Alumno acosa a su exmaestra por años, la asesina en plena calle y luego se suicida

Organizaciones sociales de Argentina exigen al Estado que cumpla su función de proteger a las mujeres que están expuestas a la violencia machista.

Publicado el
La escena del crimen la noche del 30 de octubre. (Foto Prensa Libre: lacapital.com.ar)
La escena del crimen la noche del 30 de octubre. (Foto Prensa Libre: lacapital.com.ar)

Paola Estefanía Tacacho se dirigió al gimnasio la noche del 30 de octubre en el barrio Norte, San Miguel Tucumán, al noroeste de Argentina para realizar su rutina habitual de ejercicio. Tacacho, una profesora de inglés de 32 años, no volvió a casa. A eso de las 21:30 horas, un hombre se interpuso en su camino, sacó un cuchillo y la asesinó.

La víctima, que se dirigía a su hogar, no pudo escapar. El hombre que la violentó no era desconocido. Mauricio Parada Parejas fue su exalumno en clases de inglés y desde hace algunos años había emprendido un acoso sistemático contra la joven.

“La relación de ellos siempre fue profesional. De alumno a maestro. Ella siempre se lo dejó en claro. Pero él se obsesionó. La hostigó, la persiguió. Le hizo grooming, la esperaba a la salida del trabajo, del gimnasio. Cada vez se fue tornando más violento y amenazante. De hecho ella tuvo que cancelar sus perfiles en las redes sociales. No la dejaba en paz”, dijo Daniela Tacacho al medio Infobae, sobre la forma en cómo su hermana era hostigada.

Cecilia López, una docente colega de Tacacho, también contó la forma en que la víctima fue acosada los últimos años. “Parada Parejas inventaba cuentas fake con agresiones, pero se ensañó particularmente con Pao. (…) La amenazaba de muerte abiertamente, le decía que le quedaba poco tiempo”, dijo en declaraciones al medio La Gaceta.

Paola interpuso denuncia ante la justicia, pero el Estado no le brindó la protección que requería ante la forma en que su exalumno la violentaba constantemente, contó su hermana.

Suicidio

El responsable del femicidio no podrá ser llevado ante los tribunales. Luego de cometer el crimen, un grupo de personas lo cercó para que no pudiera huir. Tras verse acorralado, se clavó un cuchillo en el pecho, el mismo con que asesinó a Tacacho, según relataron medios locales.

Este femicidio se suma a los 14 que se reportaban a inicios de octubre en Tucumán, según el sitio Primera Fuente, que agrega que esta es la segunda provincia del país con la mayor tasa de femicidios, que es de 1,4 por cada 100 mil mujeres.

Los crímenes ocurren en un contexto donde organizaciones sociales señalan a actores gubernamentales por su incapacidad de frenar esta escalada de violencia, que se ha visto agravada por las medidas de confinamiento que obligó el coronavirus.

Archivado en:

Femicidio