“Aquel niño iba a morir”: La historia del padre que se hizo pasar por traficante de órganos para rescatar a un menor

El sacerdote se hizo pasar por un traficantes de órganos con tal de salvarle la vida a un niño; hoy está nominado al Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

El padre Ignacio Doñoro fundó el Hogar Nazaret.  Su misión es restituir los derechos que han sido vulnerados  a la niñez en condiciones de pobreza. (Foto Prensa Libre: Facebook Hogar Nazaret)
El padre Ignacio Doñoro fundó el Hogar Nazaret. Su misión es restituir los derechos que han sido vulnerados a la niñez en condiciones de pobreza. (Foto Prensa Libre: Facebook Hogar Nazaret)

El capellán Ignacio María Doñoro ha ha emprendido una incansable batalla porque se respete la dignidad y los derechos humanos de la niñez. Las experiencias vividas en este trayecto son diversas, aunque probablemente ninguna lo ha marcado tanto como el día que conoció a Manuel, un adolescente salvadoreño de 14 años, que fue vendido a traficantes de órganos por 25 dólares.

 

 

Doñoro, de 57 años y originario de Bilbao, España, estaba convencido que una cifra tan ínfima no podía valer la vida de un niño que padecía una parálisis parcial de su cuerpo. A Manuel su familia, que residía en Pachimalco, El Salvador, había decidido venderlo para poder costear la alimentación de otras cuatro hijas.

“Algo que aprendes con el tiempo es que no puedes juzgarlos: aquel niño iba a morir y lo vendían fruto de la desesperación”, dijo Doñoro, en una terraza del centro de Madrid al diario El País.

Doñoro se conmovió y decidió hacerse pasar por un traficante de órganos. Pagó el precio que pedían por Manuel, lo subió a una camioneta y se lo llevó. Luego de un proceso de rehabilitación, el adolescente se recuperó.

Años después, el capellán militar que ha sido destacado en misiones de paz en Bosnia, Kosovo y El Salvador, recibió una carta del joven en la que agradecía su rescate. “Me has cambiado la vida”, le decía.

El compromiso que el capellán ha mostrado con la niñez más vulnerable hicieron que este año fuera nominado al Premio Princesa de Asturias de la Concordia, destinado quienes defienden los derechos humanos, fomentan la paz, la libertad, la solidaridad y luchan por el progreso de la humanidad. El fallo se dicta el 30 de junio.

Doñoro es fundador del Hogar Nazaret, que se instaló primeramente en Puerto Maldonado, Perú y luego se movilizó a Bellavista y Carhuapoma. Ahí cuidan y facilitan el acceso a la salud de cada niño que se encuentra en situación de exclusión y pobreza, cuenta el religioso.