Atentado terrorista en iglesia católica de Niza, Francia deja tres muertos y autoridades elevan al máximo el nivel de seguridad

El Gobierno francés elevó este jueves el nivel de alerta terrorista en todo el país tras el atentado que costó la vida a tres personas en una iglesia católica de Niza, en el sur de Francia, anunció el primer ministro, Jean Castex.

Oficiales de policía montan guardia en la escena en donde un hombre mató a tres personas en la Iglesia Notre Dame en Niza, Francia. (Foto Prensa Libre: EFE)
Oficiales de policía montan guardia en la escena en donde un hombre mató a tres personas en la Iglesia Notre Dame en Niza, Francia. (Foto Prensa Libre: EFE)

Un hombre mató a dos personas dentro de la Basílica de Nuestra Señora, en el centro de la ciudad, y a otra persona fuera del templo, antes de ser herido y detenido por agentes de la policía municipal.

El presunto autor gritaba de forma repetida “Alá es grande”, según declaró a la prensa el alcalde de Niza, Christian Estrosi, quien indicó que una de las víctimas podría haber sido decapitada. Las autoridades aún no han divulgado información sobre el detenido.

El Gobierno reunió inmediatamente un gabinete de crisis y elevó el nivel de alerta terrorista en todo el país a “urgencia atentado”, el máximo de la escala, previsto para momentos de riesgo de amenaza terrorista “inminente” o después de que se produzca un ataque.

 

El presidente francés, Emmanuel Macron, viajó a Niza y está previsto que pronuncie esta tarde unas palabras a la puerta de la iglesia. La Fiscalía Terrorista se ha hecho cargo del caso.

El primer ministro, Jean Castex, consideró “innoble, bárbaro y abyecto” el atentado y prometió una respuesta “firme, implacable e inmediata”, según dijo ante la Asamblea Nacional, donde estaba defendiendo la decisión del Gobierno de imponer un nuevo confinamiento nacional contra la pandemia.

El atentado tuvo lugar a las 9.00 horas en la basílica de Nuestra Señora de la Asunción, en pleno centro de Niza, cuando un individuo penetró en el templo y atacó con arma blanca a dos mujeres y al sacristán.

Especialistas forenses inspeccionan la escena en la iglesia de Niza donde ocurrió el ataque terrorista. (Foto Prensa Libre: EFE)

Según algunos medios, trató de degollarlos, el mismo método que utilizó hace dos semanas otro individuo para asesinar al profesor Samuel Paty en Conflans-Sainte-Honorine, a las afueras de París, que había mostrado caricaturas de Mahoma a sus alumnos.

La policía acordonó la zona de forma inmediata y los artificieros se trasladaron al lugar de los hechos, en el que se escucharon varias detonaciones que la Prefectura atribuyó a sus operaciones.

El atentado fue condenado de forma unánime por todo el país, incluyendo el Consejo Francés del Culto Musulmán, cuyo presidente, Mohammed Moussaoui, manifestó su solidaridad con las víctimas de “este acto abyecto” y con la comunidad católica.

La Conferencia Episcopal de Francia pidió que todas las iglesias del país hagan sonar sus campanas hoy a las 15.00 horas en señal de homenaje a las víctimas.

Además, un hombre que este jueves por la mañana amenazaba con un arma en la calle a los transeúntes en la ciudad francesa de Aviñón, en el sureste del país, fue abatido por la policía, aunque por ahora no se ha confirmado si tenía motivaciones terroristas.

Fuentes policiales citadas por “La Provence” indicaron que el hombre, que llevaba una pistola, ha muerto y no hay heridos.

El ataque de hoy es el tercero de este tipo que sufre Francia en poco más de un mes, después de que el 25 de septiembre un hombre hiriera gravemente a dos personas junto a la antigua sede del semanario satírico Charlie Hebdo, y de que el 16 de octubre otro decapitara a un profesor de secundaria que había mostrado caricaturas de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión.

Todos los ataques fueron cometidos con arma blanca y por hombres que actuaban en solitario.

Ante la Asamblea Nacional, Castex consideró “innoble, bárbaro y abyecto” el atentado y prometió una respuesta “firme, implacable e inmediata”.

El primer ministro anunció la convocatoria de un Consejo de Defensa extraordinario para mañana, viernes.

Personas se lamentan luego del atentado en la iglesia Nuestra Señora de la Asunción en Niza, Francia, en el que murieron tres personas. (Foto Prensa Libre: EFE)

Alerta máxima antiterrorista

Castex indicó que Francia sitúa su nivel de vigilancia terrorista en el nivel “urgencia atentado”, el máximo de la escala, previsto para momentos de riesgo de amenaza terrorista “inminente” o después de que se produzca un ataque.

En ese nivel, que tiene que ser limitado en el tiempo, se permiten medidas excepcionales de alerta a la población.

Hasta ahora, Francia se encontraba en nivel de “riesgo de atentado”, el segundo más elevado, que no tiene limitación en el tiempo y que permite reforzar la seguridad en lugares sensibles.

El primer ministro, que defendía ante los diputados el confinamiento de la población para frenar la pandemia de coronavirus, abandonó la sesión durante varias horas, antes de regresar para seguir con el debate.

Castex rindió homenaje a las fuerzas del orden, en particular a la policía municipal de Niza, que fue la primera en llegar a la iglesia y redujo al autor de los hechos.

Este se encuentra herido y hospitalizado y, según el alcalde de Niza, Christian Estrosi, gritó en varias ocasiones “Alá es grande”.

La Fiscalía Antiterrorista ha abierto una investigación, mientras que el presidente, Emmanuel Macron, se dirige a Niza.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron visita la escena donde ocurrio el ataque en la iglesia de Niza. (Foto Prensa Libre: EFE)