Crónica de cómo murió Abu Bakr al Bagdadi líder de EI, “fue como una película”, afirmó Donald Trump

Comenzó con ocho helicópteros volando a baja altura en la oscuridad a través de territorio hostil. Terminó dos horas después con uno de los hombres más buscados del mundo acorralado por soldados estadounidenses, quien luego se inmoló.

Una foto de folleto puesta a disposición por Maxar el 27 de octubre de 2019 muestra una imagen de satélite tomada el 28 de septiembre de 2019 de la residencia reportada del ex líder del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi en el noroeste de Siria. (Foto Prensa Libre: EFE)
Una foto de folleto puesta a disposición por Maxar el 27 de octubre de 2019 muestra una imagen de satélite tomada el 28 de septiembre de 2019 de la residencia reportada del ex líder del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi en el noroeste de Siria. (Foto Prensa Libre: EFE)

Y a miles de kilómetros de distancia, en la Sala de Crisis de la Casa Blanca, el presidente estadounidense Donald Trump contó que fue testigo del final del líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, a través de un video que miró sin salir de su asombro.

“Como si estuvieras viendo una película”, describió.

En un intercambio de preguntas y respuestas con periodistas este domingo después de anunciar la redada y su resultado, Trump dijo que Bagdadi había estado “bajo vigilancia durante un par de semanas”.

Tan pronto como llegó la confirmación de su ubicación, la incursión de las fuerzas especiales se puso en marcha el sábado.

Participó “un gran grupo”, con “ocho helicópteros, y teníamos muchos otros barcos y aviones”, aseguró Trump.

Primero, tuvieron que cruzar territorio hostil desde un lugar aún no revelado hacia el noroeste de Siria, volando por aproximadamente una hora y 10 minutos.

“Volamos muy, muy bajo y muy, muy rápido. Pero fue una gran parte de una muy peligrosa misión. Entrar y salir”, dijo Trump.

“Había una posibilidad de encontrarnos bajo un fuego increíble”, dijo.

Y cuando aterrizaron en el objetivo, “se desató el infierno”, describió.

“Solo queda una persona”

“Una gran tripulación de brillantes combatientes salió corriendo de esos helicópteros e hizo boquetes en el costado del edificio” para evitar trampas explosivas en cualquier puerta, dijo.

Eso fue “algo muy increíble de ver”, dijo sobre su experiencia en la Sala de Crisis, donde se le unieron el vicepresidente Mike Pence y altos oficiales militares y de seguridad nacional. “Lo vimos tan claramente”.

“Fueron recibidos con mucho fuego”, dijo.

Un “gran número” de partidarios de Bagdadi murieron con el fuego de respuesta, dijo Trump, aunque no cayeron efectivos estadounidenses.

Los comandantes iban transmitiendo su avance paso a paso: once niños fueron sacados vivos, dijeron. Estaban tomando prisioneros. Las esposas de Bagdadi estaban muertas.

Y luego llegó la llamada que todos estaban esperando.

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, anunció que las fuerzas especiales de los Estados Unidos han asesinado al líder del ISIS Abu Bakr Al Baghdadi. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Señor, solo queda una persona en el edificio. Estamos seguros que está en el túnel tratando de escapar pero es un túnel sin salida”, relató Trump.

Se trataba de Bagdadi.

Sabiendo de antemano que habría túneles y que el fugitivo probablemente llevaba un chaleco suicida, las fuerzas estadounidenses habían llevado un robot. Pero nunca se utilizó.

“Nos movíamos muy rápido”, dijo Trump. “Ellos lo estaban persiguiendo”.

Bagdadi había llevado a tres de sus niños con él dentro del túnel, dijo Trump. Sin embargo, su presencia no iban a detener lo inevitable.

“Fue brutal”, dijo Trump.

Las tropas estadounidenses enviaron perros al túnel y el líder del Estado Islámico “se hizo explotar”.

“Llegó al final del túnel mientras nuestros perros lo perseguían. Encendió su chaleco, matándose a sí mismo y a los tres niños”, dijo Trump.

“No murió como un héroe, murió como un cobarde, llorando, gimiendo y gritando y llevándose a tres niños con él para morir. Muerte segura. Y sabía que el túnel no tenía salida”, dijo Trump.

Los soldados estadounidense tomaron muestras del cuerpo mutilado del líder para hacer la identificación del ADN antes de irse.

Trump dijo que las tropas estuvieron en el complejo durante aproximadamente dos horas.

“No perdimos a nadie, piensen en eso”, dijo.

No obstante, hubo una baja en el lado estadounidense: “Nuestro perro resultó herido”, dijo.

Contenido relacionado:

 

> Las armas nucleares que Erdogan “secuestró” para frenar a Trump

> Pompeo confirma que participó en la llamada entre Trump y Zelenski

> Joven que viajó a Guatemala es detenido por amenaza terrorista