Estados Unidos identifica y traza estrategia para frenar la migración de centroamericanos

La corrupción, la violencia a consecuencia de pandillas juveniles y las malas condiciones económicas son algunas de las causas que identifican autoridades estadounidenses como el impulso de la migración irregular.

En los últimos años Guatemala ha sido paso de caravanas de centroamericanos que desfilan de manera irregular hacia los Estados Unidos. Fotografía: Prensa Libre (EFE).
En los últimos años Guatemala ha sido paso de caravanas de centroamericanos que desfilan de manera irregular hacia los Estados Unidos. Fotografía: Prensa Libre (EFE).

El Gobierno de los Estados Unidos busca frenar la migración desde su raíz. Delegados de la administración Biden – Harris presentaron en una rueda de prensa la hoja de ruta con la que esperan frenar el flujo migratorio hasta su frontera sur.

Para esa estrategia se busca la cooperación de los gobiernos de la región centroamericana, así mismo de las organizaciones no gubernamentales que trabajan de la mano con entidades de Estado y la sociedad civil.

Durante la presentación se enlistaron las principales causas que motivan a los migrantes, resaltando las malas condiciones económicas, la corrupción, altos índices de violencia a causa de pandillas juveniles y la violencia de género.

Así mismo una vulneración a Derechos Humanos, garantías laborales y a la misma libertad de prensa, elementos que a criterio de Ricardo Zúñiga, Enviado Especial del Gobierno de los Estados Unidos para el Triángulo Norte, reflejan un notorio retroceso.

La nueva estrategia del Buró de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos, busca que los potenciales migrantes ni siquiera salgan de su país origen.

Aseguran que con ocho elementos pueden hacer que grupos vulnerables decidan no dejar su país, toda vez se cuente con la cooperación de los gobiernos locales y las oenegés.

Mejorar las ofertas de empleo temporales y planes de reinserción laboral para los retornados son dos elementos que buscarían dar respuesta a las necesidades económicas, según  Marta Youth, Subsecretaria Adjunta del PRM.

Así mismo se encuentra ampliar el acceso a la protección internacional, facilitar las vías legales, brindar ayuda a las poblaciones vulnerables y en riesgo, así como aumentar la protección en cada uno de los países centroamericanos, destacando también un abordaje seguro y con cumplimiento a los Derechos Humanos en los puntos fronterizos.

“Lo que estamos construyendo ahora es incentivar a las personas para que no lleguen a la frontera para buscar reunificación familiar, protección, oportunidades de trabajo. Para eso hay vías legales en la región para que personas puedan llegar a Estados Unidos legalmente, sin que se pongan en peligro, estamos ampliando esas vías legales para que las personas no se pongan en peligro en las manos de los coyotes”, señaló Youth.

Lea también: Estas son seis leyes que le interesan a Estados Unidos y que el Congreso debe priorizar

Corrupción y migración

Otro de los elementos que influye en la migración son los altos grados de corrupción que afectan en funcionamiento gubernamental en Centroamérica, según Zúñiga es uno de los factores que golpe directamente la estrategia de desarrollo que planea los Estados Unidos.

Recientemente la destitución de Juan Francisco Sandoval puso en duda el compromiso de la Fiscal General con el combate a la impunidad, por lo que Estados Unidos analiza a detalle que ruta de trabajo seguir con el Ministerio Público (MP).

“Fue decepcionante y dijimos que habíamos perdido la confianza en la Fiscal General como una persona comprometida a la lucha contra la corrupción y vamos a tener que revisar esa cooperación que tenemos con el MP para ver donde podemos seguir adelante, es algo muy infeliz para nosotros porque esa cooperación con el MP y con Guatemala es muy importante para nuestros objetivos en materia de seguridad pero también en el atendimiento de las necesidades del público”, resaltó Zúñiga.

Para la estrategia contra la migración en Centroamérica el Congreso de los Estados Unidos analiza una inversión de 861 millones de dólares para el ejercicio fiscal 2022, recursos que se encuentran en programas que ya se aplican en la región.

Pero Michael Camilleri, Asesor Principal de la Administradora de USAID y Director Ejecutivo del Grupo de Trabajo del Triángulo Norte de USAID, asegura que esa decisión será motivo de un análisis más riguroso.

“Está claro que la declaración del Gobierno de los Estados Unidos en cuanto a la perdida de la confianza a la figura de la Fiscal General, el hecho que estamos revisando la ayuda y asistencia que aportamos al Ministerio Público y estamos monitoreando con mucho intereses los próximos pasos tomados por el Gobierno de Guatemala al momento de definir cuáles son esos próximos pasos”, señaló Camilleri.

Observarán la ley de oenegés

El Gobierno de los Estados Unidos dejó claro que parte de esta estrategia depende del trabajo en conjunto con organizaciones no gubernamentales, que para el caso de Guatemala están siendo auditadas bajo una nueva ley.

Norma jurídica que las propias oenegés califican de represivas y arma política, para lo cual Camilleri asegura que ya manifestaron al Gobierno de Guatemala cuál es su postura.

“La ley sobre las oenegés que se aprobó en Guatemala son visto por nosotros como algo poco constructivo y hemos hecho un llamado al Gobierno guatemalteco para regular e implementar esta ley de la forma más transparente y justa posible para dar certeza jurídica a las oenegés y sea implementada  consistentemente con las obligaciones internacionales asumidas por el Estado de Guatemala”, precisó.