Magistrados asumirán en un TSE desgastado

Exmagistrados y analistas coinciden en que las nuevas autoridades electorales no deben responder a los partidos que los eligieron y tendrán el reto de fortalecer la independencia y credibilidad del TSE.

Los nuevos magistrados del TSE fueron juramentados este miércoles 18 de marzo en el pleno del Congreso. (Foto Prensa Libre: Fernando Cabrera)
Los nuevos magistrados del TSE fueron juramentados este miércoles 18 de marzo en el pleno del Congreso. (Foto Prensa Libre: Fernando Cabrera)

El pleno del Congreso juramentó ayer a los cinco magistrados titulares del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para el período 2020–2026. Estos tendrán a su cargo a una de las dependencias claves para el proceso democrático del país y además tendrán que resolver los procesos de cancelación de partidos políticos que recién respaldaron su elección.

La sesión en la que fueron electos los magistrados se dio en medio de un escenario de prevención nacional, por los casos positivos de covid–19 que han reportado las autoridades. Por ello la plenaria se desarrolló a puerta cerrada y la única imagen del hemiciclo fue la que el propio Congreso compartió por sus redes sociales.

El próximo viernes tomarán las riendas del TSE Mynor Franco y Ranulfo Rojas, exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ); Gabriel Aguilera, exministro de Trabajo; Blanca Alfaro, excandidata vicepresidencial, e Irma Palencia, vinculada con militares en situación de retiro.

Todos ellos tendrán que despejar las dudas que deja la actual magistratura, pero también deben demostrar que no llegan para proteger a las agrupaciones que los eligieron, según expertos en la materia.

También fueron juramentos cuatro de los cinco magistrados suplentes, ya que uno de ellos, Noé Ventura Loyo, renunció al buscar una magistratura titular en una corte de Apelaciones.

Consideraciones

Para Edie Cux, director de Acción Ciudadana (AC), fue poco ético que el Legislativo desarrollara la elección en medio de la crisis del coronavirus, y añadió que es necesario que se mejore la transparencia electoral, al considerar que el TSE “necesita legitimidad y recuperar la confianza”.

Por su parte, Emilio Ruiz, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), dijo que la elección fue transparente y se cumplió con los plazos constitucionales, pero cree que los retos de los futuros magistrados serán grandes.

“La vara es bastante alta en ese sentido, y aun así el profesionalismo y la manera como se eligió a los magistrados nos da certeza de que puede ser un TSE distinto y mejor”, comentó Ruiz.

Desaprueban al TSE

Exmagistrados consultados respecto de las responsabilidades que están por asumir los nuevos funcionarios resumieron todo en una palabra: independencia.

Gabriel Medrano, exmagistrado del TSE, considera clave que la institución trabaje alejada de cualquier inclinación política.

“Yo considero que el reto de los nuevos magistrados, y de todos los que ha tenido el TSE, al tomar posesión, es mantener la independencia del TSE”, precisó.

Para Mario Guerra Roldán, también exmagistrado electoral, los antecedentes de las últimas magistraturas han dejado en una situación débil a ese órgano, lo que vendría a endurecer las responsabilidades de los nuevos funcionarios.

“El TSE ha decaído en los últimos años. El prestigio que tenía en los primeros años de su creación y de su funcionamiento ha prácticamente desaparecido, ha sido muy criticado, muy censurado. Uno de los principales retos es reforzar al TSE, darle la autoridad que verdaderamente merece y hacerle frente a la política que ha sido un obstáculo”, recalcó Roldán.

Otros de los aspectos a considerar, según Roldán, es que actualmente existe demasiada burocracia dentro de la entidad, así como personas en puestos de trabajo innecesarios y que deben ser evaluados al momento que tomen posesión las próximas autoridades.

El descontento y dudas de algunos sectores se debe a que los nuevos magistrados fueron electos por congresistas que representan a partidos con procesos de cancelación abiertos, lo que, según críticos, limitaría la independencia y autoridad del TSE, pero Medrano asegura que existen posibilidades de dejar bien definida su independencia.

“Los magistrados deben ser independientes y no deben estar agradecidos con nadie ni estar comprometidos con nada”, puntualizó.

Prensa Libre intentó comunicarse con los actuales magistrados de TSE, Julio Solórzano, Mario Aguilar Elizardi y María Eugenia Mijangos, para conocer su postura sobre las críticas a su administración, pero no fue posible comunicarse con ninguno.

Ofrecen independencia

Los magistrados electos Blanca Alfaro y Mynor Franco aseguraron que desarrollarán su gestión de manera transparente y objetiva, alejados de cualquier presión política. Alfaro fue consultada al salir del palacio legislativo y añadió que ser candidata vicepresidencial de Edwin Escobar, con el partido Prosperidad Ciudadana, no era impedimento para que optara al cargo.

“Que yo hubiese sido una persona que participó en la asamblea de constitución del partido político donde yo era candidata a la vicepresidencia… nunca participe en la asamblea, nunca fui o estuve afiliada a ningún partido en ese entonces”, resaltó Alfaro, al afirmar que su gestión será objetiva.

En tanto, Franco indicó que abordarán en este primer año un proceso de educación cívica, en el cual analizarán “con la objetividad del caso” los procesos de cancelación de partidos políticos.

“Tenemos capacidad para juzgar, tenemos la suerte de que los que integramos actualmente el TSE hemos ejercido jurisdicción o han sido ministros, hay alguien que ha sido alcalde. El hecho de que haya procesos de cancelación, si la ley así lo manda, la ley es lo que tenemos que hacer cumplir. Aquí no es cuestión de que queramos o no queramos, lo que manda la ley debemos ser objetivos”, aseguró.