Testigo declara que empleados de Registro de la Propiedad recibieron canastas navideñas sencillas

Ana Patricia Marroquín, empleada sindicalizada, declaró este martes en el juicio por el caso Botín en el Registro de la Propiedad, que las canastas navideñas que recibieron en 2013 solo tenían golosinas, con lo que el Ministerio Público busca establecer que esos obsequios fueron sobrevalorados.

En el Tribunal Décimo Tercero Penal se realiza el debate a los implicados en el caso Botín en el Registro de la Propiedad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En el Tribunal Décimo Tercero Penal se realiza el debate a los implicados en el caso Botín en el Registro de la Propiedad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“No recuerdo que nos dieran algún tipo de refacción ese día que recibimos las canastas. Todas eran iguales. Los del Departamento de Recursos Humanos nos las entregaron”, declaró Marroquín.

A las preguntas de la fiscal para que describiera los alimentos que contenía, la testigo dijo que solo eran golosinas.

También le mostraron fotografías de dos tipos de canastas. Una, con forma de reno navideño, y con productos como embutidos y licores, y la otra, más pequeña, con golosinas, como galletas y angelitos. Marroquín señaló que la canasta que ella recibió, así como el resto del personal, fue la pequeña.

La canasta de Marroquín tenía 11 productos y fue cotizada en Q159.50, según la investigación. No obstante, el Registro pagó Q269 mil 933 a través de tres facturas por 564 canastas, lo que significa que cada una costó Q478.60, más de tres veces el precio comercial.

Esta es una comparación de los dos tipos de canastas navideñas. La primera, la que dicen los implicados que dieron a los empleados, y la segunda, la que dice la testigo que los empleados recibieron.

Lee además: Percepción de corrupción es peor en e país

Durante la audiencia, el Tribunal, integrado por Edna Maxia, Jaime González y Juan Aceituno, confirmó que la Cicig, que actuaba como querellante adhesivo, queda fuera del proceso, por abandono de su representante, Amanda Trejo.

Además, por ausencia del abogado Carlos Rodas, los jueces autorizaron que se defendiera a sí misma Anabella de León, exdiputada del extinto Partido Patriota (PP) y exregistradora General de la Propiedad, ya que es abogada.

Según el MP, Sammy Morales, hermano del presidente Jimmy Morales, está señalado por la factura de Plus Espectáculos y Promociones, S.A., por Q89 mil 975, pagados por el Registro. Para ello, la empresa simuló un evento de alimentos para 40 personas, de tres tiempos de comida, por tres días, que habrían sido servidos durante la elaboración de un “proyecto de plan operativo anual”, pero en realidad cubría el costo de las canastas, según el expediente.

La investigación determinó que el Registro también pagó a Fulanos y Menganos Q90 mil por 564 desayunos que  no fueron servidos, cantidad que coincide con el número de canastas.

Otra factura de Plus Espectáculos por Q89 mil 958, detalla la compra de las canastas que fueron entregadas por Abdy Estrada García, madre de la exnovia de José Manuel Morales Marroquín.

Contenido relacionado

>Canastas navideñas del caso Botín en el Registro de la Propiedad

>La Cicig queda separada del caso Botín 

>Sammy Morales gestiona para que le borren los antecedentes