Reforma a la Ley de Reconciliación Nacional pasa el segundo debate

La controversial reforma a la Ley de Reconciliación Nacional, que otorga amnistía a delitos de genocidio, desaparición forzada y tortura, pasó el segunda debate este miércoles en el Congreso.

La polémica reforma a la Ley de Reconciliación dio un paso más a su aprobación.  (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
La polémica reforma a la Ley de Reconciliación dio un paso más a su aprobación. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Oliverio García-Rodas, diputado independiente, criticó que los diputados no se han dado cuenta de los errores que tiene el dictamen. Por ejemplo, el artículo 5 dice “cielitos”, en lugar de “delitos”.

Durante la sesión hubo una moción, promovida por García-Rodas, para que el proyecto regrese a la comisión, pero tuvo 27 votos, 74 en contra, y no fue aprobado.

Otra moción, también impulsada por él, planteó que la reforma obtuviera una opinión de la Corte de Constitucionalidad (CC), pero obtuvo 18 votos y 83 en contra, con lo cual quedó improbada.

El legislador enfatizó que, si bien aceptaba que sus propuestas fueron rechazadas, esta reforma merece escrutinio antes de ser aprobada.

Lea además: DPI podría quedar vigente de por vida

Nineth Montenegro y Raúl Romero, diputados de Encuentro por Guatemala y Fuerza, abogaron por la discusión de la reforma para encontrar la reconciliación nacional, pero demandaron que sea tomando en cuenta el ordenamiento jurídico y de acuerdo con convenios internacionales.

“Yo creo que debemos encontrar los mecanismos de reconciliarnos entre otros, sin confrontación ni polarización”, dijo Montenegro, quien agregó que, no obstante, el artículo 8 de la ley actual precisa que no se puede extinguir de responsabilidad penal los delitos de genocidio, tortura y desaparición forzada, así como los delitos imprescriptibles de conformidad con el derecho interno e internacional.

Romero, por su parte, expuso que se debe buscar la reconciliación nacional porque no se puede seguir viviendo en la polarización. “Demostremos que somos una sociedad que está dispuesta a dejar el pasado y vivir mejor en el presente, y no hagamos negocio del enfrentamiento entre hermanos”, dijo.

Lea también: ¿Por qué no van a la cárcel los jóvenes que causan problemas en centro de menores?

Carlos Chavarría planteó que la reforma riñe con el derecho internacional. “Estaríamos rebasando las competencia del un congreso. No somos los dueños de la historia ni podemos condenar el futuro de este país y las futuras generaciones”, dijo.

Señaló este es un tema de justicia, no de ideología, y quienes demandan justicia merecen recibirla. Además, cuestionó que se está promoviendo una amnistía a través del nombre “reconciliación nacional”, cuando una parte del pueblo está pidiendo lo contrario.

Walter Felix, de URNG, quien apoyó la primera moción de García-Rodas, dijo que le preocupa la forma en que el Congreso está abordando el tema, por lo que planteó la posibilidad de crear una mesa técnica con sectores sociales para que sea discutida.

Manuel Conde, del PAN, secundó la idea de Felix sobre una discusión en torno a una mesa técnica porque la reconciliación de un conflicto de 36 años no se resuelve por decreto. “Las amnistías y leyes de punto final de otras sociedades no dieron los resultados esperados, pero los nuevos modelos de justicia premial, de justicia para la paz, que pasan por procesos de aceptación, de reparación y garantía de no repetición sí han dado resultado”, expresó.

Recordamos: CC mantiene vigente el artículo 8 de la Ley de Reconciliación

Rechazo

Los cambios a la ley han despertado rechazo entre ciertos sectores, como defensores de los derechos humanos, la Procuraduría de los Derechos Humanos, víctimas de crímenes de lesa humanidad, Naciones Unidas y del propio Departamento de Estado y algunos congresistas de Estados Unidos.

Michelle Bachelet, alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, dijo el 22 de enero que la reforma sería un retroceso para los avances logrados “para lidiar con el legado de la guerra civil y para prevenir más violencia”.

Para la alta funcionaria, “esto significa una total impunidad para todos los involucrados en violaciones verdaderamente horrendas, incluidos los crímenes de lesa humanidad. Reabrirá viejas heridas y destruirá la confianza de las víctimas en el Estado y sus instituciones”.

Aparte, Roberto Palladino, portavoz adjunto del Departamento de Estado de Estados Unidos, señaló que “los juicios llevados a cabo en Guatemala por delitos relacionados con violaciones de derechos humanos y abusos han devuelto la dignidad a las familias sobrevivientes de las víctimas, inspiraron una mayor confianza en las instituciones estatales y sirvieron de ejemplo positivo para otras naciones que buscan abordar un legado de conflicto”, pero la reforma daría amnistía a los perpetradores de violaciones graves a los derechos humanos.

En el mismo sentido, el 6 de marzo, los congresistas estadounidenses Norma Torres, Eliot L. Engel, James P. McGovern y Albio Sires se expresaron en contra de las intenciones de amnistiar delitos de lesa humanidad.

“Estamos horrorizados por la propuesta del Congreso de Guatemala de otorgar la amnistía para los criminales de guerra. Durante la larga guerra civil, el pueblo guatemalteco, especialmente las comunidades indígenas, sufrieron horrores indescriptibles. Pueblos enteros fueron masacrados, las mujeres fueron secuestradas y forzadas a la esclavitud sexual, y miles fueron desaparecidas y torturadas”, señala el documento.

Aparte, Amnistía Internacional aseguró que la iniciativa amenaza “seriamente” los derechos humanos. La directora para las Américas de esta organización, Erika Guevara-Rosas, dijo que el cambio pone en riesgo los avances de la última década en la investigación y el enjuiciamiento de los responsables de violaciones de derechos humanos aquí.

 

Contenido relacionado

> Departamento de Estado de EE. UU. rechaza reforma a la Ley de Reconciliación

> Los partidos han sido capaces de regalar de todo con tal de conseguir votos

> El resarcimiento que dos empresarias tuvieron que pagar por el financiamiento a FCN-Nación en 2015a

7

Norma Santizo Hace 3 meses

Lo unico que andan buscando estos vende patrias es el condonar a los asesinos genocidas del pais, a cambio del dinero que recibieron como aporte a la campana del FCN-Nacion, no les importa traicionar nuevamente a quellos que tuvieron que esperar mas de treinta anos por un poco de justicia, no eso no fue suficiente, ahora quieren devolverle a la libertad a los asesinos, y convertirlos en martires. Estos congresistas traidores a la patria deben de ser juzgados y sentenciados por el mismo pueblo, asi como los gobernantes de este gobierno corrupto y ladron.

Mario Alegria Hace 3 meses

En Física y Química, para toda ley, existe una “antiley”
En Derecho, no puede haber una “antiley” para cada ley
pues esta última, anularía el positivismo de la primera
y no tendría caso legislar. Esto crea otro principio jurídico
que hace innecesario el funcionamiento de un Congreso Legislativo.
Sodoma y Gomorra, nos dan un ejemplo de las causas y efectos
de la anarquía que está sembrando este Congreso de Vergüenza.

301julcifue Cifuentes Hace 3 meses

Qué le den candela (amnistía) a don Efra!

Abel Ramírez Hace 3 meses

Si esta nefasta propuesta de ley, solo podría venir de un cerebro de un humano sin conciencia social, que solo timonea la nave a donde le dicen que se dirija, aunque sepa que se va al abismo. Si se propone que se consulte a la CC, es porque viola la carta magna de Guatemala, por lo tanto este hijo del demonio que propone esa aberración debe ser llevado a los tribunales. Para ese tipo de legislación se debe consultar al pueblo, al menos eso es lo que piensa el ciudadano común y corriente. Pero no importa, allí tenemos a personajes que si quieren al pais y están atentos a cualquier manipulación luciférica de los hijos del demonio, para defender a la ciudadanía, previa a una manifestación masiva.

Salvador Rodas Hace 3 meses

QUIEREN ABSOLVER A LOS CHAFAROTES GENOCIDAS ASESINOS DE NINOS, MUJERES Y ANCIANOS, PERO DEBEN DE SABER QUE ESTO LES COSTARA LA VIDA A ELLOS Y SUS FAMILIAS.

Mario Acevedo Hace 3 meses

Los vividores estan temblando se les acabara el negocio

CHAPINATOR Molina Hace 3 meses

La reconciliación es vital para que se deje libre a los que salvaron a Guatemala de las garras del comunismo y ya no sigan comerciando con el pasado esos grupos de zánganos y vividores que quieren seguir sangrando al gobierno con los resarcimientos.