Exigen transparencia al TSE ante anuncio de más compras por excepción para proceso electoral de 2023

Sociedad civil considera que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) debe ajustarse a las medidas de transparencia en estas nuevas adquisiciones.

Publicado el
El TSE prevé realizar nuevas compras con cargo al presupuesto de las elecciones 2023. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El TSE prevé realizar nuevas compras con cargo al presupuesto de las elecciones 2023. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó que próximamente se levantarán seis eventos para adquirir equipos e insumos para las elecciones del 2023. Las compras se realizarían bajo la modalidad de compras por excepción, la cual ha generado cuestionamientos de la sociedad civil por falta de transparencia.

Irma Palencia, presidenta del TSE, aseguró que las compras se “hacen de conformidad con las normas de transparencia y los principios de publicidad y buenas prácticas administrativas”.

Entre los insumos a adquirir, está equipo de computación para la digitalización de documentos del proceso electoral, servidores de centros de datos, software de infraestructura tecnológica para la digitalización y publicación de resultados preliminares y otro software para el registro y estadística de los votantes, así como de identificación biométrica.

Además, se contratarán servicios de instalación y equipamiento tecnológico del centro de prensa y otras áreas de difusión de resultados electorales preliminares y servicio de comunicación satelital para la conectividad de centros de votación.

 

Palencia señala que los eventos se publicarán en el diario oficial y desde este martes 25 de octubre las bases de los eventos se han publicado en la página de internet del TSE.

“Nos interesamos mucho en contárselo a ustedes (prensa) porque creemos que si hubo alguna desinformación en el pasado nosotros estamos muy interesados en que ustedes sepan que la transparencia es un eje central de esta administración”, dijo Palencia en una conferencia de prensa el lunes de esta semana.

Varios de estos insumos y servicios que busca adquirir el TSE, como el software de identificación biométrica, el servicio de comunicación digital y el software para la digitalización de documentos, estaban incluidos en un evento anterior, el cual fue desestimado luego de que múltiples organizaciones académicas, de sociedad civil y hasta religiosas cuestionaran la falta de publicación de las bases en Guatecompras.

Casi un centenar de compras

A la fecha, el TSE ha efectuado 98 compras por excepción de insumos relacionados al evento electoral, que suman Q31.1 millones. Estas se adjudican sin hacer cotizaciones o licitaciones, pese a que la Ley de Contrataciones del Estado establece que estas son obligatorias cuando pasan de los Q90 mil y Q900, respectivamente.

Las compras se realizan al amparo del artículo 44, inciso f, de la Ley de Contrataciones del Estado (LCE), el cual faculta al TSE adjudicar por compra directa cuando adquiera insumos que servirán en los comicios, pero la condición es que las adjudicaciones se hagan el mismo año. O sea, este tipo de compras deberían hacerse hasta el 2023.  

Pero la presidenta del TSE ha justificado que el artículo 115 de la Ley del Presupuesto 2022 les asigna recursos extraordinarios y les autoriza a realizar las compras por excepción.

Transparencia y credibilidad

Marielos Fuentes, directora ejecutiva de la organización Guatemala Visible, se mostró preocupada por el cambio de modelo electoral que pretende implementar el TSE. 

“Hemos visto ya la publicación de varios eventos que forman parte de las compras que anunció el Tribunal”, expuso Fuentes.

Añadió: “El software para cubrir las necesidades mencionadas es, sin duda alguna, algo necesario y la modernización también, pero este no es el mejor momento para plantear un modelo que presenta algunos cambios al actual”.

La preocupación es más grande, dijo, “por la forma en que se dio, con poco tiempo para la presentación de ofertas, considerando la complejidad y cantidad de los productos solicitados”. 

Agregó que esto “no envía a la población un mensaje que abone a la confianza en la institución. Es poco prudente incluir elementos como identificación biométrica en una realidad como la guatemalteca en la que podría dar lugar a fallos y problemas técnicos que provocan desconfianza de los pobladores”.

Para el abogado Gregorio Saavedra, analista en temas electorales, estas adquisiciones van a tener un impacto determinante en la percepción de transparencia y confianza del proceso electoral.

“La identidad de los votantes, el resguardo de datos, la transparencia en la transmisión de los datos escrutados son todos aspectos fundamentales. Especialmente la transmisión de datos finales ha generado señalamientos y polémica en las últimas dos elecciones”, recordó.

Agregó que el TSE “acarrea el desgaste del proceso de adquisición que fue anulado hace algunas semanas, sumado a la polarización del ambiente y la ausencia de contrapesos”.

“El proceso anulado hace poco envió señales erróneas a la sociedad en estas contrataciones porque la opacidad amenaza la democracia”, aseveró.

Pedro Cruz, de la organización Primero Guatemala, expuso que el TSE, “desafortunadamente, sigue dando señales equivocadas que no dan confianza, a pocos meses de la convocatoria a elecciones generales”.

“El TSE realiza de nuevo, ahora en forma fragmentada, las mismas compras que quería realizar hace unas semanas. Ahora hace conferencia, sube las bases al portal, pero no toma en cuenta que resta poco tiempo para participar” en los procesos de contratación, señaló.

“No quisiera pensar que va con dedicatoria, pero hay un mensaje del que ya hay un antecedente”, señaló.

Cruz opinó que el TSE debe apegarse a la transparencia y a la confianza ciudadana, “porque este proceso electoral marcará el futuro del país. Quienes deben de regir ese proceso, más que ver intereses particulares, son los magistrados del TSE, son las mismas juntas encargadas de darle seguimiento a esas compras y la confianza y transparencia es clave e importante.”.

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana, resaltó que este proceso de compras es una reedición del anterior, solo que ahora las dividieron no solo en una, sino varias.

“Están adquiriendo lo mismo, pero muchas empresas no van a poder participar por las condiciones que han determinado. Las compras las segmentaron, pero se están cometiendo los mismos errores”, externó Flores.

Lo más grave, apuntó, además de la visible sobrevaloración de adquirir sobre el precio del mercado, “es que el TSE no va a estar en tiempo para instalar el equipo y capacitar a las personas por lo cercano del evento electoral”.

“El TSE muy bien podría llevar a cabo el proceso electoral de 2023 sin recurrir a esas compras. Se debería modernizar algunas cosas, pero no todo. Es una compra exagerada y sobrevalorada y fragmentada”, puntualizó.

Mientras que Pablo Hurtado, secretario ejecutivo de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (Asies) resaltó que es positivo que el TSE haya anunciado públicamente las adquisiciones, aunque se advirtió “que se mantiene en su interpretación que no es obligatorio publicarlas en Guatecompras, sino hasta que ya se haya suscrito el contrato con el proveedor que resulte adjudicado”.

Hurtado hizo ver que a pesar de que algunas organizaciones ya tuvieron la oportunidad de conocer la presentación del TSE sobre la forma o modelo que tienen contemplado para las elecciones, es importante que lo puedan dar a conocer públicamente y que estén abiertos a recibir las recomendaciones que eviten cualquier riesgo a la integridad del proceso, pues solo así se puede evaluar técnica y objetivamente si lo que están comprando es lo necesario y pertinente para las elecciones generales”.

“Es importante que la población conozca de propia boca del TSE que está contemplando apoyarse de equipos de identificación biométrica para asegurar la identidad de los votantes”, argumentó.

Pero eso sí, añadió, “igual de importante es que se informe cómo se resolverán las situaciones en que una persona que aparezca en el padrón impreso con que cuenten las juntas receptoras de votos no se reconozca su huella digital o simplemente que en determinado momento falle el equipo”.

“Es importante que el TSE pueda dar a conocer cómo será el proceso de digitación de los resultados de cada Junta Receptora de Votos y asegurar que son las mismas las que legitiman los resultados que se envían al centro de datos. Así se podrá analizar si el equipo, plataformas e infraestructura tecnológica son las adecuadas para tal fin”, informó.

Para Hurtado solo en la medida en que el TSE dé a conocer todos los aspectos operativos, tecnológicos y logísticos del diseño del proceso electoral se podrá comprender para qué están comprando.

“La adquisición de un servicio de comunicación satelital solo será comprensible, y eventualmente justificable, si el TSE da a conocer los informes técnicos que le llevan a concluir que los sistemas de comunicación móvil o de internet que existen en el país no son los adecuados.