1991: quiebra Pan Am, popular aerolínea

El 4 de diciembre de 1991, la emblemática aerolínea Pan American, más conocida como Pan Am, anunció el cierre de sus operaciones, incluyendo las de Guatemala.

Los aviones con el logotipo azul y la marca pan Am se constituyeron en todo un símbolo de la aviación moderna en el mundo. (Foto: Hemeroteca PL)
Los aviones con el logotipo azul y la marca pan Am se constituyeron en todo un símbolo de la aviación moderna en el mundo. (Foto: Hemeroteca PL)

La Pan Am fue fundada por Juan T. Trippe en 1927 y su primer vuelo lo hizo en octubre de ese mismo año entre las ciudades de Cayo Hueso, Florida, Estados Unidos y La Habana, Cuba.


Tiempo después Trippe contrató a Charles Lindbergh, famoso aviador norteamericano que realizó el primer vuelo trasatlántico para  recorrer un vuelo por Centroamérica y el Caribe y estudiar la posibilidades de abrir los vuelos en la región.

Trajín

Antes de la llegada de los vuelos internacionales al país los guatemaltecos, para poder viajar a Estados Unidos, demandaban por lo menos ocho días, ya que la vía marítima era lenta.

Primero debían viajar por tren a Puerto Barrios y allí tomar el barco, propiedad de la United Fruit Company. Para viajar a California se demoraban unas dos semanas, tomando el tren a San José o Champerico, y así poder abordar las naves de la Grace Line, que efectuaba múltiples escalas.

El primer avión de Pan Am que aterrizó en Guatemala fue un monomotor Fairchild FC-2 con capacidad para cuatro pasajeros, en 1929.  (Foto: Hemeroteca PL)
Nueva era

Es hasta el 2 de septiembre de 1929 cuando un pequeño avión monomotor Fairchild FC-2 propiedad de la Pan Am aterrizó en el campo de La Aurora, en ese entonces un rústico aeródromo.

Guatemala se convertía en uno de los primeros países en tener un servicio aéreo comercial hacia Estados Unidos.
A finales de 1929 el gobierno, presidido por el general Lázaro Chacón expedía la licencia a la Pan Am para iniciar operaciones en el país.

Poco a poco la compañía se hizo paso en la historia aérea nacional, muestra de ello fue el crecimiento del servicio trayendo aviones cada vez más modernos. Con los primeros aviones que tenían capacidad para 4 pasajeros , fueron subiendo a 6, luego a 10 y hasta 44 con el veloz bimotor Convair 240 en 1948.

Con la ampliación del aeropuerto, Pan Am trajo el primer jet comercial a Guatemala el 12 de diciembre de 1960, según el registro histórico de la compañía.

Los últimos aviones que operaron fueron los Airbus A3300B con capacidad para 254 pasajeros. Los aviones con el logotipo de Pan Am surcando el cielo del país  constituyó todo un símbolo de modernidad en su época.

Titular del 5 de diciembre de 1991 informando sobre el quiebre de la aerolínea Pan Am. (Foto: Hemeroteca PL)
Declive

En 1991, Pan Am sufrió una crisis económica, atribuida a la guerra del Golfo y el aumento de precio del petróleo, obligándola a negociar con la aerolínea Delta y cediendo el 45 por ciento de sus acciones a cambio de un financiamiento de 400 millones de dólares.

A pesar de la negociación, Delta se retiró del trato y el 4 de diciembre de 1991, Pan Am anunció la suspensión de sus operaciones a nivel mundial concluyendo así la historia de una empresa histórica.

La compañía se acogió a la Ley de Quiebras para poder cumplir con todos sus compromisos pendientes.

Las operaciones en Guatemala siguieron las directrices de la casa matriz y cerró también sus operaciones. Pan Am empleaba en ese momento a 85 guatemaltecos.

Departamento de Reservaciones y Boletos de Pan Am en 1989. (Foto: Hemeroteca PL)
Trabajadores desamparados

La empresa fue intervenida por el Ministerio Público días después de la suspensión de actividades comerciales para asegurar los intereses de los empleados. La empresa aseguraba que cumpliría con las obligaciones para con sus trabajadores. Sin embargo el 18 de febrero de 1992 los empleados ocuparon las oficinas de Pan Am al conocer que United Airlines se instalaría ahí. 

En marzo de 1992 el ministerio de Trabajo logró un arreglo para que se anticipara el pago de Q2 millones como anticipo a la liquidación mientras se hacía el reclamo en las cortes de Estados Unidos. Tras un largo proceso judicial en Guatemala, un tribunal Contencioso Administrativo ordenó al Estado a pagar la liquidación de los trabajadores por Q12 millones 55 mil en 2008.

En el 2015 se ordenó al Ministerio de Finanzas hacer el desembolso, el cual sigue acumulando intereses de entre Q400 y Q500 por cada día de atraso. A la fecha, los damnificados no han recibido sus prestaciones.