Estaba en la playa: capturan a pandillero salvadoreño que era buscado por Estados Unidos

El detenido estaba comiendo en un restaurante de Champerico, Retalhuleu, cerca de la playa cuando la PNC lo detuvo.

Publicado el

Este Viernes Santo, Rubén Antonio Medrano estaba desayunando en un restaurante de Champerico, Retalhuleu, muy cerca de la playa. Se disponía a pasar el día cerca del mar, como un veraneante más.

Sin embargo, Medrano, que actualmente tiene 56 años, es un pandillero considerado como muy peligroso. Es originario de El Salvador y se desconoce desde hace cuánto tiempo estaba en Guatemala.

A Medrano no lo buscan únicamente en El Salvador. También es buscado por Estados Unidos, debido a que fue capturado y condenado por los delitos de asociación de un grupo criminal y por haber entrado de manera ilegal a ese país.

La Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala coordinó con las autoridades de El Salvador y expulsaron al pandillero a ese país, para que en ese lugar sea llevado a una cárcel y escuchado por un juez.

Enfrentar el problema

La presencia de pandilleros salvadoreños está creciendo debido a las acciones que ha tomado el presidente Nayib Bukele en ese país.

Por ello, autoridades de seguridad de Guatemala y de El Salvador efectuaron el pasado lunes 11 de abril una reunión de trabajo en la aduana La Hachadura para hablar acerca de las acciones de seguridad y trabajar de manera coordinada en acciones contra las maras.

En la reunión participaron el ministro de Gobernación de Guatemala, David Napoleón Barrientos, junto al ministro de la Defensa, Henry Reyes Chigua, y el director de Migración Stuard Rodríguez, entre otras autoridades.

Por El Salvador participaron Gustavo Villatoro, ministro de justicia y seguridad pública; René Merino Monroy, ministro de la Defensa; Mauricio Arriaza Chicas, director de la Policía Nacional Civil (PNC); Ricardo Ernesto Cucalon, director general de Migración y Extranjería y Samandhy Martínez directora general de Aduanas.

Los funcionarios trataron temas de seguridad, migración, y maras, para seguir con el trabajo de manera coordinada.