Tres mueren por ataques armados contra autobuses en Villa Nueva y Chimaltenango

Dos ataques armados perpetrados contra autobuses causaron la muerte de dos pilotos y un ayudante este martes, en Villa Nueva y Chimaltenango.

El autobús atacado en Villa Nueva se dirigía de Amatitlán hacia la Central de Mayoreo. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
El autobús atacado en Villa Nueva se dirigía de Amatitlán hacia la Central de Mayoreo. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

El primer ataque ocurrió en la cuesta de Villalobos contra el conductor de un autobús que cubre la ruta entre Amatitlán y la Central de Mayoreo.


El piloto del automotor fue identificado como Jorge Mauricio Pérez Fajardo, quien fue trasladado a un centro asistencial por socorristas, pero murió debido a la gravedad de las heridas.

Autoridades investigan si el ataque armado está relacionado al cobro de extorsión que pandilleros exigen a transportistas, o si se trató de un intento de robo.

El paso de vehículos hacia Villa Nueva resultó afectado por los vehículos de emergencia que permanecen en el lugar, por lo que autoridades de Tránsito recomiendan tener precaución en el lugar.

>Lea más | PDH asegura que tipificar de terroristas a los pandilleros no solucionaría el problema

El autobús contaba con sistema de cámaras de vigilancia, las cules serán examinadas por peritos del Ministerio Público para esclarecer el ataque.

Ataque en Chimaltenango

El otro hecho se registró en el km 58 de la ruta Interamericana, Chimaltenango, donde se reporta la muerte del piloto de un autobús Leocardo Xico Turcios, de 44 años.

Además, el ayudante Luis Batzín resultó herido y fue trasladado al Hospital Nacional de Chimaltenango, donde falleció.

Testigos indicaron que el ataque fue directo contra los operadores del transporte, por lo que se investiga si está relacionado con el cobro de extorsión que exigen pandilleros del sector.

El transporte cubría la ruta entre Patzún, Chimaltenango, y la capital. 

El ataque contra un autobús en el km 58 de la ruta Interamericana le causó la muerte a un piloto y su ayudante, en Patzún, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Pandillas subsisten

Las pandillas que siembran el terror en Centroamérica con asesinatos, extorsión y tráfico de drogas, han logrado subsistir y mantenerse fuertes pese al aumento de la represión en el istmo y en Estados Unidos, según advirtieron analistas recientemente.

“Una solución a las pandillas no se puede ver en el corto plazo, y además es remoto que en los próximos 20 años los países del triángulo norte de Centroamérica erradiquemos la violencia” pandillera, advierte la salvadoreña Jannet Aguilar, investigadora de estas bandas delictivas.

El tema volvió al tapete en El Salvador, Honduras y Guatemala luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su discurso del Estado de la Unión pronunciado el 30 de enero, arremetió contra “la salvaje pandilla MS-13 (Mara Salvatrucha)”, en un llamado a endurecer los controles migratorios.

“Lo que demuestra es la enorme ignorancia y el populismo barato al que recurre Trump cuando se comunica con sus ciudadanos. Para comenzar la MS-13 es una de cientos de pandillas que generan y producen violencia en Estados Unidos”, destacó Aguilar, directora del Instituto de Opinión Pública de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA).}

Para el analista y profesor universitario Roberto Cañas, más allá del peligro que representa la pandilla MS, Trump lo que deja en claro es su “política antiinmigrante”.

“La mafia rusa, la mafia japonesa, la mafia de Nápoles y Sicilia son muchísimo más poderosas que la Mara Salvatrucha”, aclara Cañas.

La Mara Salvatrucha, junto a la pandilla Barrio 18, tienen alrededor de 140 mil miembros, de los cuales 40 mil viven en Estados Unidos y 100 mil están repartidos en El Salvador, Honduras, Guatemala, México e Italia, según el estudio “Política y violencia perpetua en El Salvador”, de International Crisis Group, presentado a fines de enero en San Salvador.

Contenido relacionado

>Las mujeres también matamos: El relato de una pandillera

>Más de tres mil 800 pandilleros han sido enjuiciados en Centroamérica

>Los cinco minutos de terror vividos en el rescate de un reo en el Hospital Roosevelt