La basílica del Santo Sepulcro queda cerrada por el coronavirus

Internacional

La basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén, el lugar más sagrado para el cristianismo, cerró sus puertas al menos durante una semana tras la imposición de nuevas restricciones de movimientos por parte del Gobierno israelí por el coronavirus, que resultaron también en el cierre de sinagogas y mezquitas.