¿Qué deberían hacer los salvadoreños y hondureños para pedir asilo a Estados Unidos?

Tras firmar el acuerdo de cooperación, los demás ciudadanos del Triángulo Norte deberán solicitar en territorio guatemalteco el asilo que asegure su llegada a Estados Unidos

Publicado el
Aspecto de las filas de  vehículos en espera para pasar la   frontera Guatemala El Salvador.  (Fotografía Prensa Libre.  Edwin Bercián).
Aspecto de las filas de vehículos en espera para pasar la frontera Guatemala El Salvador. (Fotografía Prensa Libre. Edwin Bercián).

Además de ser un país que envía migrantes hacia Estados Unidos, Guatemala también resulta ser un país de paso donde diariamente circulan personas de todas las nacionalidades, en su mayoría de El Salvador y Honduras, para iniciar su éxodo hacia el norte.

Ahora que Guatemala firmó un acuerdo de “cooperación” con el gobierno de Donald Trump, las reglas cambiarán para los salvadoreños y hondureños.

Uno de los objetivos de dicho acuerdo, según lo dicho por Trump, es dejar que los “coyotes” dejen de percibir ganancias económicas con la migración.

El Secretario de Seguridad Nacional de EE. UU., Kevin McAleenan lo ejemplificó de la siguiente forma: “digamos una familia hondureña o salvadoreña en lugar de tener que pagar un coyote, ahora podrá llegar a Guatemala, un país que ya tiene un procedimiento justo para procesar peticiones de asilo. Allí es donde deberían pedir asilo, pueden pedir protección desde Guatemala”.

McAleenan aseguró que si los salvadoreños y hondureños llegan a Estados Unidos sin haber aprovechado el acuerdo firmado, serán “devueltos” a Guatemala.

Este acuerdo de cooperación aplica para las personas de cualquier nacionalidad, a excepción de los guatemaltecos que desean viajar al país del norte.

Según las cifras de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), solo en el año 2018, los migrantes salvadoreños y hondureños generaron 161 mil 417 peticiones de asilo, que ahora serán absorbidas por el gobierno de Guatemala.