“Lo que ocurre en Guatemala es un desastre para el estado de derecho”: William Brownfield

William Brownfield, exsecretario de Estado para Asuntos de Narcóticos del gobierno de EE. UU. calificó de “desastre para el estado de derecho”, los recientes acontecimientos ocurridos en el país en torno a la Cicig y que han derivado en la finalización del mandato con esta, de forma unilateral, por parte de Gobierno de Guatemala.

Expertos participaron en el foro sobre el futuro de la Cicig en Washington, D. C. (Foto: @Jomaburt)
Expertos participaron en el foro sobre el futuro de la Cicig en Washington, D. C. (Foto: @Jomaburt)

Durante un foro en el Congreso de EE. UU. expertos en temas de seguridad y justicia debatieron sobre el futuro de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y las amenazas que enfrenta el estado de derecho.

Durante esa cita, Brownfield indicó que “los jueces están amenazados e intimidados” y que “los elementos claves del estado de derecho están siendo desmantelados sistemáticamente”.

La actividad fue organizada por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. A la misma asistió Jo-Marie Burt, asesora principal de la Oficina de Washington para Asuntos de Latinoamérica (Wola), quien difundió los principales pronunciamientos de los participantes en su cuenta de Twitter.

Además de Brownfield, también participaron como expertos la exmagistrada de corte de apelaciones, Claudia Escobar; Brittany Benowitz, del Centro de Derechos Humanos; Leah Campos, exasesora del Comité de Asuntos Internacionales de la Cámara de Representantes; el expresidente del Cacif, Peter Lamport y Mark Schneider, del Centro para los Estudios Estratégicos e Internacionales.

Lea también: La percepción sobre corrupción de Guatemala cae dramáticamente

También asistió la congresista demócrata Norma Torres, una de las promotoras del encuentro.

Cambio desde llegada de Cicig

Escobar indicó que antes de la llegada de la Cicig a Guatemala el país era dirigido por “criminales intocables”.

En relación a las recientes resoluciones de la Corte de Constitucionalidad (CC) que han favorecido la continuidad de la misión antimafias de la ONU y que el Gobierno no ha acatado, Escobar aseguró que se rompe el estado de derecho que es la “clave para paz”.

Lea también: MP investiga posible desobediencia de resoluciones dictadas por la Corte de Constitucionalidad

Si esto se permite, advirtió la exmagistrada, Guatemala caerá otra vez en manos de mafias corruptas.

Por aparte, el expresidente del Comité Coordinador de Asociaciones Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), Peter Lamport, calificó de “violación grave” al estado de derecho el que el Ejecutivo ignore las resoluciones del máximo tribunal.

 

Se hace lobby en el Congreso.

Torres, durante su intervención, denunció que el Gobierno de Guatemala contrató a una empresa de relaciones públicas para que haga lobby en el Congreso en contra de la Cicig, a la vez que aseguró esta cuenta con la aprobación del 70 por ciento de guatemaltecos.

Por aparte, Schneider relacionó la migración ilegal de guatemaltecos con la impunidad y citó cifras oficiales que dan cuenta que durante el año pasado la cantidad de familias guatemaltecas aprehendidas en la frontera sur de EE. UU. que ingresaron irregularmente aumentó 50 por ciento.

El debate por la Cicig ha llegado hasta el Congreso de EE. UU., país que es el principal cooperante.

Muchos congresistas apoyan la permanencia del ente en Guatemala, mientras que otros señalan que debe retirarse.

Contenido relacionado

> Esto dijo Iván Velásquez respecto al proceso electoral en Guatemala

> La ONU no es quien para rechazar nuestra decisión, dice Sandra Jovel

> Exmagistrados y abogados respaldan a titulares de la Corte de Constitucionalidad

 

1

Poncho León Hace 8 meses

Desgracia para el estado de derecho son los atropellos de la CICIG en Guatemala. Desgracia es que tengan a gente 3-4 años en prisión preventiva cuando LA LEY dice que no pueden estar más de 6 meses en prisión preventiva. Desgracia es que le hayan allanado el camino a Thelma Aldana, manipulando todo el sistema. Desgracia es que intervenido y cooptado al TSE para hacerse de todo el poder a toda costa. Como siempre, los hipócritas demócratas como la “señora” Torres, que no saben ni cómo funciona la ley, títere de Soros, que sólo repite como urraca la agenda por la que le pagan. Eso sí que es una desgracia para el estado de derecho guatemalteco.