Remodelación en el Hemiciclo, Congreso renueva su sistema electrónico de votación

El trabajo de renovación del sistema de votación, video y audio del hemiciclo parlamentario, que cuesta US$ 1 millón y fue donado por Taiwán, se realiza en el Congreso.

Los trabajos de renovación de los sistemas de video, audio y votación se realizan en el Congreso. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Los trabajos de renovación de los sistemas de video, audio y votación se realizan en el Congreso. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Durante ya hace varios días se puede observar a varios trabajadores que realizan trabajos dentro del hemiciclo parlamentario.

Por Ley el primer periodo de sesiones ordinarias del Congreso de todos los años es del 14 de enero al 15 de mayo y el segundo es del 1 de agosto al 30 de noviembre, por lo que en este momento no hay sesiones regularmente en el parlamento.

Los trabajos deberán culminar antes de que finalice julio debido a que los parlamentarios deben sesionar al menos dos veces en un mes para que les sea pagado parte de su salario como congresistas.

Donación de Taiwán

El 29 de febrero de este año Aníbal Rojas, cuarto secretario del Congreso, explicó que los encargados de informática del Legislativo le indicaron a la Junta Directiva les indicaron que “el equipo ya llegó al máximo de su vida útil y el soporte técnico ya no funciona bien”.

Lea también: Se suspende revisión de actas para implementar nueva metodología de trabajo

“Ellos trabajan en encontrar una salida que ayude a mitigar el problema, pero el equipo ya está en su límite”, especificó Rojas en ese momento quién además reveló que para remplazar el equipo se recurrirá a un donación de US$ 1 millón que daría el Gobierno de Taiwán.

Un mes después, el 1 de abril de 2019, se oficializó la entrega del donativo con la firma de un convenio entre el Gobierno de Taiwán y el Congreso guatemalteco, ese día se informó que la planificación indicaba que el equipo estaría instalado en agosto próximo.

Los fondos que el Legislativo recibió—unos Q7.7 millones aproximadamente— se utilizaron para comprar los insumos para renovar el tablero electrónico, el sistema de audio, la iluminación y el sistema de pantallas.

Lea más: Resultados finales de elecciones se fundamentan en actas, no en sistema informático

Los trabajo dentro del hemiciclo parlamentario podrían tardar hasta finales de julio. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Problema en el los sistemas

Durante las sesiones plenarias número 16, 17 y 18 que se realizaron en febrero de este año el tablero electrónico tuvo problemas , de hecho en las sesiones 16 y 17 todas las votaciones fueron con el método antiguo—los diputados alzando sus manos—.

En la sesión 18 se aprobó el préstamo hasta por US$ 100 millones para financiar el proyecto Crecer Sano, en dicha sesión se comenzó con el método antiguo pero los técnicos de informática del Congreso lograron habilitar el tablero a media sesión, pero lo que falló fue el sistema de audio.

Los técnicos del Congreso trabajaron en encontrar una salida para mitigar temporalmente el problema y con algunas reparaciones emergentes se logró terminar el periodo ordinario de sesiones en mayo.

Lea además: Revisión de actas electorales revela inconsistencias en suma de votos

Esa no fue la primera vez que el tablero electrónico muestra problemas en su funcionamiento, el caso más recordado ocurrió en diciembre de 2015 cuando el tablero comenzó con fallas leves pero repentinamente dejó de funcionar.

En esa ocasión los encargados de Dirección Legislativa e Informática hicieron trabajos de relación y luego de varios días se pudo volver a utilizar el tablero.

El tablero electrónico se adquirió en 2006 cuando Jorge Méndez Herbruger, fungía como presidente del Congreso.

Lea más: Diputados citan a Magistrados del TSE para inquirir por votaciones, autoridades deciden no llegar

En esa ocasión el Legislativo invirtió Q7.7 millones, pero el tablero no se utilizó hasta en abril de 2011, debido a que había resistencia de los diputados para modificar la Ley que permitiría su uso, pues con el instrumento electrónico se pretendía atacar vicios legislativos que perjudicaban el trabajo parlamentario.

El argumento con el cual se instaló el sistema es que se lograría controlar la asistencia de los diputados a las sesiones, también sería más transparente el proceso de votación, el cual se hace mediante la colocación de la huella digital de cada parlamentario.

Sin embargo, los vicios continúan pues una de las técnicas parlamentarias utilizadas con más frecuencia por los diputados es aparentar estar dentro del hemiciclo, pero se marcan o desmarcan del tablero según el interés que tengan para que avance el orden del día.

Contenido relacionado

> Ingeniero cuestiona que sistema para conteo de votos “parece de un estudiante de bachillerato” 

> Con nueva metodología pretenden agilizar revisión de actas electorales 

> Las estrategias de campaña de Sandra Torres y Alejandro Giammattei de cara a la segunda vuelta

0