Un muerto y dos heridos en ataques armados contra el transporte público

Un chofer de mototaxi fue ultimado en San Juan Sacatepéquez, y un piloto del transporte público y un pasajero quedaron heridos en otro hecho violento en la avenida Hincapié.

El autobús atacado en la avenida Hincapié. (Foto: Óscar Rivas)
El autobús atacado en la avenida Hincapié. (Foto: Óscar Rivas)

El piloto de un mototaxi fue ultimado por una persona que supuestamente viajaba como pasajero, informaron autoridades. El ataque armado ocurrió en un camino vecinal de la aldea Chillani, San Juan Sacatepéquez. 

La víctima fue identificada como Walter Gustavo Bámaca Macario, de 33 años.

En tanto, otro hecho armado dejó al piloto de una unidad de trasporte y a un pasajero heridos, en la avenida Hincapié y 18 calle de la zona 13.

“Acciones desafiantes a las autoridades es la lectura de los nuevos ataques al transporte público por parte de presuntos grupos de extorsionistas. Además, la expectativa de la población urgida de que sea garantizada su seguridad y el derecho a la vida”, expresó en un mensaje el defensor de los Usuarios del Transporte Público de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Édgar Guerra.

Hace tres días, una mujer de 19 años perdió las manos al explotar un artefacto afuera de un autobús de la ruta 32 al que amenazaba para que pagara la extorsión, en la colonia Quinta Samayoa, zona 7. Otras seis personas sufrieron heridas.

Lea también: Así ocurrió, segundo a segundo, la explosión contra el autobús en la Quinta Samayoa

El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, dijo que el artefacto explotó afuera de la unidad cuando el piloto empujó a la supuesta pandillera, que se encuentra custodiada en el hospital Roosevelt.

El pandillero del Barrio 18, Gustavo Adolfo Pirir García, alias el Hammer, sería el autor intelectual de la explosión, según una fuente de la Policía Nacional Civil.

Según las pesquisas, Pirir García está preso en la cárcel de máxima seguridad El Infiernito, Escuintla. Es el líder de la clica Little Psycho Criminal, y ya cumple condena de 514 años de prisión por la explosión, también con una bomba artesanal en el 2011 en un bus de las Rutas Quetzal, suceso que dejó nueve muertos y 14 heridos.

Contenido relacionado

> Combate a las pandillas: la ciudad de EE. UU. que quiere pagar a sus delincuentes para reducir la violencia

> Huyendo de la pobreza y violencia en Honduras, caravana de migrantes ya pasa por Guatemala

> Aumentan los casos de niños víctimas de violencia de delitos sexuales

 

0