Retiro de visa a magistrada Stalling es un mensaje a los poderes del Estado contra la corrupción

Dos analistas consultados por Prensa Libre coinciden en que la revocatoria de visa que EE. UU. hizo a la magistrada Blanca Stalling y a sus hijos es un claro mensaje contra la corrupción y todo el aparato estatal, por lo cual en los próximos meses podrían conocerse más nombres, incluso del resto de poderes del Estado.

Blanca Stalling, magistrada separada de la CSJ, durante una comparecencia judicial.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Blanca Stalling, magistrada separada de la CSJ, durante una comparecencia judicial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Este lunes, la embajada de ese país en Guatemala dio a conocer la revocatoria de la visa a la magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), hoy separada del cargo por enfrentar un proceso judicial, por su involucramiento en “casos de corrupción importantes”.

Asimismo, indicó que solo en este año ha revocado la visa a 150 guatemaltecos.

La decisión que tomó el Departamento de Estado de EE. UU., basado en la Ley de Asignaciones Consolidadas 2019, también incluyó a sus hijos Julio Alejandro Molina Stalling y Otto Fernando Molina Stalling.

El excanciller y analista Edgar Gutiérrez, indicó que divulgar o no el nombre de un ciudadano que se le revocó la visa es una decisión discrecional de EE. UU. en algunas ocasiones solo lo notifica a las personas sujetas a esa sanción y en otras ni siquiera eso, y los afectados por la medida se percatan de la misma hasta que intentan ingresar a ese país y se les permite.

Por ese motivo, Gutiérrez considera que con la divulgación de la revocatoria EE. UU. busca enviar un “mensaje directo” a Guatemala para evitar que el sistema de justicia vuelva a ser cooptado, de cara a las próximas elecciones de magistrados de la CSJ y de salas de apelaciones.

Lea también: Propuesta de construir cárceles en medio de la selva está fuera de la realidad

“Provoca un impacto político sobre las estructuras que dentro del Organismo Judicial se han venido reconstituyendo en los últimos meses y que han estado bloqueando las acciones del Ministerio Público y la Cicig —Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala—”, precisó el excanciller.

Para la directora del Movimiento Pro Justicia, Carmen Aída Ibarra, la decisión anunciada por EE. UU. es “sin duda alguna, un mensaje claro y directo” para los sectores que han tratado de menoscabar la lucha contra la corrupción y la impunidad y que desde posiciones de poder intentan frenar “el combate sostenido del crimen”.

La magistrada Stalling intentó separar a la Cicig del caso que se sigue en su contra, en tanto se desarrolla el proceso de antejuicio en su contra, promovido por el MP y Cicig con base en la denuncia del juez Carlos Ruano (derecha).

“Si aquí se está tolerando la corrupción, la impunidad y el crimen porque hay jueces comprados que atacan los jueces independientes, el mensaje es que desde afuera se está viendo ese ataque y que no puede ser sancionado aquí en otros países esas personas son señaladas públicamente”, añadió Ibarra.

Lea también: Granadazo en Xela deja cuatro heridos

Lista de corruptos

El año pasado, la congresista demócrata Norma Torres impulso una enmienda a la Ley de Autorización de Defensa Nacional mediante la cual el Departamento de Defensa debe remitir a las comisiones de Relaciones Exteriores del Congreso un informe sobre narcóticos, corrupción y financiamiento ilícito de campañas electorales, el cual debe incluir un listado con los nombres de ciudadanos, incluyendo funcionarios, señalados de esos ilícitos.

No obstante, la revocatoria de visas, de acuerdo con información de la Embajada de EE. UU. en Guatemala, se hizo con base en la sección 7031 (c) de la Ley de Asignaciones Consolidadas.

Gutiérrez destacó que, aunque la revocatoria no obedezca a la lista de corruptos que se ha anunciado desde el año pasado, el fin del anuncio es el mismo, por lo cual se podrían conocer más nombres en los próximos días o semanas “dependerá del mensaje de Washington quiera trasladar a los actores en Guatemala”.

Para el excanciller, la divulgación del nombre de Blanca Stalling es un mensaje “directo” al Organismo Judicial, pero dependiendo a quien se pretenda impactar podrían divulgarse nombres de ciertos diputados o alcaldes que han sido señalados de vínculos con mafias.

Lea también: Mujeres atienden gasolinera en las verapaces

Edgar Gutiérrez en una reunión con la actual fiscal general Consuelo Porras. El excanciller considera que el retiro de visas para Blanca Stalling y sus hijos es un claro mensaje contra la corrupción. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Ibarra coincide con Gutiérrez al indicar que el mensaje es para todos lo que se han aprovechado del Estado para beneficiarse, enriquecerse, traficar influencias y tener prebendas.

“Es para todos aquellos que han tomado acciones contrarias a la ley y el estado de Derecho y que, cuando hubo un repunte para tratar de luchar contra todo eso se organizaron para desmantelar esos esfuerzos, que es lo que han hecho en los últimos dos años”, añadió.

Revocatorias

En abril del 2017 se supo que a el diputado Fernando Linares Beltranena también se le retiró la visa. Aunque la comunicación oficial decía que la razón era porque no era elegible para el otorgamiento de ese documento, el legislador consideró la medida como una venganza política.

Lea también: Juan Chiroy, señalado por la matanza de la Cumbre de Alaska, saldrá de prisión seis años después de los hechos

El 6 de julio del 2018, la Embajada anunció una medida similar adoptada con “más de dos docenas” de ciudadanos guatemaltecos a quienes se les impediría el ingreso a EE. UU. por su participación en actividades delictivas; no obstante, en esa ocasión no se divulgó ningún nombre de los sancionados.

Regularmente, EE. UU. revoca visas cuando hay inconformidades con los regímenes de gobierno, desde finales del 2018 retiró ese documento a cerca de 600 funcionarios venezolanos y sus familias como una sanción en contra del Gobierno de Nicolás Maduro.

Carmen Aída Ibarra, directora del Movimiento Pro Justicia. (Foto: Hemeroteca PL)

Proceso en su contra

Blanca Stalling digirió por 10 años el Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP). Es señalada de supuestamente haber presionado al juez Carlos Ruano para que beneficiara con una medida sustitutiva a su hijo Otto Molina Stalling.

Molina Stalling quien fue condenado a seis años y tres meses de prisión inconmutables, así como una multa de Q50 mil e inhabilitación para ejercer cualquier cargo público durante cuatro años, por el caso de estafa al Seguro Social conocido como Igss-Pisa/Igss-Chiquimula. Sin embargo, fue beneficiado con medida sustitutiva y goza de libertad condicional.

Lea también: Exalcalde de Zacapa, condenado por narcotráfico en EE. UU. intentará de nuevo llegar a la silla edil

El primero en conocer el caso de la magistrada separada fue el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal, a cargo de Adrián Rodríguez; sin embargo, ella lo recusó al poner en duda su imparcialidad y esto llevó al juez a inhibirse.

El caso pasó, entonces, al Juzgado Octavo a cargo del juez suplente José Alvarado. Stalling alegó que sostenía una amistad con el juzgador —en varias fotografías aparecían juntos—, así logró separarlo del caso.

A raíz de eso, el expediente pasó a manos de la jueza Silvia Morales, titular del Juzgado Noveno. Pero, ella se inhibió aduciendo que dudaban de su imparcialidad.

Blanca Stalling el día que fue capturada. Ese día la magistrada pretendía evadir a la justicia portando una peluca roja y lentes oscuros. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La audiencia de etapa intermedia aún no se ha llevado a cabo. Esta ha sido suspendida doce veces. El caso ha pasado por cuatro juzgados.

Lea también: Los linchamientos son un síntoma de debilidad del Estado

Detención

Stalling fue capturada el 8 de febrero del 2017. El día de su detención intentó burlar a las autoridades cuando llevaba una peluca roja y lentes oscuros. Al momento de su detención intentó disparar contra los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y trató de suicidarse al momento de su captura.

La aún magistrada de la CSJ guardó prisión preventiva en la cárcel militar Mariscal Zavala, pero el año pasado fue beneficiada con arresto domiciliario por Abelina Cruz Toscano, jueza Décimo Penal, durante una sorpresiva audiencia que se celebró en privado, en agosto pasado.

Contenido relacionado

> Arnoldo Vargas, exalcalde Zacapa, condenado por narcotráfico, competirá por la alcaldía

> Candidatos a la presidencia hacen promesas, pero no dicen cómo las cumplirán

> Iniciativa para reformar prisión preventiva tendrá enmiendas