Datos para la historia del Correo en Guatemala

A un costado de la Iglesia de San Francisco en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala existió un edificio que guardaba mucha historia, por haber sido utilizado para un fin muy distinto al de su origen.

A la izquierda la sede de la Tercera Orden de San Francisco como fue construida originalmente. A la derecha luego de la expropiación de la Revolución Liberal fue convertida en Oficina Postal y modificando su fachada. (Foto: Hemeroteca PL)
A la izquierda la sede de la Tercera Orden de San Francisco como fue construida originalmente. A la derecha luego de la expropiación de la Revolución Liberal fue convertida en Oficina Postal y modificando su fachada. (Foto: Hemeroteca PL)

Cuando los espan?oles invadieron Ame?rica, usaron la cruz y la espada para transformar el original sistema de vida de los indios e imponer su propia cultura. Un ejemplo visible fue el correo.

Al comenzar el siglo XVII, (1602) el presidente de la Real Audiencia de Guatemala, don Alanzo Criado de Castilla, nombro? “Correo Mayor de Guatemala y sus Provincias”, a don Manuel de Este?ves.

De Estéves fallecio? 10 an?os despue?s y su vacante, la ocupo? Baltazar Pinto Amberes, nombrado por una Real Provisio?n del 16 de mayo de 1612, por el Conde de la Gomera, don Antonio Peraza, Ayala, Castilla y Rojas.

Inicialmente, el servicio de correo co?mprendio Chiapas, San Salvador, Veracruz y la Costa Sur de Guatemala, apunta el investigador Walter B.L. Bose, miembro del Centro de Estudios Histo?ricos de la Universidad Real de la Plata, Argentina.

Modificaciones realizadas al edificio de Correos luego de su expropiación en 1871. (Foto: Hemeroteca PL)
“La correspondencia que veni?a de Espan?a a Guatemala -dice B.L.Bose- era dirigida por Veracruz, pero en 1615 se dispuso que los naos desembarcaran en Yucatan para que de alli?, los envi?os pasaran al ri?o Lagartos, Valladolid, El Puerto de Bacalai, El Golfo Dulce y finalmente llegaran a Guatemala”.

Otra de las caracteri?sticas iniciales del correo, fue la forma de adquirir el cargo. Originalmente, se obteni?a por merced del rey pero entre 1620-1646 fue por remate pu?blico.

De esa manero lo obtuvo don Pedro Crespo Xuarez, quien pago? 19 mil tostones de a 4 reales. El sen?or Xuarez implemento? nuevas rutas: sin embargo renuncio? y le sucedio? Don Francisco de Lyra y Carca?mo (1646 – 1682), quien fungio? 32 an?os para luego dar paso a don Agusti?n Estrada de Azpeti?a y Sierra (1682 – 1730).

El edificio de Correos aparece adornado seguramente durante el mes de septiembre, presenta leves modificaciones como las bolas que se encontraban en su crestería superior. (Foto: Hemeroteca PL)
Posteriormente y de acuerdo a las Leyes de Indias, se permitio? que dicha plaza fuera vendible y renunciable, o sea, que si el propietario falleci?a, e?sta se remataba en pu?blico. Asi la obtuvo el sen?or Azpetia quien se la compro? en 20 mil pesos a don Pedro Crespo.

En 1704, el Correo Mayor de Me?xico dispuso que la correspondencia para Guatemala se enviara desde Veracruz vi?a Oaxaca, lo cual origino? un pleito que duro? 4 an?os hasta que el rey le dio? la razo?n a Guatemala.

Despue?s de Azpeti?a asumio? el cargo don Pedro Ortiz de Letona (1730-1767), quien establecio? correo a Quetzaltenango, Chiquimula, Verapaz, Solola? y Suchitepe?quez, asi? como dos servicios semanales entre Guatemala y Me?xico, y una nueva tarifa de 2 reales para cartas sencillas enviadas a Comayagua, Tegucigalpa y Costa Rica.

Una fotografía no muy conocida del sitio donde estuvo la Tercera Orden de San Francisco, luego Correos. Circa 1920 antes de la construcción del actual Palacio de Gobernación. Al fondo se aprecia la Iglesia de Santa Clara y a su derecha, San Francisco con daños aún. (Foto: Hemeroteca PL)
Posterioremente, el 27 de febrero de 1767, por orden del rey, el servicio de correo se incorporo? a la corona y tambie?n se establecieron otros correos mari?timos como empresas navieras de Espan?a.

Dichas naves realizaban viajes bimensuales entre los puertos de La Corun?a, La Habana, Puerto Rico y Santo Domingo, de donde la flota despachaba sus fragatas a Cartagena, Porto Bello y Veracruz.

En la u?ltima de dichas fragatas veni?a la correspondencia para Guatemala la cual quedaba en los Puertos de Santo Toma?s o Trujillo de donde se trasladaba por el ri?o Motagua a Guala?n y despue?s vi?a terrestre a Antigua Guatemala.

Por otra parte, la corona espan?ola tambie?n decidio? incorporar a su administracio?n el correo terrestre, nombrando para tal efecto a don Simo?n de Larrazábal como administrador. El creo? postas y varias rentas de correos quincenales con destino a Oaxaca, Chiapas, El Salvador y Omoa.

Cabe mencionar que 5 arios despue?s de estas medidas ocurrio? el terremoto que en 1773 que destruyo? la capital del reino. Por ese motivo, el Capita?n General, don Marti?n de Mayorga y Mendienta, establecio? nuevos correos a Me?xico y Veracruz.

El Templo de San Francisco se mantiene en el mismo sitio de su fundación, no así su anexo que fuera oficina postal cuyo lugar ocupa el parqueo del Palacio de Gobernación. (Foto: Hemeroteca PL)
Durante esa e?poca, las autoridades del reino desarrollaron una campan?a en contra de los ingleses debido a que ellos pretendi?an conquistar Honduras y Nicaragua. Por esa situacio?n, las autoridades colocaron el correo bajo el mando militar del auditor de guerra, don Joaquin de la Plaza.

Al destruirse la ciudad colonial -1773- y asentarse la nueva capital en este valle, el correo se puso bajo el mando de don Miguel Ateaya y Olazaya quien en 1797 organizo? la institucio?n.

Posterioriormente llego? la independencia de Espan?a el 15 de septiembre de 1821, y en vista de las revueltas poli?ticas, don Gabino Gainza, Capita?n General, dispuso cerrar las comunicaciones con Oaxaca y Acapulco.

Para 1851 el correo cobro un nuevo giro con la celebracion de contratos para el transporte de la correspondencia vi?a mari?tima y fluvial, entre los puertos del Caribe y el Paci?fico, y despue?s en 1856 con los pai?ses de ultramar.

De este lapso, el investigador B.L. Bose escribe que para el transporte de la correspondencia, en Guatemala se uso durante 30 an?os las diligencias, transporte que desaparecio? cuando llego? el ferrocarril.

Durante el gobierno de Vicente Cema se introdujo el registro de la ordenanza general de correos y los sellos postales adhesivos (decreto del 31 de mayo de 1866). Asimismo, se establecio? el franqueo previo obligatorio y se mando? a imprimir los sellos en la casa de la moneda de Pari?s, los cuales circularon hasta marzo de 1871.

Sin embargo, aparte de este historial cronolo?gico del correo, vale la pena mencionar las instalaciones en donde funcionaron sus oficinas.

De las iniciales ubicadas en la Antigua Guatemala, no se tiene referencias, pero si? de las que hubo en la Nueva Guatemala de la Asuncio?n.

Asi?, se sabe que antes de la independencia e?stas se ubicaban en el antiguo palacio de los Capitanes Generales. Con la revolucio?n de 1871 y por decisio?n de Justo Rufino Barrios, se designo? una parte del ex convento de San Francisco para la 
Direccio?n General de Correos, local que ocuparon hasta los terremotos de 1917-18.

De este periodo se tiene noticias que los directores de correos fueron don Roderico Toledo (1872-76), don Luis Carrillo (1877-81) y don Miguel Carrillo -1881-.

Durante 1881, Guatemala ingreso? a la Unio?n Postal Universal y ya para las postrimeri?as de siglo, el correo tuvo otro impulso con las innovaciones que le dio don Guillermo Marroquin (1899-1901), quien mando? a imprimir sellos postales en Londres.

Es asi? como este historial nos da? una idea del desenvolvimiento del correo en Guatemala. Cabe mencionar que cuando el terremoto derribo? las antiguas oficinas hubo necesidad de construir otras.

Durante el gobierno de Jorge Ubico, exactamente el 14 de septiembre de 1938 se comienza a construir el actual y artístico edificio que alberga al servicio postal de Guatemala, hoy en el limbo al vencerse el plazo de la concesión a una empresa extranjera. El edificio fue diseñado por Rafael Pérez de León y Enrique Riera e inaugurado el 10 de noviembre de 1940, como parte de los festejos del cumpleaños del dictador Ubico.