Pérez Molina dice que respeta resolución que niega el genocidio

Al ser cuestionado respecto a la aprobación de un punto resolutivo que afirma la inexistencia de genocidio en Guatemala, el presidente Otto Pérez Molina indicó que respeta la opinión del Congreso pues es un organismo del Estado.

Sesión plenaria del Congreso. (Foto Prensa Libre)
Sesión plenaria del Congreso. (Foto Prensa Libre)

CIUDAD DE GUATEMALA – Pérez Molina recordó que el documento fue aprobado con más de 80 votos y este tipo de acciones requieren de consenso.

La resolución fue promovida por el diputado del PRI, Luis Pérez, expuso al defender su punto de vista que los únicos que piensan que hubo genocidio son “un pequeño grupo de la izquierda trasnochada” e instó a trabajar en la reconciliación nacional.

El punto resolutivo generó una serie de críticas y pronunciamientos a favor y en contra en diversos sectores de la sociedad.

De acuerdo con abogados constitucionalistas los diputados no están facultados para intervenir en la administración de justicia. El artículo 203 de la Carta Magna delega esa facultad a los tribunales y el 141 establece la separación de poderes del Estado. Además, contraviene el 140, que instaura el sistema republicano y democrático.

Conflicto armado interno

El conflicto interno guatemalteco acabó el 29 de diciembre de 1996, cuando el gobierno y la guerrilla firmaron los Acuerdos de Paz.

Según el informe “Memorias del Silencio”, que divulgó la Comisión para el Esclarecimiento Histórico de las Naciones Unidas (ONU) en 1999, se atribuye el 93 por ciento de las matanzas registradas durante el conflicto al Ejército, el 3 por ciento a la guerrilla y el resto a otros grupos no identificados.

El conflicto armado interno dejó cerca de 200 mil afectados, entre ellos unos 45 mil desaparecidos.

Evalúa gestión del PGN

El mandatario confirma que hice una evaluación del desempeño de Vladimir Aguilar, procurador General de la Nación, y a más tardar mañana se dará a conocer si continúa o no en el cargo. Explicó que hay otras tres personas que se consideran para el puesto.