1941: sorpresivo ataque japonés a base de Pearl Harbor

El 7 de diciembre de 1941  los norteamericanos se despertaron con un ataque sorpresa de la aviación nipona contra sus fuerzas concentradas en la base militar de Pearl Harbor, Hawái, provocando la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Mientras que los japoneses respondían con sonrisas y evasivas a los diplomáticos norteamericanos que velaban por la paz en el Pacífico en el Imperio del Sol Naciente, tripulaciones aéreas escogidas entre las que contaban con más de 800 horas de vuelo, iniciaban un riguroso entrenamiento. 


La flota nipona compuesta por seis portaaviones, dos acorazados, nueve destructores, dos cruceros y tres submarinos zarpó de Hitahappu, en las Islas Curiles, el 26 de noviembre de 1941. Navegando con las estaciones inalámbricas silenciadas para evitar ser descubiertos y aprovechando la bruma que por esos meses reinaba en el Pacífico central, lograron tomar posiciones frente a Oahu, Hawái distantes unas doscientas millas.
Al fondo el USS Nevada en la Isla Ford durante el ataque a Pearl Harbor. (Foto: AFP)

Faltando pocas horas para el ataque, las tripulaciones aéreas fueron enteradas de lo que haría cada escuadrón. La mayoría de los bombarderos fue destinada a terminar con la flota de acorazados estadounidenses; los demás atacarían aeropuertos, instalaciones militares y al resto de la flota.

Por su parte la fuerza aérea americana basada en Hawái estaba compuesta de 754 oficiales y 6 mil 706 hombres. 

Los aeroplanos destinados a esta fuerza estaban considerados como la última palabra en materia aérea; eran: 20 bombarderos pesados B-17D, doce bombarderos ligeros A-20, 12 cazas P-40C y ochentisiete P-40B. También se contaba con unidades algo anticuadas: treinta y tres bombarderos B-18A, treinta y nueve cazas P-36A y catorce P-26, con la adición de algunos entrenadores, de observación y reconcoimiento.

En las Islas Hawái se practicaba desde hacía algún tiempo el siguiente plan: 1) Defensa contra el sabotaje; 2) Contra ataques submarinos, de superficie y aéreos; 3) Distribución de fuerzas en todos los puntos defendibles. 

A causa del plan anterior, y para prevenir el sabotaje, los aviones fueron alineados en las pistas de aterrizaje y en filas de hangares, fuertemente guardados.

Batalla de Pearl Harbor, base estadounidense en Hawái en 1941. (Foto: Hemeroteca PL)

El 27 de noviembre -un día después de que la flota japonesa zarpara- se recibía en Oahu este mensaje: “Negociaciones con el Japón parecen negarse a continuar a pesar de todo, aunque queda la posibilidad lejana de que el gobierno japonés se ofrezca a continuarlas. Futuras acciones japonesas no pueden predecirse, pero acciones hostiles pueden ser posibles en cualquier momento”.

Camino a la destrucción

Según los partes militares, a la hora 0600 del domingo 7 de diciembre de 1941, de la cubierta de uno de los portaaviones nipones despegaba el primer bombardero. Al poco tiempo 50 cazas, 50 bombarderos horizontales, 50 bombarderos de picada y 40 torpederos, tronaban por el cielo azul del Pacífico en dirección a Pearl Harbor.

Cuarenta minutos después, 80 bombarderos de picada, 50 bombarderos horizontales y 40 cazas les seguían. La flota atacante era en total de 360 aviones.

Vista satelital del ataque japonés a Pearl Harbor en 1941. (Foto: Hemeroteca PL)

Como avanzadas del ataque nipón, un submarino pequeño y dos hidroplanos de observación Mitsubishi fueron destacados. El submarino fue avistado por el destructor americano “Ward” a las 0360 y hundido con cargas de profundidad.

Una de las seis estaciones de radar del comando de intercepción de Oahu, descubrió a las 0702 la prsencia de aeroplanos  que volaban al norte de la isla. A causa de esperarse el arribo de varias fortalezas volantes B-17, o creyendo que se trataba de maniobras de la aviación naval, esto fue comunicado al centro de información quince minutos más tarde.

A las 0755 se observaban monomotores de procedencia desconocida volando al sureste del campo Hickman. Simultáneamente, la base naval de Hickman fue atacada.

El ataque

La primera oleada de aparatos nipones cayó sobre la base naval de Pearl Harbor a las 0755. Cual aves de presa treinta Aichi tipo 99 de bombardeo de picada realizaron ataques bajos, mientras que veinte torpedos Nakajima 97 cruzaban la bahía y disparaban sus torpedos contra las naves ancladas. Después de 10 mil pies de altura, bombarderos horizontales Nakajima 97 descargaban sus mensajes de muerte.

En Wheeler Field cae la primera bomba a las 0800; veinticinco Aichi 99 atacan en picada desde 5 mil pies de altura, causando gran estrago entre las filas de aparatos de caza estadounidenses que se encuentran en las pistas.

El ataque contra la base naval se renueva a las 0840. Durante una hora caen las bombas y la metralla riega la cubierta de los acorazados y cruceros. El Arizona, el West Virginia y el California, son hundidos; el Oklahoma encalla y el Nevada es seriamente dañado; otros tres acorazados arden por sus cuatro costados. Un ténder de hidros, tres cruceros y tres destructores escoran lentamente. Un barco-blanco y un plantaminas se hunden. Las instalaciones navales quedan en escombros.

En Oahu hay basados 169 aviones, los nipones destruyen 87 y el resto queda dañado. Los 28 Aichi de bombardeo, vuelven con tres escuadrones con proteción de cazas Mitsubishi tipo O. Hickman Field es su blanco. Cuando se retiran después de 10 minutos de ataque, humo y llamas se elevan del campo. Luego, Nakajimas tipo 97, en dos escuadrones de seis y nueve, terminan con lo poco que queda en pie.

La bandera japonesa ondea en el Pacífico. (Foto: Hemeroteca PL)
Intercepción

La defensa es pobre, han sido tomados por sorpresa y los cazas interceptores destruidos en tierra. Algunos cañones antiaéreos disparan alocadamente. Cuatro aviones P-40 y dos P-36 logran elevarse del campo Wheeler y sostienen veinticinco combates.

El 47 escuadrón de persecución realiza defensa brillante con cinco P-40. Uno de los pilotos derriba cuatro nipones.

A las 0850 cuatro P-36 del 46 de persecución atacan a nueve Mitsubishi tipo 0. A pesar de ser algo anticuados, los P-36 combaten espectacularmente, derriban dos “Ceros” y pierden uno propio.

Del campo Wheeler tratan de despegar tres P-40 a las 0855, cuando cazas enemigos dan una batida a la pista. Uno de los pilotos, Christiansen, muere en su cabina; Whiteman, logra elevarse pero es abatido cuando vuela sobre el final de la pista y Bishop cae al mar después de un infructuoso despegue, herido en una pierna.  El campo Bellows es atacado duramente a las 0900.

Pearl Harbor en la actualidad, se aprecia el USS Arizona Memorial. (Foto: AP)
Víctimas

Dando las 1100, bombarderos B-17 se aproximan a Oahu en medio del ataque; van desarmados y necesitan gasolina pues vuelan desde Estados Unidos. Los nipones caen sobre ellos, uno es abatido y tres dañados.

Pocos han sido los aparatos japoneses derribados. Pero cuando después de dejar en llamas Pearl Harbor regresan a sus portaaviones, encuentran mar picada y veinte aeroplanos caen al agua o se destrozan en la cubierta de las naves al tratar de aterrizar.

Derribados por los cazas o por la artillería estadounidense, han quedado cinco torpederos, nueve cazas, y los más sufridos: los bombarderos de picada, de los que quince faltan al retorno.

Sin embargo, solo en Hickman Field quedan 163 muertos, 43 heridos graves y 336 heridos que claman venganza. De la marina hay 2 mil 86 hombres muertos y 748 heridos. 

Este ataque era el peor recibido por los Estados Unidos durante sesenta años, luego tendría lugar el ataque al World Trade Center y al Pentágono el 11 de septiembre de 2001 donde murieron más de tres mil civiles.