Dudan de contrato  de Q1,950 millones

La SIT no encuentra los documentos originales del negocio entre Guatel y Telgua.

Publicado el
En algunos hospitales como el de Melchor de Mencos, Petén, instalaron teléfonos tarjeteros. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)
En algunos hospitales como el de Melchor de Mencos, Petén, instalaron teléfonos tarjeteros. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)

Diputados de Alianza Ciudadana (AC) denunciaron irregularidades en un contrato millonario sobre colocación de teléfonos en hospitales y centros de salud, el cual no habría sido concluido, y la documentación original desapareció.

Francisco Tambriz, jefe del mencionado bloque legislativo, explicó ayer en una citación con funcionarios de diferentes dependencias que el contrato fue firmado en el 2001 entre la Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones (Guatel) y Telecomunicaciones de Guatemala (Telgua) por Q1 mil 950 millones.

Se instalarían unos  50 mil teléfonos tarjeteros y monederos en los hospitales y centros de salud, pero no todos fueron colocados y algunos no aceptaban moneda nacional.

La procuradora general de la Nación, Anabella Morfín, explicó que  no han podido investigar porque en la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) se extraviaron los documentos originales del contrato  y solo tienen copias, lo que limita tomar acciones.

El superintendente de Telecomunicaciones, José Raúl Solares,  reconoció que no encuentra la documentación original. “Se tienen copias del contrato, se saben los antecedentes, pero yo tengo dos meses de haber asumido y hasta este momento estoy comenzando a conocer qué ha ocurrido en la SIT”, explicó.

Según Solares, desconocen cómo se extraviaron los originales y aseguró que seguirán buscando, y si no las encuentran solicitarán a las autoridades de Guatel o de Telgua que les proporcionen una copia.

Morfín explicó que en una reunión previo a la citación, autoridades de la SIT detallaron que entre las irregularidades se descubrió que unos cuatro mil   teléfonos no funcionaron porque eran incompatibles con la moneda nacional, por lo que no se pudieron utilizar, y “no quedó ningún rastro en la SIT de esos aparatos”.

Agregó: “Uno de los principales problemas para analizar el caso es que no se tienen documentos originales. Hubo algún robo o fueron desaparecidos los archivos. Ellos dicen que presentaron la denuncia en el Ministerio Público (MP), pero sin documentos originales la PGN no tiene cómo actuar porque no tiene evidencia real de lo que se acordó”.

“Hay que establecer si en efecto se colocó la denuncia. Además, hay que tener los archivos originales para tener certeza de la información”, insistió Morfín.

Sin rastro

Carlos Mencos, contralor General de Cuentas, indicó que se debe profundizar antes de hablar de una denuncia. “Lo que hay que hacer es analizar la escritura que se constituyó entre el ente privado y el público. Luego, si hubo incumplimiento, hay que verificar si hubo acciones legales en su momento”, dijo.

Mencos opina que lo mejor es crear una mesa con  las instituciones involucradas y así definir el camino por seguir.
Mayra Véliz, secretaria general del MP, explicó que, según los diputados, se han presentado  varias denuncias, pero el 22 de junio tuvieron una reunión y acordaron que les compartirían el número de estas, pero “nunca  mandaron nada”.

“Hoy —ayer— escucho que el diputado habla de nuevo de las denuncias, pero no tenemos conocimiento de ellas. No podemos verificarlo, por los pocos datos que tenemos. Debemos establecer si es un caso penal”, agregó.

Contrato dudoso

  • Al menos cuatro mil   teléfonos no funcionaron porque eran incompatibles con la moneda nacional.
  • El contrato fue firmó entre Telgua y Guatel, para  colocar 50 mil teléfonos tarjeteros y monederos en hospitales y centros de salud.
  • El proyecto se acordó desde el 2001 y tuvo un costo de Q1 mil 950 millones. Los documentos originales   desaparecieron.