“Donald Trump no es alguien con el que se pueda razonar”

El presidente Donald Trump no está en disposición legal de poner un impuesto a las remesas en Guatemala, pero sí lo podría hacer a través de una medida unilateral, según el análisis de Juan Carlos Hidalgo, experto en políticas públicas para América Latina.

Publicado el
El presidente estadounidense Donald Trump, a través de su cuenta de twitter, advirtió sanciones económicas a Guatemala por no firmar un acuerdo de tercer país seguro. (Foto Prensa Libre: AFP)
El presidente estadounidense Donald Trump, a través de su cuenta de twitter, advirtió sanciones económicas a Guatemala por no firmar un acuerdo de tercer país seguro. (Foto Prensa Libre: AFP)

Desde el Centro para la Libertad y Prosperidad Global (CATO), en Washington, D.C., Estados Unidos, el experto en políticas públicas para América Latina, Juan Carlos Hidalgo, analiza los posibles efectos para Guatemala de cumplirse las amenazas del presidente Donald Trump de gravar remesas e imponer aranceles al comercio.

Hidalgo, además, señala la “imprudencia” del mandatario guatemalteco Jimmy Morales de, supuestamente, haber asumido de palabra un compromiso con un presidente con el que “no se puede razonar” y sobre un tema que debería negociarse en conjunto con el próximo gobierno de Guatemala por sus alcances a mediano y largo plazo.

¿Pueden considerarse reales las amenazas de Donald Trump de gravar las remesas?

No podemos descartarlo, dado el carácter autoritario, errático del presidente estadounidense. Nuevamente Trump ha demostrado que puede sacarse un conejo del sombrero en cualquier momento, en declaraciones de emergencia nacional y no se puede descartar que a través de una orden ejecutiva de esta naturaleza instruya al Departamento del Tesoro para imponer algún tipo de tasa o penalidad sobre las transacciones financieras que se hagan con Guatemala y sería, probablemente ilegal y sería retado en las cortes, pero mientras está el proceso generaría mucha incertidumbre económica en la relación de Guatemala con Estados Unidos, entonces, partiendo de la legalidad y si seguimos las reglas, Trump no está en disposición de poner un impuesto a las remesas en Guatemala, pero no podemos descartar una medida unilateral, vía acción ejecutiva o declaración de emergencia que imponga una tasa a las transacciones financieras con Guatemala, sin discriminar si son remesas o no, lo cual se añadiría al impacto económico que tendría esa medida.

¿Los aranceles también deberían ser aprobados por el Congreso?

En cuanto a los aranceles, se supone que hay un proceso que debe seguirse, no es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana, requiere consultas con las partes afectadas, el Departamento de Comercio, sin embargo, en el caso de México, Trump anunciaba aranceles que serían impuestos sin seguir ese proceso. Nuevamente, si se hace eso es algo que probablemente sea ilegal, algo que deba dilucidarse en las cortes internas de Estados Unidos, lo cual es un proceso inédito, sin referencia en las últimas décadas, por lo tanto, no sabemos si las cortes frenarían de manera temporal la medida mientras se resuelve, o las cortes permitirían que la medida permanezca en pie mientras resuelve y ¿cuánto tiempo permanecería resolviendo?, entonces, estamos viendo un territorio desconocido.

Lo cierto es que el presidente Trump sí ha demostrado la capacidad y la voluntad de poner estos aranceles específicos que violan las normas de la OMC -Organización Mundial del Comercio-, las normas del CAFTA -Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América- y mientras eso se dirime en los canales legales de rigor, ya sea en mecanismos bilaterales, digamos, habrá un daño económico innegable para Guatemala.

¿La reacción de Trump es responsabilidad del presidente Jimmy Morales?

Parece que fue una imprudencia del presidente Morales. No sabemos cuál era el acuerdo de palabra que había alcanzado con el presidente Trump, pero él se siente desagraviado, vemos que no es un presidente que le preste mucha atención a la fineza de la legalidad de las acciones, no es alguien con el que se pueda razonar, decirle ‘mira, hay un fallo de la Corte Constitucional que me impide firmar este acuerdo y debe pasar por el Congreso guatemalteco primero’, no funciona así Donald Trump y es por eso que ha reaccionado con esta ira.

¿Guatemala está en posición de rencausar las negociaciones con EE. UU. y evitar que se cumplan las amenazas lanzadas por Trump?

No sabemos si es algo que va a permanecer dentro de su radar, sabemos que es una persona con una capacidad de atención muy limitada, por ejemplo, en diversas biografías que se han publicado de su presidencia, hay un episodio muy famoso donde él estaba listo para firmar el decreto donde se retiraba del acuerdo de libre comercio con Corea del Sur y uno de sus asesores se lo quitó literalmente del escritorio y a él se le olvidó firmarlo y eso fue todo, el acuerdo permaneció en pie. Entonces, no sabemos si mañana se le olvidará Guatemala y se enfocará en Corea del Norte, Irán, es decir, lo cierto es que es una amenaza que si la materializa va a tener consecuencias muy fuertes para Guatemala, sin duda.

¿Cuánto le importa políticamente a Donald Trump el tema migratorio?

Este es el tema número uno para él. Diversos estudios de opinión demuestran que lo que caracteriza a la base del presidente Trump no son los temas económicos, no son temas comerciales, es preocupación por ‘ansiedades culturales’, es decir, temas como la migración, como la percepción de que los blancos están proyectados a convertirse en una minoría para el 2050, cosas así y él juega a esos temores y ansiedades y es por eso que el tema de la migración, desde el discurso inaugural de su candidatura ha estado muy presente que se está viviendo en la frontera sur de Estados Unidos y, hay que decirlo, le cae como anillo al dedo en sus ambiciones reeleccionistas.

¿Trump debería esperar y negociar con el próximo gobierno de Guatemala la posibilidad de un tercer país seguro?

Esto es algo que debe incorporar al próximo mandatario de Guatemala, ya sea Sandra -Torres- o -Alejandro- Giammattei. Es una decisión de muy alta envergadura como para que un presidente saliente pueda hacer y comprometer el mandato del que va a entrar. La elección está a la vuelta de la esquina, yo si fuera Jimmy Morales, a ver quién será el ganador, le mandaría un mensaje al presidente Trump que se aguante y con el futuro presidente electo de Guatemala, la administración de Morales se compromete a explorar junto a Estados Unidos las opciones que se pueden implementar y frenar el flujo de migrantes. Esa es la posición que yo le plantearía a Trump, si fuera Morales. Pero, insisto, es una decisión de muy alta envergadura que compromete de manera muy firme al próximo gobierno, por lo tanto, lo prudente sería esperar a saber quién será el próximo gobernante para poder tomar en conjunto una decisión.

¿Habrá algún interés de Trump de firmar el acuerdo de tercer país seguro con Morales, tomando en cuenta la condescendencia de esta administración hacia EE. UU. en otros temas, como el traslado de la embajada de Israel?

No creo que Trump tenga tanto nivel de detalle y estrategia con respecto a Guatemala. Creo que más está en juego su premura, su impaciencia, porque se haga algo porque los países hagan algo para frenar estos flujos, más que una estrategia de mejor arreglar esto con Jimmy Morales que ha sido muy condescendiente conmigo a esperar que venga un presidente con una línea más independiente. No creo que Trump maneje ese nivel de detalle.

¿Podría buscar Morales un beneficio personal de Estados Unidos al ser él quien logre firmar un acuerdo de tercer país seguro?

No sé si el presidente Morales está haciendo ese cálculo y tampoco puedo hablar por la administración de Estados Unidos, si le ha mandado señales en esa dirección, pero recordemos que la institucionalidad de Estados Unidos trasciende la administración Trump y dudo que está administración pueda comprometer a todo el aparato institucional y de justicia en un acuerdo de estos.

¿Qué gana Donald Trump con conseguir frenar la migración, por qué la prisa?

Esto va a ser un gran tema para su reelección. Le cae como anillo al dedo mientras cierto sector demócrata está hablando de disolver el ICE -Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, en inglés-, de darle seguro médico gratuito a migrantes ilegales y otras cosas que están adoptando un nivel de retórica que le caen como anillo al dedo a Trump de presentarse como el hombre fuerte que va a impedir que esas hordas de migrantes entren a Estados Unidos, es el tema que más le pega a su base electoral y más que tener un espíritu de resolver el problema, tiene un espíritu de sacarle puntos políticos a esta crisis, así que no me queda la menor duda que será un tema importante para el 2020.

Contenido relacionado:

¿Puede Donald Trump fijar un impuesto a las exportaciones y a las remesas a Guatemala?

Donald Trump cuestiona a Guatemala por no aceptar ser “tercer país seguro” y advierte sanciones

Familiares de migrantes califican como “cruel” la advertencia de Trump de cobrar un impuesto a las remesas