Diputados buscan validar el transfuguismo

Propuesta de derogar los castigos para los tránsfugas desata debate entre los diputados que presentan argumentos opuestos.

De ser aprobada la derogación del artículo 205 Ter de la Ley Electoral, los diputados tránsfugas podrían buscar la reelección con cualquier partido. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
De ser aprobada la derogación del artículo 205 Ter de la Ley Electoral, los diputados tránsfugas podrían buscar la reelección con cualquier partido. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Mientras unos diputados consideran necesario hacer una revisión de la iniciativa e incluso afirman que su aprobación puede estar viciada, otros aseguran que aprobarla sería un retroceso a los avances que se han logrado para fortalecer el sistema electoral.

El 27 de abril se presentó una iniciativa de ley a la Dirección Legislativa del Congreso para derogar el artículo 205 Ter de la Ley Electoral. Mientras que el pasado viernes ingresó otra iniciativa que busca reformas a la misma ley porque ocho artículos del paquete de reformas electorales del 2016 estarían viciados, entre ellos el 205 Ter, por lo cual esta iniciativa también busca cambiar la figura del transfuguismo.

Luis Hernández Azmitia, jefe de la bancada Movimiento Reformador y ponente del primer proyecto, dijo que el artículo se presta a interpretaciones divididas y por eso busca derogarlo.

Afirmó que otra razón es porque no hubo una consulta a la Corte de Constitucionalidad (CC) cuando se aprobó, pues se cambió la redacción del texto que sí tenía el visto bueno.

El artículo en cuestión establece: “Se entenderá por transfuguismo el acto por el cual un diputado renuncia a un partido político, habiendo sido electo o cuando ya está ejerciendo el cargo, mediante sufragio universal, para un periodo, y estuviera designado en uno de los órganos establecidos, automáticamente cesa en el cargo del órgano del Congreso que integrare, el cual será asumido por un diputado del partido representado; el renunciante no podrá optar a ningún cargo dentro de órganos del Congreso”.

En tanto, el segundo párrafo indica: “Queda prohibido a las organizaciones políticas y a los bloques legislativos del Congreso recibir o incorporar a diputados que hayan sido electos por otra organización política”.

Posturas

Orlando Blanco, jefe de la bancada del partido Unidad Nacional de la Esperanza, expuso que “no se puede eliminar el combate al transfuguismo”, pero “debe normarse adecuadamente”.

El congresista coincidió con el planteamiento de Hernández Azmitia y señaló que “hubo un error de procedimiento a la hora de la aprobación”.

“Tenemos un artículo vigente que no tiene dictamen positivo por parte de la CC. Es decir, una norma vigente con un vicio legal. Habrá que ver la forma y buscarle una salida a esta situación”, indicó Blanco.

Añadió que la solución al problema no tiene que ir en función de revertir los avances del transfuguismo, pues “es fundamental, para evitar la prostitución que se daba en el Congreso con el cambio y compra de diputados”.

El legislador Fernando Linares-Beltranena, del Partido de Avanzada Nacional, se mostró a favor de la iniciativa porque “el transfuguismo es una forma de satanizar al diputado que quiere asociarse libremente”.

El congresista comparó la acción de renunciar a una bancada y adherirse a otra con lo que hacen los trabajadores, migrantes e incluso fieles que, según él, “buscan transfugarse” para encontrar mejoras.

“Con esta ley —artículo 205 Ter— le hacemos un favor a los secretarios generales, porque les damos un monopolio sobre los diputados y eso es ilegal”, afirmó Linares-Beltranena.

El legislador fue quien presentó la iniciativa de ley para que se cambien ocho artículos de la Ley Electoral reformados el 2016 porque tendrían vicios.

Amílcar Pop, jefe de la bancada Winaq, considera que los diputados tienen el derecho de presentar iniciativas, pero que en esta ve dos motivos: “El primero es que, lamentablemente, esto podría generar un retroceso grave a los modos de corrupción y de transacción del voto y de los apoyos políticos. Esto generó graves consecuencias, como tener diputados que venden al mejor postor sus votos y su posición política partidaria”, indicó.

El segundo, afirmó, es que interpreta un temor de la bancada oficial frente a la inminente posibilidad de cancelación para “seguir manejando un modo de operación política corrupta”.

Nineth Montenegro, jefa de Encuentro por Guatemala, dijo que con la reforma que se hizo “se envió un buen mensaje”, y “hablar de derogar el artículo es muy sensible y complicado”.

Javier Hernández Franco, jefe del Frente de Convergencia Nacional, aseguró que no conocía la iniciativa y que necesitaba “leerla a profundidad” para opinar.

Contenido relacionado