2012: duelo por el Cardenal Quezada Toruño

El 5 de junio de 2012 se informaba en la portada de Prensa Libre el deceso de monseñor Rodolfo Quezada Toruño, arzobispo metropolitano y cardenal de la Iglesia Católica, recordado por su labor en pro de la paz en los años del conflicto armado interno.

Titular de Prensa Libre del 5 de junio de 2012. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 5 de junio de 2012. (Foto: Hemeroteca PL)

Luego de tres di?as de haber permanecido hospitalizado, el cardenal Rodolfo Quezada Torun?o fallecio? el día anterior, a los 80 an?os de edad, y 56 de haber ejercido el sacerdocio. 


La noticia del deceso, conocida minutos despue?s de las 6.50 horas del día 4 de junio, consterno? a los guatemaltecos. Algunas personas y religiosos se presentaron a la capilla del sanatorio Hermano Pedro, zona 11, donde permaneci?a el cuerpo, cubierto con una manta blanca.

Distintas personalidades comparti?an su pesar por la desaparicio?n fi?sica del llamado Obispo de la Paz, dado el papel protago?nico que desarrollo? en el inicio? de las conversaciones entre el Gobierno y la guerrilla, que llevaron a la firma de la paz en 1996.

El Cardenal es recordado por su participación en el proceso de paz y por su carisma con sus feligreses. (Foto: Hemeroteca PL)

El religioso ingreso? en el sanatorio la noche del viernes anterior, con dolores abdominales. Se le detecto? una infeccio?n generalizada, por lo que el domingo fue operado. Segu?n el me?dico Jorge Bonilla, director administrativo del sanatorio, en la cirugi?a se detecto? una perforacio?n intestinal que genero? la infeccio?n, y posteriormente la muerte.

Pacificador

Quezada Torun?o es recordado como el Obispo de la Paz porque participo? desde 1990 en diversas actividades que buscaban poner fin al conflicto armado entre el Eje?rcito y la guerrilla, la cual genero? 36 an?os de muerte y destruccio?n.

El cardenal nacio? el 8 de marzo de 1932. En 1956, los 24 an?os fue ordenado sacerdote. El 19 de julio del 2001 se le nombro? arzobispo, mientras que el 21 de octubre del 2003 fue ordenado cardenal.

El 21 de octubre de 2003, monseñor Quezada Toruño recibió el cardenalato de manos del papa Juan Pablo II en la Ciudad del Vaticano. (Foto: Hemeroteca PL)

Entre sus mayores reconocimientos figura su participacio?n en el co?nclave donde Benedicto XVI fue electo papa. Adema?s, ocupo? el cargo de asesor de la Juvetud Estudiantil Cato?lica y de la Accio?n Cato?lica Universitaria, y fue rector del Seminario Conciliar de Santiago y del Seminario Nacional Mayor de la Asuncio?n.

Su familia pidio? pu?blicamente no manifestar sus condolencias con la publicacio?n de esquelas, sino ofrecer un donativo al Hospital Infantil Juan Pablo II, el cual, durante su gestio?n arzobispal, recibio? su “cuidado pastoral”.

Honras fúnebres

Esa misma tarde, el cuerpo de monsen?or Quezada Torun?o fue trasladado de Funerales Reforma a la Catedral, donde ejercio? el arzobispado hasta que el Papa acepto? su renuncia en el 2010, al cumplir 75 an?os de edad.

Desde las 18 horas, distintas personalidades, entre ellas el presidente Otto Pe?rez Molina y cientos de feligreses, acudieron a la Catedral para despedirse del prelado.

A esa hora se oficio? la primera eucaristi?a en la Catedral, a cargo del vicario general de la Arquidio?cesis de Guatemala, Rodolfo Mendoza, en ausencia del arzobispo metropolitano O?scar Vian, quien se encontraba en Italia, en el Encuentro Mundial de las Familias.

Tumba de monseñor Quezada en la capilla de Santiago Apóstol  en el interior de Catedral Metropolitana. (Foto: Hemeroteca PL)

El gobernante declaro? tres di?as de duelo y se ordeno? que la bandera ondee a media hasta en memoria del prelado; adema?s ofrecio? sus condolencias a los familiares y amigos de monsen?or, asi? como a la feligresi?a.

El prelado fue velado con las insignias episcopales: el palio arzobispal, el pectoral, el solideo y sus vestimentas sacerdotales del u?ltimo cardenal guatemalteco.

Influencia en la política

El 19 de junio del 2001, cuando monsen?or Rodolfo Quezada Torun?o fue elegido como decimoctavo Arzobispo de Guatemala, ya era conocido por su trabajo en el proceso de paz y a favor de los pobres, pero capto? la atencio?n de los sectores de la sociedad civil y los medios de comunicacio?n por sus fuertes cri?ticas.

Quezada Torun?o presidio? entre 1987 y 1993 la Comisio?n Nacional de Reconciliacio?n, instancia que permitio? sentar las bases para las negociaciones de paz entre el Gobierno y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca.

A pesar de mu?ltiples cri?ticas a su labor mediadora, que lo sen?alaban de estar a favor del oficialismo y de los insurgentes, se mantuvo al frente de la misio?n.

Quezada se reunió en 1991 con los comandantes de la URNG, Rodrigo Asturias y Ricardo Morán. (Foto: Hemeroteca PL)

En los ma?s de nueve an?os, durante sus homili?as dominicales y en declaraciones posteriores a las misas, primero como arzobispo y a partir del 21 de octubre de 2003 como cardenal, opinaba sobre todo tipo de temas, econo?micos, poli?ticos, ambientales, contra la mineri?a y demadaba seguridad.

De manera reiterada criticaba la violencia, la corrupcio?n y la pobreza. Tambie?n resaltaba los errores de los gobernantes y sus funcionarios, lo que lo llevo? a endurecer posturas con algunos asuntos con los presidentes O?scar Berger y A?lvaro Colom.

A finales del 2009 critico? y acciono? contra la Ley de Acceso Universal y Equitativo de Servicios de Planificacio?n Familiar y su integracio?n en el Programa Nacional de Salud Reproductiva, que ordenaba que estudiantes desde cuarto grado de primaria
recibieran educacio?n sobre sexualidad y reproduccio?n.

Quezada Toruño encabeza una marcha nacional contra la violencia en agosto de 2004. (Foto: Hemeroteca PL)

Por varios an?os fue parte del Grupo Garante del Acuerdo Nacional para el Avance de Seguridad y Justicia, conocido como G-4, junto a la Alianza Evange?lica, la Procuraduri?a de los Derechos Humanos y la Universidad de San Carlos. Monsen?or Quezada critico? en agosto del 2010 que de 101 puntos acordados, solo se habi?an cumplido 12 en ma?s de an?o y medio.

El prelado fue velado durante tres días en la Catedral Metropolitana donde miles de feligreses acudieron a despedirlo. Fue sepultado en la capilla de Santiago Apóstol del templo mayor capitalino.

Monseñor Quezada Toruño fue el 18o. arzobispo de Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)

Vida de servicio

Monseñor Quezada Toruño se dedicó desde muy joven a actividades de la Iglesia, hasta llegar a participar en la elección de un papa.

  • 8-3-1932  Nace el obispo de la paz en la capital. Sus padres fueron René Quezada Alejos y Clemencia Toruño Lizarralde. Fue bautizado como Rodolfo Ignacio de Jesús. Su niñez la vivió en las proximidades del Hipódromo del Norte, zona 2.
  • 21-9-1956  Comienza su vida de entrega al catolicismo. Luego de haber estudiado en el Colegio de San José de los Infantes, Quezada Toruño ingresó en el seminario. Fue vicario parroquial de El Sagrario y rector de Beatas de Belén, entre otros ministerios.
  • 1972  Emigra de su tierra natal hacia Zacapa. Fue rector del Seminario Mayor de la Asunción y elegido obispo auxiliar de Zacapa, y luego, obispo coadjutor de esa diócesis. En 1980 fue obispo residencial y prelado de Esquipulas.
  • 1987  Participación contra el conflicto interno. Uno de sus papeles más recordados será el que ejerció entre 1987 y 1993, cuando presidió la Comisión Nacional de Reconciliación y la Conferencia Episcopal, de 1988 a 1992, al comenzar las conversaciones de paz.
  • 1990  Electo conciliador oficial de la paz. Se le nombró Conciliador Oficial del Proceso de Paz. En el 2001 fue electo decimoctavo arzobispo de Guatemala, y dos años después recibió el capelo cardenalicio de manos del papa Juan Pablo II.
  • 1990  Recibe galardones por su actividad pacificadora. En reconocimiento a su labor en la búsqueda de la paz, recibió los premios de Derechos Humanos, en Chicago; el de la Cámara Guatemalteca de Periodismo; el Constructores de la Democracia, y se le declaró Conciliador Vitalicio, por acuerdo gubernativo.
  • 2-10-2010  Renuncia como arzobispo ante el Vaticano. Presentó su dimisión al gobierno pastoral ante el papa Benedicto XVI, quien aceptó su renuncia.