Embajador de Israel: “Guatemala es el mejor amigo de Israel en Latinoamérica”

Mattanya Cohen ha sido embajador de Israel en Guatemala desde el 2017. Su paso por el país representa un legado político y económico en la relación bilateral del cual hace un repaso.

Publicado el
Embajador de Israel en Guatemala
Mattanya Cohen, embajador de Israel en Guatemala desde el 2017. (Foto Prensa Libre: Maria Reneé Barrientos)

Mattanya Cohen ha sido embajador de Israel en Guatemala durante cinco años. Inició su misión en agosto del 2017 y finaliza su misión en pocos días. Además del apoyo gestionado en cooperación para el país, destaca un momento político importante: el traslado de la embajada de Guatemala a Jerusalén, decisión que se concretó en diciembre del 2017 y que generó diferentes opiniones en su momento.

En esta entrevista que repasa su estadía en Guatemala, afirma que como resultado de esa decisión en septiembre se firmará un acuerdo comercial entre Israel y Guatemala.

¿Cómo resume su trabajo en Guatemala?

Estoy terminando cinco años de trabajo en Guatemala. Generalmente nuestras misiones diplomáticas son de tres a cuatro años, pero pedí un quinto año porque este país entró en mi corazón e hicimos mucho trabajo.

Hoy puedo decir que Guatemala es el mejor amigo y aliado de Israel en América Latina. No hay duda de eso. Y no estoy hablando de los 74 años de relación de amistad, de Jorge García Granados, que jugó un papel fundamental en la votación famosa de 1947, y el hecho de que Guatemala fue el segundo país en el mundo que reconoció a Israel en el día que nacimos, sino exactamente 70 años después Guatemala fue el segundo país en el mundo que reconoció a Jerusalén como capital de Israel. Estoy hablando de diciembre del 2017, de la decisión del presidente Jimmy Morales.

En mayo del 2018 pensé que Jerusalén, capital de Israel, sea en toda Guatemala y llamé a los alcaldes. El primero fue el alcalde de Guastatoya en junio del 2018, y ahora terminamos con 34 municipios.

El 10 por ciento de municipios del país honraron a Israel y a su capital Jerusalén, con calles, avenidas y parques. Con estos 34 municipios tenemos una relación muy especial, más cooperación y más contactos de trabajo con estas ciudades.

¿Esa respuesta de parte de los alcaldes significa más apoyo para los municipios?

Sí. Estuve en cada uno de estos municipios, y antes de la ceremonia oficial siempre tenía una reunión de trabajo con el alcalde y el concejo para conocer los desafíos y necesidades del municipio.

Guastatoya fue un ejemplo. Aquí hablamos del tema de seguridad ciudadana en el que participaron los directores de diferentes entidades locales, y según sabemos, desde esa visita la delincuencia ha bajado en esa localidad. Con el alcalde de Guatemala, Ricardo Quiñónez, hemos enviado profesionales del agua, agricultura, turismo, para tomar cursos en Israel. Viajan para estudiar y cuando regresan implementan lo que aprendieron. Y el último ejemplo es Puerto Barrios, Izabal. Enviamos ayuda para los damnificados por las lluvias en el 2020.

¿Cree que los alcaldes en realidad tienen conciencia de lo que significa reconocer a Jerusalén como capital de Israel o lo hacen por el apoyo para sus comunidades?

Ni uno de ellos lo hizo por el apoyo que le di después. Muchos de ellos lo hacen por razones religiosas, espirituales y con la conciencia de que Jerusalén es la capital de Israel.

Podemos hablar de este asunto: cuando el presidente Jimmy Morales tomó esta decisión justa, correcta, histórica y valiente, el 24 de diciembre del 2017, recuerdo mucha crítica de los medios de comunicación, analistas políticos, expertos en no sé qué, contra el mandatario, cuestionando su decisión porque podría afectar a los exportadores de cardamomo, o que los países árabes cortarían relaciones diplomáticas con Guatemala, pero eso no pasó.

Lo que le interesa a los importadores en países árabes son dos cosas: calidad y precio. No van a cortar relaciones por la decisión de Guatemala.

Entonces los alcaldes y el pueblo, la gran mayoría de los guatemaltecos, están de acuerdo. Y no es solo la decisión de un gobierno. El presidente Alejandro Giammattei también me dijo que mantendría la decisión. Y después de Guatemala llegaron otros países, y espero que llegue el día en el que la gran mayoría de países del mundo entiendan que no es lógico no tener embajada en la capital de un país.

Lea también: Guatemala e Israel podrán intercambiar mercancías de manera más fácil y un producto nacional será el gran ganador

¿Afectó la imagen de Israel en el país la relación con un presidente cuestionado?

Tuvimos amistad con el presidente Jimmy Morales mucho antes de su decisión. Visitó Israel en el 2015 o 2016, si no me equivoco, y uno o dos años después. Yo trabajaba en Mashav, la agencia de cooperación, y lo acompañé y escuché.

Por supuesto que todo el asunto de Jerusalén no podía nacer sin la decisión de Donald Trump. No voy a entrar a los asuntos políticos de Guatemala en esa época, pero puedo decir que Jimmy Morales tomó esa decisión y muchas personas me preguntaban “¿Qué le dio Israel a Jimmy Morales?” Y no recibió nada y no puso condiciones a Israel.

El entendimiento era que una vez la embajada fuera trasladada a Israel, las relaciones fueran más estrechas, de cooperación y relaciones económicas.

Acompañé al presidente Morales durante su reunión con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y él le preguntó: “¿En qué puede ayudar Israel?”, aparte de la cooperación en agricultura, agua. Y Morales respondió: “Firmar con Israel un acuerdo de libre comercio”.

Si tomamos este pedido desde el punto de vista económico, profesional, Guatemala no es un país, un jugador tan importante en el mundo económico, pero la respuesta de Netanyahu fue: “Sí señor”.

Se iniciaron las negociaciones en el 2019, vino una comisión israelí, y luego vino la pandemia que congeló todo. Ahora en el 2022 viajó una comisión de Guatemala para la última ronda de negociaciones. Estamos en los últimos arreglos y en septiembre, el canciller Mario Búcaro tiene una invitación y va a visitar Israel y en esta visita va a firmar el acuerdo de libre comercio.

¿Cuáles son los detalles del acuerdo?

Dará prioridad para el empresario guatemalteco, para cuando quiera hacer negocios con Israel, porque va a eliminar aranceles y va a traer más inversiones.

Lea también: Embajador de Israel en Guatemala: Todos los ciudadanos de Israel viven en una situación de miedo

¿Cómo cambia su percepción del país de cuando llegó, a ahora que se va?

Conocía el país y después de cinco años puedo decir que este país tiene mucho potencial, en especial entre los jóvenes.

¿Cuáles son las principales áreas y logros de la cooperación con Guatemala?

Agricultura, agua, seguridad ciudadana, educación, salud, empoderamiento de la mujer, innovación y emprendimiento, y turismo.

No soy embajador de Israel en la ciudad de Guatemala, soy embajador en todo el país y viajamos a las comunidades. Cuando me dicen que necesitan construir hospitales, etc., no puedo hacer eso, pero tengo profesionales para capacitar, para aprovechar la tecnología y el conocimiento que ellos tienen.

Proyectos, ayuda humanitaria durante emergencias del Volcán de Fuego, tormentas Eta e Iota, durante la pandemia.

¿Cuál es la posición de Israel en la lucha contra la corrupción?

En ese tema no entramos. La cooperación israelí tiene que ver con desarrollo económico, de tecnología, por eso en estos cinco años no emito opinión del tema.

¿Cuál es el futuro de la relación Guatemala-Israel?

Positivo. Cualquier primer ministro y canciller sabe que Guatemala es prioridad. El 2021 cerró con alrededor de US$40 millones de intercambio comercial. En los siguientes años será más. Se renovó la cámara de comercio Guatemala- Israel y hay acercamientos con el Cacif.