Inde: una millonaria relación entre los gerentes y un contratista

La empresa Tecnidesa, S. A., ha facturado más de Q15 millones en los últimos seis meses en el Inde, en una serie de adjudicaciones que levantan suspicacias, ya que dos de los gerentes de la institución sostendrían una estrecha relación con el propietario de la firma, lo que podría implicar conflicto de interés.

El Inde es el propietario de 9 hidroeléctricas y de red de transmisión de electricidad y brinda los aportes para el subsidio de energía a la Tarifa Social. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El Inde es el propietario de 9 hidroeléctricas y de red de transmisión de electricidad y brinda los aportes para el subsidio de energía a la Tarifa Social. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Se trata del gerente de la Empresa de Generación de Energía Eléctrica (EGEE), Roberto Antonio Barrera Méndez, y del gerente general, Carlos Abel Beltetón Coronado —ambos del Inde—, quienes mantienen aparentemente una relación de amistad con Javier Estuardo Estrada Von Ahn, propietario y representante legal de Tecnidesa.

Según los registros de Guatecompras, la empresa Tecnidesa pasó de tener contratos con el Estado en el 2016 por debajo de los Q100 mil, a lograr sumas millonarias este año, con un primer contrato por Q2 millones 399 mil en junio pasado y tres adjudicaciones que superan los Q9.5 millones, también en el 2019. Además, destaca un contrato para la limpieza y pintura de tubería, una actividad que no figura entre los servicios de la empresa.

La relación de los gerentes del Inde con Estrada Von Ahn se hizo evidente luego de que la empresa obtuvo más de Q9 millones en contratos con el Instituto, tan solo tres días después de que Barrera Méndez y Beltetón Coronado estuvieran en la boda del empresario, en México. Tanto Barrera como Betltetón fueron nombrados gerentes en el Inde el año pasado.

Fotografías en cancún

El viernes 8 de noviembre del 2019, ambos funcionarios del Inde viajaron a México en vuelos separados, pero con un mismo destino: Cancún.

Barrera Méndez viajó en el vuelo 4069 de una aerolínea mexicana, y regresó a Guatemala el lunes 11 de noviembre, mientras que Beltetón Coronado salió el mismo día en un vuelo distinto, el 2913, y volvió al país el domingo 10 de noviembre, según lo confirmó Prensa Libre.

A pesar de no ir juntos, los gerentes sí coincidieron en lugar, fecha y hora.

La Junta Directiva del Inde no se enteró del periplo en esos días, ya que no informaron que saldrían del país, pese a que tenían que hacerlo, pues se ausentaron de sus labores en día hábil.
Los gerentes fueron invitados a la boda del empresario Javier Estuardo Estrada Von Ahn, que se celebró en la Riviera Maya, Cancún, México, con quien compartieron en la ceremonia religiosa y el resto de las actividades sociales relacionadas.

La recepción fue el sábado 9 de noviembre del 2019, en el exclusivo hotel Hyatt Ziva, a las 16 horas. Un día antes, hubo un coctel de bienvenida en el restaurante Fred’s House, donde también se hicieron presentes los ejecutivos del Inde.

Roberto Barrera en la fiesta de la boda de Javier Von Ahn, en Cancún, México. (Foto Prensa Libre)

La invitación

Estrada Von Ahn es propietario de la empresa Tecnidesa, S. A. que es proveedora del Inde.

La compañía se dedica a la prestación de servicios y asesoría empresarial en temas de tecnología, según consta en la patente de comercio extendida por el Registro Mercantil.

Tecnidesa quedó inscrita el 22 de mayo del 2015 por el notario Javier Enrique Ruata Flores. También ha figurado como representante legal de la sociedad Bryan Joseph Mcgauran Ros.

En su página electrónica, se presenta como una empresa dedicada a promover productos de comunicaciones y de seguridad, ubicada en la 0 calle 15-37, zona 15, en un edificio de ladrillo de cuatro pisos y de reciente construcción.

Contratos millonarios

Los primeros contratos con el Estado le fueron adjudicados a Tecnidesa en el 2016, y llegaron hasta los Q200 mil. Las ventas se registraron en instituciones como la Universidad de San Carlos, Ministerio de Salud, Procuraduría General de la Nación, Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, la mayoría relacionadas con equipo de computación y cámaras de seguridad de circuito cerrado.

En el 2018, solo le vendieron a la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencial (SBSP) y al Ministerio de Cultura y Deportes. A la primera, un circuito cerrado de televisión por Q83 mil 927, y a la segunda, insumos para uso de internet por Q16 mil.

Sin embargo, los mejores contratos llegaron en el 2019, en el Inde, entidad que durante ese año les ha adjudicado Q15 millones 305 mil 93.20.

El 13 de junio, Tecnidesa obtuvo su primer contrato —por Q2 millones 399 mil—, de 10 hasta el momento en el Inde.

En ese concurso, la empresa fue la única oferente, y vendió un thin client —computadora o software que depende del servidor central para enviar información a diferentes usuarios—.

Ese contrato fue firmado por Beltetón Coronado, luego del visto bueno que dio el jefe de las juntas licitadoras.

Cinco meses después, entre el 5 y el 10 de noviembre, Tecnidesa recibió tres adjudicaciones que superan los Q9.5 millones. Seis de las 10 adjudicaciones que ha ganado Tecnidesa fueron aprobadas por Carlos Abel Beltetón Coronado, luego del visto bueno de las juntas licitadoras encabezadas por el jefe de esa unidad, César Amaral Tzul Tacam. En cuatro concursos en los que participó Tecnidesa, también lo hizo la empresa Proquind, con precios similares.

Por ejemplo, el 5 de diciembre, Tecnidesa fue adjudicada para vender un dispositivo de almacenamiento adjunto en red por Q3 millones 857 mil 817, mientras que Proquind ofertó por Q3 millones 925 mil 345. La diferencia fue de Q67 mil 527, según el acta 073-2019 del Inde.

En 11 adjudicaciones que recibió Tecnidesa, en seis fueron los únicos oferentes, incluso cuando los contratos rondaban cifras millonarias.

El 7 de noviembre, un día antes de la boda de Estrada Von Ahn, la EGEE, a cargo de Barrera Méndez, adjudicó un contrato por Q1 millón 350 a Tecnidesa a través del acta 41-2009. La junta licitadora, encabezada por Tzul Tacam, junto a Carlos Humberto López Ramírez, Raúl Estuardo Vásquez Monroy, Liliana Juárez Morataya y César Aníbal de León Godínez.

El documento fue autorizado por Beltetón Coronado. En ese mismo concurso participó la empresa Servicios y Aplicaciones de Pintura Industriales y Comerciales, S. A. El contrato es para la limpieza y pintura de tubería de presión de la planta Palín 2, Escuintla, una tarea ajena a la comunicación y seguridad, que es la experiencia que acredita Tecnidesa, según su sitio de internet.

Consultado el contralor general de cuentas, Edwin Salazar, sobre este caso, dijo que realizarán un análisis sobre las compras que haya efectuado el Inde.

Conflicto de intereses

El artículo 18, del decreto 89-2002 Ley de Probidad, establece las prohibiciones para los funcionarios o empleados públicos en los siguientes incisos:
b) Utilizar el poder que le confiere el ejercicio del cargo o empleo en las entidades del Estado, autónomas o descentralizadas, para tomar, participar o influir en la toma de decisiones en beneficio personal o de terceros.
c) Solicitar o aceptar directamente o por interpósita persona, dádivas, regalos, pago, honorarios o cualquier otro tipo de emolumentos adicionales a los que normalmente percibe por el desempeño de sus labores.

Eddie Cux, de Acción Ciudadana, resaltó que existe duda razonable por conflicto de intereses al haber ido a la boda de un contratista, lo que contraviene la Ley de Probidad. Añadió que el artículo 443 ordena que el funcionario o empleado público que aceptare dádivas, presentes, ofrecimientos o promesas de personas que tuvieran algún asunto pendiente ante él, será multado con Q100 a Q3 mil.

“Los funcionarios pueden estar incurriendo en delitos penales como fraude, lo cual debe investigar la Contraloría y el Ministerio Público”, comentó Cux.

Las compras en el INDE

Esa institución utiliza un reglamento de compras y contrataciones propio, y no la Ley de Contrataciones del Estado, como otras entidades públicas.

Una de las justificaciones es que de esa manera se agiliza la gestión y ejecución administrativa.

Organizaciones de la sociedad civil han cuestionado esa situación, al considerar que no se debe permitir que el Inde haga las compras con una norma contraria a la Ley de Contrataciones.

La diputada de Encuentro por Guatemala Nineth Montenegro, que ha fiscalizado de cerca al Inde, afirmó que esta entidad hace adquisiciones de manera discrecional, lo que no se debe permitir.
En una citación al Congreso, el director de Atención a Denuncias de la CGC, Orlando Rodríguez, manifestó que el Inde debe apegarse a la Ley de Contrataciones, y no solo basarse en su reglamento interno.

El artículo 20 del reglamento en mención establece que cuando los montos sean menores a Q90 mil es el jefe de la dependencia quien debe aprobar la compra; montos mayores hasta Q900 mil, el gerente de la empresa del Inde que haga la adquisición.

De Q900 mil a Q4 millones, el gerente general del Inde es quien decide, y por más de Q4 millones, la junta directiva.
en el equipo de transición

Tzul Tacam tiene amplio poder para decidir a quién se adjudica en el Inde, desde su cargo como jefe de licitaciones. Por sus manos pasan todos los documentos relacionados con las compras que hace ese instituto, incluidas las de Tecnidesa. Del 2016 al 2018 ha integrado más de 240 juntas de calificación de acuerdo con el portal Guatecompras. Esa información no se encuentra actualizada hasta el 2019. Fue auditor gubernamental de la CGC antes de laborar en el Inde, según registro del ente contralor.

Actualmente, Tzul participa como parte del equipo de transición del presidente electo, Alejandro Giammattei, en reuniones a las que asiste, incluso, en sus horarios laborales; por ejemplo, al Congreso de la República, según pudo verificar Prensa Libre.

Contenido relacionado:

Condenan a exalcalde a nueve años por caso de corrupción con sobrina de Sandra Torres

Fiscal María Consuelo Porras viaja a Emiratos Árabes Unidos para cumbre contra la corrupción

Estudio señala que Guatemala tiene una democracia frágil con altos niveles de corrupción