Sectores discrepan por destituciones de altos funcionarios en el TSE

Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) destituyeron a nueve directores de esa institución, incluido el director del Registro de Ciudadanos, Leopoldo Guerra, por considerar que son parte de los cambios de la nueva magistratura.

Los nuevos magistrados del TSE asumieron el 20 de marzo. (Foto Prensa Libre: TSE)
Los nuevos magistrados del TSE asumieron el 20 de marzo. (Foto Prensa Libre: TSE)

Ante las destituciones, diferentes sectores están en contra y otros a favor de la decisión de los magistrados, ya que consideran que es bueno para levantar el desgaste que tuvo la anterior magistratura durante el evento electoral del 2019.

Los magistrados también analizan la contratación de Beyla Estrada de Brito y Vitalina Orellana, esta última ocuparía el cargo que ahora deja vacante Leopoldo Guerra.

Junto Guerra también fueron removidos de sus cargos Francisco Alonzo, auditor; Armando Arroyo, director de Finanzas; Elsie Gladys Pineda, jefa del departamento de Compras; Samuel Vargas, jefe del departamento Administrativo; Óscar Sagastume, Inspector General; Eddie Fernández, director del Instituto Electoral; Giovanni Rodríguez, jefe de la Unidad de Fiscalización de los Partidos Políticos y Claudia Rojas, jefa de la Unidad Especializada del Voto en el Extranjero.

Las remociones fueron confirmadas por el presidente del TSE, Mynor Franco, quien afirmó que no hubo una evaluación de desempeño como tal para hacer las destituciones. Solo hubo una evaluación que se hizo fue a lo interno y no de fondo.

Sobre las contrataciones de Orellana y Estrada de Brito, el presidente del TSE indicó que desconocía por lo que recomendó que se le “consultara a la fuente para verificar los hechos”.

No están de acuerdo

Mirador Electoral, instancia que aglutina a varias entidades de sociedad civil y vigilan el proceso electoral, ven con preocupación el desmantelamiento de esta institución que promueve el pleno de magistrados.

“Los magistrados han forzado la salida de cuadros técnicos, con formación especializada en el tema de auditoría electoral y forense de los partidos políticos, que han sido claves para identificar irregularidades en el financiamiento de los partidos y sus campañas”, apuntan en el comunicado.

También señalan que el pleno pretende contratar a nuevos cuadros que carecen de las calidades profesionales, la experiencia necesaria y el perfil ético que requiere integrar un ente tan crucial para el funcionamiento de la democracia.

“Exhortaos a los magistrados del TSE a ser prudentes en las decisiones que toman y que consideren que de sus acciones y conducta dependen la reputación de la institución y la confianza que la ciudadanía tenga a los eventos electorales que les tocará organizar, de la credibilidad del TSE depende en gran medida la credibilidad de las elecciones”, resalta Mirador Electoral en un comunicado.

El politólogo Ricardo Barreno manifestó que es preocupante, ya que a diferencia de las anteriores magistraturas, esta tiene retos fundamentales, primero porque deben continuar con los esfuerzos de socialización de una eventual reforma electoral a través del esfuerzo que se hizo en la Comisión de Actualización y Modernización Electoral (Came), porque las destituciones pueden llegar a generar una dificulta para implementar la reforma electoral.

“De pronto no es una preocupación, pero puede estar muy condicionada, el TSE quedó altamente desgastado del proceso electoral del 2019 y me parece que las destituciones iniciales, al menos la del registrador, responden a esos focos que generaron los mayores desgastes. Podría verse como una oportunidad para recuperar la confianza a través del fortalecimiento de estas direcciones”, explicó Barreno.

Respaldan decisión

Pedro Cruz, presidente de la organización Primero Guatemala, manifestó que es importante reconocer el distanciamiento que la administración nueva del TSE está tomando con la administración anterior, y sobre todo por la destitución y nombramientos que habían sido muy polémicos.

“En cuanto a la remoción de estos puestos es un mensaje muy importante sobre todo cabe resaltar la figura de Leopoldo Guerra que al frente del Registro de Ciudadanos pues dejó muchas dudas y mucho que desear, es importante que esa destitución se resalte”, refirió.

“Con los nombramientos de Beyla Estrada de Brito y Vitalina Orellana que están actualmente en el Organismo Judicial, se genera mucho ruido alrededor de sus designaciones, sobre todo porque han beneficiado a la clase política de siempre, a los partidos políticos que han sido cuestionados y sus figuras que en algún momento han tenido un problema judicial por algún delito que haya tenido que ver con corrupción, lavado de dinero o por malversación, los han beneficiado”, añadió Cruz.

El dirigente manifestó que el TSE debería considerar esos nombramientos si de entrada quiere hacer las cosas distintas, pero sobre todo sí se quiere distanciar de la clase política.

“Recordemos que este TSE va a tener una elección y esa tiene que sobrepasar cualquier expectativa que se haya tenido sobre todo de la administración anterior en el último proceso, donde se generaron muchísimas dudas y la ciudadanía debe volver a confiar en una institución electoral que desafortunadamente quedó muy desgastada”, puntualizó el entrevistado.

José Echeverría, presidente ejecutivo del Movimiento Cívico Nacional (MCN), señaló que estas destituciones son sumamente importantes, pero que deben de ir acompañadas de un razonamiento o justificación de parte de los magistrados del TSE.

“En el último proceso vimos con mucha preocupación de muchas inscripciones del registrador de ciudadanos que no eran congruentes o consecuentes con la ley, inclusive presentamos acciones sobre las mismas”, explicó Echeverría.

El directivo de MCN considera que los magistrados del TSE deben apuntar a ser un Tribunal independiente, consecuente y una de las grandes tareas de la anterior magistratura fue realizar una evaluación de qué había sucedido en el pasado proceso electoral y qué había pasado con ciertos nombramientos, si eran por incapacidad de algunas personas o del mismo TSE o por incongruencias de la misma ley electoral.

Por aparte, los cambios van a estar condicionados a la objetividad y transparencia y meritocracia de cómo se vayan a hacer las designaciones, por lo que viene una alta responsabilidad para demostrar compromiso con la recuperación de la confianza del ente electoral.

“En la medida en que el pleno manifieste compromiso para continuar con el fortalecimiento electoral desde la recuperación de la confianza y desde la reoxigenación del sistema electoral creo que las designaciones de los puestos y las destituciones pueden dar esperanza a este nuevo reajuste que quiere el TSE”, concluyó el experto.

El politólogo. Ricardo Barreno manifestó que es preocupante ya que, a diferencia de las anteriores magistraturas, esta magistratura tiene retos fundamentales, primero porque deben de continuar con los esfuerzos de socialización una eventual reforma electoral a través del esfuerzo que se hizo en la Comisión de Actualización y Modernización Electoral (Came), porque las destituciones se pueden llegar a genera una dificulta para implementar la reforma electoral.

“De pronto no es una preocupación, pero puede estar muy condicionada el TSE quedó altamente desgastado del proceso electoral del 2019 y me parece que las destituciones iniciales al menos la del registrador responden a esos focos que generaron los mayores desgastes. Podría verse como una oportunidad para recuperar la confianza a través del fortalecimiento de estas direcciones”, explicó Barreno.

 

0