Giammattei en la ONU demanda apoyo a países industrializados, pero también les pide respetar la soberanía

Mandatario guatemalteco culpa a países poderosos de ser los responsables del cambio climático y demanda acciones.

Publicado el
El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei, durante su discurso en la sede de la ONU, durante la celebración del 77 periodo de sesiones de la Asamblea General. (Foto Prensa Libre: AFP)
El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei, durante su discurso en la sede de la ONU, durante la celebración del 77 periodo de sesiones de la Asamblea General. (Foto Prensa Libre: AFP)

El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei ofreció este martes 20 de septiembre su segundo discurso frente a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el cual resaltó acciones de su Gobierno, reclamó a los países industrializados por la falta de apoyo, pero al mismo tiempo pidió respeto a la soberanía.

“La soberanía es fundamental, no importa lo grande o pequeño de los países, las relaciones deben estar basadas en el trato respetuoso y ningún país, organización o entidad multilateral puede o debe intervenir en asuntos de otros países”, remarcó Giammattei en su intervención.

Añadió que la ONU tiene la tarea de evitar un “tercera confrontación de grandes proporciones” en el mundo, pero no podrá resolver los problemas “si no existe el compromiso de respetar el derecho internacional y resolver nuestras diferencias con base al diálogo y negociación, respetando la soberanía de cada estado”.

Como lo hizo en su discurso del año pasado, el gobernante manifestó la necesidad “urgente” de hacer “cambios profundos”, de nuevo, “para asegurar el respeto a la soberanía e integridad territorial”.

Reclamos

El jefe de Estado aprovechó el podio del organismo internacional para lanzar un fuerte reclamo a las naciones industrializadas por los efectos del cambio climático que sufren las naciones pobres.

Dijo que este fenómeno hace más evidentes y peligrosos los efectos que han causado pérdidas al país por más de US$6 mil millones desde 1998.

Seguimos recuperándonos de los desastres naturales de años anteriores sin que el mundo industrializado, que es el auténtico responsable de esta catástrofe, responda con soluciones a lo que ellos han ocasionado”, señaló Giammattei.

El gobernante aseguró que su gobierno mantiene la lucha contra el narcotráfico, pero hizo un llamado a los países consumidores “que son los que más lavan dinero”, para atacar las finanzas de estas estructuras criminales porque de lo contrario el futuro de “nuestros países” seguirá amenazado.

Otros temas

Giammattei también se refirió a Ucrania y Taiwán, y dijo que el conflicto en el país europeo debe terminar. Respecto a la isla hizo un llamado para que sea reconocida como país y aceptada como tal en la ONU, algo que no ha sido posible porque “uno de los países miembros del consejo de seguridad”, en referencia a China.

Aseguró que se ha detenido el avance caravanas de migrantes que vienen desde el sur, con respeto a los derechos humanos. En el tema del diferendo territorial con Belice, manifestó que espera tener “una relación privilegiada con ese ese país por medio del diálogo”.

Análisis

El internacionalista y profesor universitario, Roberto Wagner, afirmó que hablar de apoyos internacionales y a la vez de respeto a la soberanía es contradictorio.

No puedo venir yo y decir, ‘ustedes países contaminan y no ayudan’. No está mal que lo diga, pero no puede señalar a todos y luego decir que lo más importante es respetar la soberanía nacional, conceptualmente eso se contradice”, expuso.

Para Wagner, Giammattei insiste en defender la soberanía de las naciones porque no quiere que ningún país, principalmente EE. UU., señale de corrupción a funcionarios de su Gobierno o alguien cercano a él que busque un puesto de elección el próximo año.

Precisamente para alcanzar tal fin, considera Wagner, es que el Gobierno de Guatemala ha expresado su apoyo irrestricto a Ucrania y a Taiwán, e incluso en el discurso de ayer habló de respetar la soberanía de Israel, otro gran aliado de EE. UU.

No obstante, recordó, la política exterior no funciona como la interna en la que oficialismo y oposición pueden pactar apoyo mutuo, por lo cual el Gobierno deberá analizar hasta que punto estas acciones pueden evitar un pronunciamiento del Departamento de Estado o de otra agencia del Gobierno de EE. UU.

El catedrático universitario remarcó que a Giammattei se le notó muy nervioso lo que lo llevó a cometer varios errores de forma, como llamar a la ONU “organización de estados unidos” dos veces.

Una protesta contra la corrupción en Guatemala. El mandatario habló del respeto a la soberanía, pero no de la corrupción. (Foto Prensa Libre: EFE)

Sin embargo, Wagner destaca el posicionamiento “valiente” del mandatario guatemalteco sobre Taiwán e Israel, naciones muy amigas de Guatemala.

Sin embargo, lamentó que no haya abordado La necesidad de integrar a la región, precisamente por los efectos del cambio climático que golpean a todos los países de Centroamérica, y solo se haya referido a esta zona para citar que se han detenido los flujos migratorios.

De igual forma, considera Wagner, por la cercanía, Giammattei debió hablar de una forma diplomática la crisis política que se vive en Nicaragua, tal vez no con un lenguaje rudo o confrontativo, pero sí a manera de llamado al diálogo.

“No nos podemos llenar la boca con condenar lo que pasa en Ucrania y quedarnos callados con lo que está pasando en Nicaragua”, indicó.

Demagogia

Para el internacionalista Alexander Sandoval las partes claves del discurso de Giammattei fue Ucrania, Taiwán e Israel, así como la propuesta de reformar los pilares de la ONU.

Remarcó que el mensaje estuvo “cargado de demagogia y retórica”, puesto que habló de confianza y diálogo cuando en Guatemala eso es lo que menos se observa”, por el contrario, se sufre de desnutrición y por los desastres naturales.

¿Necesita datos actualizados sobre Guatemala para tomar decisiones? Suscríbase a Microdosis, un servicio de contenido de estadísticas de alto valor de Prensa Libre, producido en alianza con ProDatos.