“Abominable”: hombre mata a su hijo de 5 años por comerse un postre y es condenado a veinte años de prisión

Al principio, dijo que su pequeño hijo se había caído por las escaleras mientras jugaba con su hermano; finalmente confesó y recientemente fue condenado.

Publicado el
Travis Stackhouse fue condenado a pasar 20 años de prisión el 29 de junio último. (Foto/Twitter @@noticias4vision).
Travis Stackhouse fue condenado a pasar 20 años de prisión el 29 de junio último. (Foto/Twitter @@noticias4vision).

La cruel historia volvió a acaparar los titulares de prensa, tras la condena del responsable de la muerte de su pequeño hijo. El crimen ocurrió en junio del 2019 cuando Stackhouse golpeó a su hijo en el estómago y le dio puñetazos en la cara porque se comió su pastel de queso del día del padre.

El hombre fue condenado  a 20 años de prisión en Milwaukee, Wisconsin, EE. UU., el martes 29 de junio. El juez del caso, David Borowski, añadió a la sentencia de Stackhouse ocho años adicionales de supervisión.

Inicialmente los fiscales habían solicitado 21 años de cárcel, pero el juez tuvo en cuenta que el acusado confesó su crimen y se declaró culpable por homicidio imprudente en segundo grado, descuido de un niño, abuso infantil y causar daño intencionalmente, publicó la cadena Fox 6 Milwaukee.

Los hechos

El caso conmocionó en EE. UU., especialmente cuando se dieron a conocer los detalles del crimen durante el proceso legal que el hombre afrontó. Se documentó que fue en junio del 2019, cuando Stackhouse le propinó puñetazos en el estómago y en la cara a su hijo, enfurecido al ver que se estaba comiendo el último trozo de su pastel de queso. La madre del menor notó que algo estaba mal con el pequeño y llamó al servicio de emergencias, pero los paramédicos ya no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

En sus primeras declaraciones a la policía, Stackhouse afirmó que su hijo se había caído por las escaleras mientras jugaba con uno de sus hermanos y que más tarde vomitó y se quejó de que le dolía el estómago. Sin embargo, los investigadores determinaron que las lesiones del pequeño no eran consistentes con esta versión y concluyeron que había fallecido de una herida contundente al abdomen: sufrió un desgarro abdominal, tenía los riñones dañados y otros órganos rotos.

Finalmente, el hombre confesó todo. El juez Borowski calificó el comportamiento del condenado de “abominable”, mientras que la parte acusadora expresó su preocupación por la seguridad de los otros cuatro hijos de Stackhouse.