De Berlín a Venezuela en un viaje

La Avenida de las Américas conjuga lo que en términos prácticos sería un continente en armonía

Plaza dedicada a Cristóbal Colón. (Foto: Hemeroteca PL)
Plaza dedicada a Cristóbal Colón. (Foto: Hemeroteca PL)

Tres piezas de concreto traídas de Alemania son los elementos más recientes que se han integrado a la Plaza Berlín, al final de la Avenida de las Américas, como un monumento por la libertad.

Una plaqueta informa que las tres piezas son “secciones originales del muro que dividió Alemania del 13 de agosto de 1961 al 3 de octubre de 1990”. La plaza fue diseñada para tener un mirador con la vistas hacia los volcanes y el lago de Amatitlán. La fuente, que idealmente sería cristalina, sirve de marco al mural titulado Berlín dividido.

En honor a las Américas

El nombre de esta avenida, que es una prolongación de La Reforma, trazada a finales del siglo 19, se debe a la formación de la Organización de Estados Americanos, el 30 de abril de 1948.

El área que comprende Las Américas se demarcó de varias fincas a principios de la década de 1950 con la intención de hacer plazas dedicadas a los países del continente.

Según el historiador Miguel Álvarez, la avenida es una obra municipal de la administración de 1950. A partir de entonces, se celebraba cada 14 de abril, el Día de las Américas. En la actualidad, muchos de los países representados en este bulevar celebran su día nacional por medio de sus respectivas embajadas.

Restos del Muro de Berlín presiden la plaza dedicada a la ciudad Alemana. (Foto: Hemeroteca PL)
De Juan Pablo II y los periodistas

El monumento a Juan Pablo II está a un par de cuadras de la Plaza Berlín. La escultura fue hecha por el escultor Rodolfo Galeotti Torres y fundida en los talleres L. Rossi. La efigie fue colocada en lo que fue el altar mayor del Congreso Eucarístico Centroamericano.

Más adelante, la Plaza de los Periodistas recuerda a muchos que han dado su vida en el servicio de informar o en su lucha por decir la verdad.

Monumento dedicado al Papa Juan Pablo II. (Foto: Hemeroteca PL)
De países y personajes

La plaza de Ecuador está dedicada a Eugenio Espejo, médico, literato y político nacido en Quito. La de Uruguay a Gervasio Artigas, libertador de esa nación.

Una de las plazas más recientes es la de Canadá, inaugurada el 28 de junio de 2005. El diseño es un Inukshuk que representa a una figura humana de piedra, de forma abstracta, utilizada como punto de referencia por los Inuit, pueblo del norte de ese país.

Monumento a José Martí, prócer de Cuba. (Foto: Hemeroteca PL)
Perú rinde homenaje a Ramón Castillo, prócer de ese país.

El descubridor de América no podía faltar en este bulevar. Cristóbal Colón tiene una de las plazas más grandes del sector. La escultura se ubicaba en la Plaza Mayor y fue hecha para celebrar los 400 de que el genovés llegó al continente. Después estuvo en el Parque Morazán y más tarde fue trasladada a su ubicación actual.

Un busto de Juan Pablo Duarte, importante intelectual, destaca en la plaza dedicada a la República Dominicana.

Monumento a Bolívar en la Plaza Venezuela. (Foto: Hemeroteca PL)
Rubén Darío está presente por medio de sus poemas en la Plaza Nicaragua, formada por enormes figuras geométricas que antes estaban pintadas de blanco y hoy de amarillo. El triángulo representa el escudo de ese país y la esfera, el mundo. Fue inaugurada el 15 de septiembre de 1995.

A la plaza de El Salvador le robaron el busto de José Matías Delgado.

México hace honor a Benito Juárez con un monumento construido en 1970. La escultura fue hecha por Acenceti, en Roma, en 1891. El conjunto contiene tierra traída de Oaxaca, lugar de nacimiento del ilustre mexicano.
En una transitada rotonda, se encuentra la Plaza Argentina que rinde tributo a José de San Martín. Es una de las mejor conservadas.

Plaza dedicada a Cristóbal Colón. (Foto: Hemeroteca PL)
La plaza Honduras está dedicada a José Cecilio del Valle y la Plaza Colombia al general Francisco de Paula Santander, “El hombre de las Leyes”. Chile rinde homenaje a Antonio José de Irisarri en un monumento, y en otro a Bernardo O’Higgins.

Costa Rica tiene su plaza en la primera rotonda de la avenida y al principio, la escultura de Simón Bolívar, inaugurada el 30 de abril de 1990. La estatua fue traída de Venezuela.

La avenida se convierte los domingos en un paseo peatonal. (Foto: Hemeroteca PL)
Las Américas es un lugar ideal para caminar, para conocer algo más de esta tierra que nos hermana. El domingo se convierte en una transitada arteria de Pasos y Pedales.