Orlando Blanco dice que dará la cara por posible financiamiento electoral ilícito en la UNE

El diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza, (UNE), Orlando Blanco, se desligó de los señalamientos del posible financiamiento electoral ilícito en la campaña electoral 2015, y señaló que el problema es por US$64 mil por servicio de transporte aéreo. 

El diputado Orlando Blanco Lapola, es el jefe de la banda Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El diputado Orlando Blanco Lapola, es el jefe de la banda Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad Guatemalteca (Cicig), la UNE usó horas de vuelo valoradas con Helicópteros de Guatemala, S.A., pero la investigación determinó que las empresas Maariv -Q583 mil 730.01- y Bienno -1 millón 332 mil 875.05- no pagaron por ese servicio, como hizo ver ese partido político por concepto de donaciones.

“Nosotros tenemos las declaraciones juradas, cheques y recibos. Ellos –las empresas–, ya no quisieron aparecer como financistas. El tema de lo financiero no me preocupa. Nosotros lo declaramos como financistas. Nosotros tenemos la documentación y una declaración jurada.”, dijo Blanco vía telefónica.  


Según Blanco, en noviembre del 2015, la empresa Helicópteros de Guatemala les notificó que el saldo pendiente por servicios de vuelos era de Q80 mil. Sin embargo, en octubre del 2016, la empresa aérea acude al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y expone que la UNE les debe unos Q231mil. El TSE revisa el expediente contable de la UNE y aparece una diferencia, ese es el “clavo”, afirmó el diputado.

El caso no es complicado de aclarar, expone el diputado: “Existe la documentación correspondiente, el partido sí se cuidó de pedir declaraciones juradas y extender recibos”.

“Yo nunca he manejado fondos del partido”, insistió Blanco al pedirle su opinión sobre la solicitud de antejuicio en su contra que presentó el MP y Cicig en los tribunales.  “El problema es que  me involucran a mí por haber sido el secretario del partido en funciones –en el 2015–. Yo no era el responsable de las decisiones. Ahora toca dar la cara”, abundó el parlamentario.  

A Blanco se le preguntó, si usted no manejó fondos ¿Quién es el responsable?  Y respondió: “Es una estructura;  hay un comité de finanzas del órgano de fiscalización del partido. Ese caso son 64 mil dólares  el partido tiene certificaciones de qué recibió y cómo lo reportó. El partido lo reportó”, insistió.

¿Por qué no reportaron al TSE la diferencia de dinero?  “Nosotros no lo reportamos porque cuando nosotros entregamos el informe financiero del 2015 era lo que nosotros teníamos, como reporte eran esos 80 mil quetzales. Los gastos en transporte aéreo fueron casi dos millones. No sabíamos que existiera esa deuda”.  

“Vamos a colaborar con la investigación, presentaré la papelería de que nunca he sido cuentadante. Yo asumí la presentación política porque Sandra –Torres– era la candidata a la presidencia, pero no tenía el control financiero”, concluyó Blanco.