Ministro de Ambiente, Mario Rojas denuncia anomalías de su antecesor Alfonso Alonzo

Funcionario también habla de los proyectos que esa institución tiene planificados para los próximos cuatro años.

Publicado el
Un hombre arroja basura al río en Chinautla. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Un hombre arroja basura al río en Chinautla. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El ministro de Ambiente y Recursos Naturales (Marn), Mario Rojas, se encontró, tras su llegada a la institución, con tres emplazamientos que interpusieron trabajadores que fueron nombrados en las últimas semanas por el anterior ministro, Alfonso Alonzo, para no ser destituidos.

Además, luego de casi dos semanas al frente de la institución las nuevas autoridades del Marn ya detectaron posibles irregularidades que aún están en investigación y que están relacionadas el despido de personal calificado que tenía mucho tiempo de laborar en la dependencia y la contratación de sus reemplazos de último momento que sería afín a la administración anterior.

Rojas expuso que en noviembre pasado, se relevó del cargo al director de Recursos Humanos, en su lugar fue nombrada una persona que en diciembre dio de baja a unas 200 personas, aseguró el titular del Marn.

En lugar de estas llegaron los reemplazos que, no solo son allegados de las anteriores autoridades, sino que ahora tienen emplazado al Ministerio para que no los destituyan, puesto que fueron contratados en el renglón 011.

“Al final del año la nueva directora de Recursos Humanos procedió a despidos masivos de personal, cuadros técnicos que tenían 10 o 12 años de experiencia”, señaló el funcionario. Esta acción causó un atasco “de miles” de expedientes de procesos de extensión de licencias ambientales, problemática que ya trabajan para solucionar.

Rojas denunció que en puestos clave del Ministerio, como la Dirección de Gestión Ambiental, Recursos Humanos, y de Coordinación Nacional también fueron nombradas personas afines a la administración de Alonzo, cuando son puestos que deben ser ocupados por gente de confianza del despacho ministerial.

Mario Rojas, actual ministro de Ambiente y Recursos Naturales. (Foto Prensa Libre: Cortesía Marn)

 

Uno de los emplazamientos fue promovido por personal 029 que habría sido pasado al renglón 011, denunció el titular del Marn, para quien el objetivo de esos nombramientos casi de última hora fue “mantener en puestos clave a personal afín a la administración anterior”.

Exceso de personal y plazas fantasma

 

Las nuevas autoridades de Ambiente también detectaron que hay un “exceso de personal” en la cartera, por lo cual, según Rojas, “se hace una descripción de puestos” en la cual se consigna la información de cada uno y aunque no precisó una cifra de trabajadores que podrían ser cesados advirtió que “el personal que haga las cosas bien va a seguir con nosotros”.

“Vemos que hay saturación de personal, demasiado personal que está sin qué hacer, y nosotros nos vamos a enfocar en no despilfarrar los recursos”, agregó el funcionario. Aseguró que ya han contactado a colaboradores que tenían un perfil técnico idóneo para estar en el Ministerio con la intención de recontratarlos, de hecho, aseveró que algunos ya colaboran con sin cobrar sueldo.

El titular del Marn también dio a conocer que hacen investigaciones sobre posibles plazas fantasma que se habrían detectado y aunque no ofreció mayores detalles afirmó que ya tienen “los primeros indicios en ciertas áreas”.

De hecho, Rojas no descarta que el haber cesado de su puesto a 200 personas en diciembre pasado haya tenido que ver con dichas plazas inexistentes.

“Mucho de lo que se venía haciendo —pago de plazas fantasma— parece que en el despido masivo se cesó. Creo que sí está relacionado con eso, pero algunos casos los estamos documentado y en su momento los vamos a reportar al presidente —Alejandro Giammattei— para que se hagan las denuncias correspondientes”, aseveró Rojas.

Prensa Libre intentó comunicarse con el exministro Alfonso Alonzo, pero no respondió a las llamadas telefónicas y respondió a los mensajes de texto enviados a su teléfono.

El exfuncionario fue protagonista de noticias polémicas durante su administración, desde que no era idóneo para el cargo porque no tenía experiencia en el ramo ambiental, hasta por el uso de un helicóptero con recursos del erario para ir a votar a su municipio el día de la consulta popular.

Publicaciones de prensa también dieron cuenta de que le facilitó a allegados suyos dentro del Marn.

“Hoy por hoy todo el mundo contamina y no pasa nada”

En entrevista con Prensa Libre, el ministro de Ambiente habla de sus prioridades, y de qué hará para fortalecer la institución y su capacidad de coerción, entre estas acciones se cuenta la creación de un viceministerio de recursos hídricos y la implementación de una policía ambiental.

¿En qué se va a enfocar la nueva administración del Ministerio de Ambiente?

En tres grandes áreas: el fortalecimiento de la institución, el Ministerio de ambiente es una entidad de la que todos esperamos mucho pero que se le da muy poco. El presupuesto del 2020 es el equivalente a un tramo de asfalto de 18 kilómetros y el 80% de ese presupuesto se nos va en funcionamiento. Estamos buscando apoyo tanto del gobierno central como a los donantes.

Le vamos a dar al Ministerio la incidencia que debe tener. Buscamos integrar los entes reguladores bajo un solo paraguas, que caminen en un solo camino, Conap, Inab, Amsa, Amsclae, Ocret.

El segundo es el seguimiento, aquí hay temas que no son negociables por ejemplo la gestión ambiental con los alcaldes, el 80% de la gestión ambiental descansa en sus hombros. Ellos ven el manejo de los desechos sólidos, aguas residuales.

El tercer punto tiene que ver con incentivos ambientales. Queremos que el ciudadano asuma su responsabilidad de no contaminar, lanzaremos una campaña para motivar eso. Un proyecto que nos emociona que funciona en países como Haití es Plastic bag, en donde la comunidad sale  a recoger plástico lo lleva a una tienda se lo pesamos y por cada libra de plástico se les carga US$1 O US$1.25 y ellos  a cambio pueden recibir medicinas, tiempo de aire y efectivo para que luego empresas socialmente responsables no compren el plástico.

Hablando de las municipalidades, el año pasado se amplió el plazo para que construyan las plantas de tratamiento ¿Se mantendrá este plazo?

Los alcaldes desde hace 13 años deberían contar con plantas de tratamiento, pero no lo hacen. Nosotros planteamos que a través de los consejos de desarrollo los fondos queden asignados. Necesitamos que los alcaldes asuman su responsabilidad ambiental.

Yo quisiera que ya no —se ampliara el plazo—, porque tenemos que afrontar nuestras responsabilidades y muchos alcaldes no lo hacen porque no les representa capital político, es más rentable inaugurar una cancha que hacer una planta de tratamiento.

El exministro de Ambiente, Alfonso Alonzo (derecha) era uno de los funcionarios más cercanos al presidente Jimmy Morales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

Es decir que no se derogará el acuerdo que les concede la ampliación a las comunas

Es que eso ya está otorgado y es complicado deshacerlo.

Los alcaldes dicen que no tiene recursos para el mantenimiento de las plantas ¿Qué piensa de eso?

El ambiente en Guatemala no es negociable. Los alcaldes tienen que tener su planta si o si, hay opciones, no necesariamente tiene que ser una planta de alto costo. Un equipo nos presentó un diseño de planta autosostenible y en su momento vamos a presentarlas. El trabajo con los alcaldes pasa porque tienen que asumir sus responsabilidades si la planta necesita mantenimiento tienen que gestionar recursos.

¿Qué piensa de la posibilidad de un arbitrio para que el ciudadano pague por el agua que ensucia?

Es una ley que tendría que aprobar el Congreso, algo que la gestión ambiental le ha quedado a deber a Guatemala por 30 años es una ley de aguas. Nosotros estamos iniciando la creación del viceministerio de recursos hídricos que tendrá como objetivo que Guatemala cuente con una ley de aguas.

¿Cómo va el procedimiento para derogar el acuerdo que prohíbe el uso de plástico?

Nosotros estamos comprometidos en presentar iniciativas serias, razonables e integrales. El proyecto que se presentó le hallamos varias inconsistencias y no podemos respaldar algo de este tipo que tiene por lo menos dos inconstitucionalidades que a la hora de un amparo, esto se cae. Lo segundo es eso no resuelve el problema del plástico en Guatemala, si usted ve el termino que se usa en la ley, dice plástico de un solo uso, pero es un termino bastante amplio; por ejemplo, en qué va a venir el pan sándwich o con qué se empacará el pollo, tenemos que ser serios de lo que vamos a proponer, —además— el Ministerio hoy por hoy no está preparado para implementar esa ley. El presidente está analizando a fondo ese tema y en su momento se va a pronunciar.

¿Cuáles son las inconstitucionalidades?

Hay discriminación al comercio nacional porque, por ejemplo, los embutidos importados traer plásticos pero por ser producidos fuera de Guatemala se pueden vender.

¿Se va a crear un nuevo viceministerio? ¿Cuál va a ser su meta?

Normar el recurso hídrico del país, la meta es que en nuestra gestión se cuente con una ley de aguas, es una meta que ya fue autorizada por el presidente.

Se dice que el Marn es muy tibio para hacer cumplir las leyes ambientales ¿Qué piensa?

El fortalecimiento institucional implica darle coercitividad al Ministerio. Hoy por hoy todo el mundo contamina de manera irresponsable y no pasa nada y todos pasan desapercibidos. Otro punto es que crearemos la policía ambiental que tiene como objetivo auditar los permisos que el Marn autoriza, tanto las persona como empresas que contaminan van a ser monitoreadas.

¿Cuál será la función de esta policía y cuánto personal tendrá?

Recibir denuncias de los ciudadanos, de basureros clandestinos descarga de fluidos químicos a ríos, pero también vamos a hacer una auditoría ambiental. La policía va a verificar esas cosas. Contará con 15 personas, empezaremos caminando para después correr.

¿Para el viceministerio y la policía se necesitan recursos, qué va a hacer?

La policía funcionará con Q500 mil al año, es poco comparado con otras cosas, vamos air viendo el resultado y obviamente crecerá. El viceministerio no será costoso tendrá un equipo de 10 personas. Los recursos, estamos haciendo una depuración de todo el funcionamiento del ministerio que es demasiado grande en personal.

Contenido relacionado

Por qué las bolsas de algodón y papel pueden ser tan dañinas para el medio ambiente como las de plástico

Día Mundial del Medio Ambiente: consejos para cuidar el planeta

Alice, el avión eléctrico para viajes cortos con el que buscan reducir el daño al medio ambiente