Hospital General pagará Q66 millones a comité de trabajadores

El Hospital General San Juan de Dios debe pagar Q66 millones 638 mil 642.98 en bonos, retroactivos desde el 2010, a un grupo de tres mil empleados que le ganaron una demanda laboral.

Un total de 3 mil 100 trabajadores del Hospital General San Juan de Dios recibirán más de Q66 millones en concepto de un incremento salarial. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
Un total de 3 mil 100 trabajadores del Hospital General San Juan de Dios recibirán más de Q66 millones en concepto de un incremento salarial. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

El primer desembolso es de Q25 millones, de fondos que el hospital no ejecutará en esta gestión. El dinero ya comenzó a depositarse en las cuentas de los empleados, a partir del último día de septiembre.

El pago millonario es porque el Estado perdió la batalla legal contra los trabajadores que reclamaban una mejora salarial, y a quienes el Juzgado Séptimo de Trabajo y Previsión Social les concedió un laudo arbitral en octubre del 2008. En la acción legal había varias peticiones, entre ellas, un incremento al sueldo de los empleados.

El laudo favoreció al grupo de trabajadores, sin embargo, el Ministerio de Salud desde el 2009 apeló a través del Ministerio de Trabajo y del propio hospital para evitar el pago, pero en el 2010 la Corte de Constitucionalidad amparó a los trabajadores y la sentencia quedó en firme, según confirmó a Prensa Libre Gonzalo de Jesús Campos Ávila, delegado del Comité Permanente de Trabajadores Coaligados del Hospital General San Juan de Dios (Copetraco), grupo que está a cargo del movimiento.

Al agotarse todos los recursos legales, al Hospital General solo le quedó cumplir la orden: pagar cerca de Q67 millones en carácter retroactivo a los tres mil 100 trabajadores por un período de dos años, que comprende del 21 de abril del 2011 al 21 de abril del 2013 -es el lapso por el que se liquidará a los empleados-.

“Se puede dejar de pagar cualquier cosa, menos una sentencia judicial”, dice el director del hospital, Jorge Fernando Solares Ovalle.

El médico señala que el dinero para cancelar a los trabajadores saldrá del presupuesto del hospital, de los fondos que no se ejecutarán en esta gestión, por lo que el dinero destinado a la atención a los pacientes no se tocará. “No nos vamos a quedar desabastecidos”, asegura.

Atraso tras atraso

Con el fallo de la Corte, el pago debía hacerse en 2014, sin embargo, durante tres administraciones del Ministerio de Salud -Jorge Villavicencio, Luis Monterroso y Lucrecia Hernández Mack- no se concretó.

“Las administraciones anteriores evadieron el proceso, y ahorita ya salió una sentencia de que si no se cumple se aplica lo conducente a las autoridades, o sea que si uno no lo paga se va al bote”, menciona el director del hospital.

Los trabajadores solicitaron al actual ministro, Carlos Soto, y al director del hospital discutir el tema y encontrar la salida financiera para hacer efectivo el pago, pues “ya no hay recursos (legales) pendientes que resolver”, señala Campos Ávila.

El acercamiento entre las partes involucradas lleva meses, refiere Kildare Enríquez, viceministro de Administración Financiera del Ministerio de Finanzas, y hace dos el hospital encontró dentro de su presupuesto el dinero para cumplir con la orden judicial.

“La modificación fue interna en el hospital, es una transferencia que se autorizó con expediente interno de esa unidad. No vino al Ministerio de Finanzas, lo que se está acompañando al hospital es en poder trasladarle los recursos en función de la disponibilidad que el Ministerio de Finanzas tenga, considerando que es un proceso que viene por instrucción de juez”, indicó Enríquez.

El director del hospital señala que los fondos para pagar el laudo arbitral provienen de proyectos que se tenía previsto efectuar este año, como la construcción de un área para neonatos y trabajos en el área de Emergencia, sin embargo, por procesos técnicos no lograron concretarse.

“El dinero que está destinado la atención de pacientes, eso no se ha tocado, no se ve afectado en nada”. Jorge Fernando Solares Ovalle, director del Hospital General San Juan de Dios.

En tres pagos

Fue el 11 de septiembre cuando los empleados del Hospital General recibieron la noticia de que se les cancelará la deuda. Ese día las partes involucradas se sentaron en una mesa de diálogo para encontrar una salida.

Son cerca de Q67 millones los que el hospital desembolsará de su presupuesto y que debe repartirse entre 3 mil 100 trabajadores -los que laboraban en el hospital durante el 2011-. Las entregas deben hacerse en septiembre, octubre y noviembre.

La primera es de Q25 millones, cantidad que Finanzas ha podido facilitar al hospital según “la disponibilidad de caja fiscal”. Con ese dinero se beneficiará a un primer grupo de 1 mil 200 personas, lo que hasta ahora tienen completa su papelería.

“No a todos les corresponde lo mismo. Hay unos que tienen Q4 mil otros Q5 mil, que es la minoría, la mayoría vamos a recibir Q29 mil 916. 67”, mencionó Campos Ávila.

El pago del beneficio será a través de transferencia electrónica directa a las cuentas de los trabajadores. “No se hará ningún pago con cheque o a las manos de los beneficiarios de manera física, todo es utilizando los sistemas de tesorería que la ley orgánica del presupuesto faculta”, explica el viceministro de Finanzas.

Las personas que se incluyen en la lista pero que fallecieron durante este proceso, serán sus familiares los que podrán cobrar el beneficio económico.

El segundo pago para los trabajadores llegará en octubre y también será de Q25 millones, el tercero será en noviembre por Q16 millones.

El director del hospital señala que con este laudo arbitral que debe ser acatado los empleados “se sacaron la lotería”.

Otros puntos en discusión

Hay otros puntos que se contemplan en el laudo arbitral que fue otorgado a los trabajadores en el 2011 y que están en discusión.

Uno de ellos es la creación de un fideicomiso de Q10 millones que será para cancelar deudas que los trabajadores han adquirido con distintas agencias bancarias. “Será una sanidad económica para todos los trabajadores”, señaló el representante del Copetraco.

Pero este punto aún debe hacerse un análisis legal por el Ministerio de Salud y las autoridades del Hospital General, pues de acuerdo con el decreto 25-2018, no es posible crear fideicomisos con fondos públicos, y según el viceministro debe ser analizado detenidamente para ver su viabilidad.

Los otros puntos son la apertura de una agencia bancaria dentro del hospital, así como el traslado de las cuentas de los trabajadores al banco que administre el fideicomiso.

Luego de cancelarse la deuda, los trabajadores ya tienen seguro un incremento de mil quetzales para el próximo año, solo que los beneficiarios serán más, pues ahora en el hospital hay alrededor de 3 mil 500 empleados en todas las áreas, refiere Campos Ávila.

El presupuesto del Hospital General San Juan de Dios es de Q799.6 millones, cerca del 70% se destina al pago del salario de los empleados, que actualmente son 3 mil 580. Hasta el jueves pasado la unidad tenía una ejecución presupuestaria del 59%, el director del nosocomio espera que al terminar el año esta alcance el 95%.

Contenido relacionado

>Sindicato de salubristas manifiesta en la Plaza de la Constitución

>Representantes de sindicatos del occidente demandan mejor atención y medicamentos del IGSS

>Médicos no firmarán contratos que incluyan aumento pactado con sindicato de Salud

 

 

 

3

Rosine Molla Hace 2 semanas

Ofertas de Crédito persona a persona es para personas serias que desean obtener un préstamo sin pasar por un banco.

Correo electrónico: valentinthierry6@gmail.com

Francisco Gutierrez Hace 2 semanas

De acuerdo con el SICOIN, la disponibilidad presupuestaria al 30 de Septiembre no utilizada en el Hospital San Juan de Dios, es de Q.110.00 Millones, pueden disponer del pago y de abastecerse, es bueno tener la mesa limpia.

Mario Acevedo Hace 2 semanas

Lo que se traducira en desabastecimiento de medicamentos en los proximos meses, de eso no hay duda.