por aparte, otra fuente indicó que la destitución de Alonzo se debe al problema en el sistema, ya que habría una degradación tanto del Sireci como del Sistema Biométrico (Sibio). Añadió que el problema del sistema está mal hecho desde el principio, desde que empezó el Renap.

Entérese: Editorial: Una amenaza al derecho a la identidad

A eso del mediodía, el Renap publicó en Twitter que daría información oficial “respecto a la situación que atraviesa la institución”, pero hasta esta tarde no había sucedido.

Una falla grave

El problema más reciente en los servicios que brinda la institución surgió a partir del 14 de enero de este año.

Largas filas de ciudadanos se formaban en las oficinas del Renap y la respuesta en ventanilla era frecuente: no había sistema o hay problemas con el sistema.

Eso hacía que cada trámite tardara entre 30 y 45 minutos, para que la gente tuviera una certificación de nacimiento, defunción, matrimonio u otras.

La falla se identificó en un disco duro del Sireci y que no podía ser reemplazado porque no hay de esos en Guatemala.

Por si no lo vio: En entrevista, Enrique Alonzo ofreció agilizar la entrega del DPI

Producto de esta crisis fue el temor de que, a causa del problema con el disco duro, se hubiera perdido información civil y hubiera que cargarla de nuevo a partir de los registros que antes estaban bajo la administración de las municipalidades, pero esto aún no se ha confirmado.

Basado en un informe circunstanciado sobre el Sireci, Prensa Libre reveló los problemas que enfrentaba la institución.

El informe indica que el 7 de enero pasado la Dirección de Informática y Estadística informó que el día 9 haría una “ventana de mantenimiento” en el sitio alterno y el 13 de enero en el sitio principal, como parte de las actividades de soporte y solución.

Las filas y horas de espera son un denominador común en las oficinas del Renap. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Registro Civil de las Personas, siempre del Renap, consultó si eso interrumpiría la prestación de los servicios, o si se podría presentar algún inconveniente. La respuesta fue que la actividad no afectaría los servicios y por lo tanto no se verían interrumpidos.

Lea también: Así se vive un día entre los usuarios que reclaman mal servicio en el Renap

Sin embargo, las cosas no salieron como lo planeado. Desde el 14 de enero hubo inconvenientes que dificultaban la prestación del servicio.

Los problemas eran la imposibilidad para ingresar al Sireci, tampoco se podía guardar la información de las inscripciones que venían de las oficinas de los hospitales y en las oficinas municipales.

Ahí radicaba el hecho de que no se podían emitir las certificaciones y, en los casos que sí se podía, el tiempo para generarlos puede llegar hasta los 30 minutos por cada uno.

Los problemas no solo mortificaban a la gente que perdía horas esperando hacer su trámite. La institución estaba incumplimiento las órdenes judiciales que ingresan al Registro Civil de las Personas para la inscripción o cancelación de algún evento ya que estas son de cumplimiento inmediato.

En los casos en los que el sistema sí daba la inscripción, podría haber multiplicidad en los correlativos, lo que podría generar problemas a los ciudadanos más adelante e incluso hallazgos contra el Renap por parte de entes fiscalizadores, como la Contraloría.

Reacción en cadena

Que el Renap presente problemas tiene un impacto en otras instituciones. Por ejemplo, a causa de la falla en el Sireci, no se podía emitir el reporte de defunciones que el Registro debe enviar al TSE, para la elaboración del padrón de las elecciones del 16 de junio próximo.

También repercute en los reportes que necesitan el Ministerio Público (MP), Organismo Judicial (OJ) e Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

De hecho la Fiscalía ya había comenzado una investigación para determinar si hubo destrucción de registros informáticos.

¿Quién es Enrique Alonzo?

Alonzo obtuvo una calificación 70 puntos, la más alta entre los aspirantes, y no tuvo señalamientos durante el proceso de postulación de 2017.

Había sido nombrado para un periodo de cinco años.

Antes de ser director de la institución fue jefe adjunto de la Secretaría Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio. También fue catedrático de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad Mariano Gálvez y asesor en la Dirección de Abastos de la municipalidad capitalina.

De profesión licenciado en administración pública y en administración de empresas, Alonzo es magister en administración con especialización en finanzas.

 

 

Contenido relacionado

> La pareja que tuvo problemas para enterrar a su hijo por los problemas del Renap

> Más de 25 mil personas tienen homónimos de procesados

> 2013, adiós a la cédula de vecindad, hola al DPI (y sus problemas)

0